viernes, marzo 31, 2006

EMBUSTERIAS DE VAN GOGH

VINCENT VAN GOGH
30 de marzo de 1853 / 29 de julio de 1890

y la luna girasolada
se arremolinó
en la noche
hasta hacerse
pasto de luz
sobre las colinas
Leer mas!

viernes, marzo 17, 2006

DE LAS PALABRAS - JOAN MANUEL SERRAT - MI CASA ESTÁ DONDE ESTÁN MIS HIJOS





















Hace algún tiempo, en una entrevista concedida por el cantautor Joan Manuel Serrat, ante una pregunta sobre nacionalidades, pertenencias y ubicaciones geográficas, respondió con honda sencillez: mi casa está donde están mis hijos. Esa frase, simple, directa, breve es sin embargo síntesis de todo un pensamiento y una acción que nos devuelve a un perdido concepto de humanidad, que nada sabe de fronteras, de límites, de cercas, sino que echa a andar al hombre sobre la tierra, como si toda ella fuera su residencia, como en efecto lo es.

Y con el solo equipaje que realmente nos justifica: los hijos. Y es como soñar un planeta esparcido de hijos y de padres, dispuestos a dejar en cada sitio, su capacidad para crear, para hacer, para convivir, para compartir. Porque en ese solar inmenso que es la vida, caben todos los panes que el trigo o el maíz puedan amasar.

Joan Manuel decidió entregar su canto que, como él mismo afirma, es parte del canto de todos, para que en los corceles del viento alcance todos los confines y se nutra, extienda y continúe en la voz de cada hombre que la quiera hacer suya para convertirla de nuevo en papagayo y volantín.

Allí se junta el poeta y el cantor, que no son otra cosa, en tiempos de cercas. que la representación del individuo, cercado y represado, que aún no adquiere la posibilidad de entonar su propia garganta para que esa canción de la tierra, tenga todas las tonalidades, las variaciones infinitas que cada uno, en cada sitio, en cada corazón, sustrae a la flor, a la nube, al árbol, al agua y al universo, para devolverlo humanizado, como santo y seña de lo que somos.

Sabemos que aún no estamos en esos tiempos. Pero tal vez la cancion de Joan Manuel, los versos de Machado, la lágrima de León Felipe, la pena honda de Miguel Hernández y la alegría contenida en la pupila de cada hijo, que quiere la tierra entera por casa, lo logren alguna vez.

Con esa memoria y en homenaje a esa frase, reproducimos aquí el discurso del poeta Joan Manuel Serrat al obtener el doctorado honoris causa que le otorgara la Universidad Complutense de Madrid, el 15 de marzo del 2006.

Y no porque nos importen los títulos que se otorgan, sino que los se siembran en la vida para dejar la huella de una humanidad que debemos construir, hasta que cada hombre, en cualquier parte, pueda al fin recobrar el traje de humanidad que le fue arrebatado desde tiempos inmemoriales y que le corresponde por derecho y condición. Entonces, en esa sociedad de hermanos, la canción volverá a ser anónima y colectiva, y alcanzará su trascendencia mayor.

Antes que nada, quiero agradecer esta distinción con la que me honran.

Aunque mi amigo Rafael Azcona sostiene la teoría de que los premios han de ser secretos y fuertemente dotados, este es distinto y especialmente agradable, porque es uno de los que podré presumir ante mis hijas y mis paisanos: ya saben que a los catalanes no hay cosa que nos guste más que ganar en Madrid.

Además, debo confesarles que me gustan las razones que se argumentan para concederme hoy este honor. Se desprende de ellas que les caigo bien y que ha sido un amigo el que ha montado este festejo.

Según palabras de otro buen amigo, José Luis García Sánchez, se ponen ustedes tan estupendos en los méritos considerados, que la distinción, según él, casi sabe a poco; y añade que, de ser verdaderos tales méritos, me debían, además, hacer duque de Pueblo Seco y regalarme una vajilla de doce servicios. Incluso concluye que ustedes no encontrarían descabellado que, en un ataque de vanidad, le hiciese una OPA a Joaquín Sabina.

Probablemente, las virtudes que se me atribuyen son algo exageradas. Pero digo yo que no habré sido un arbusto tan torcido cuando me han dado el birrete.Quizá la forma más coherente de agradecer este honor fuera el componer para ustedes una copla del tipo ‘Birrete, ay, mi birrete...", de rima agradecida, aunque un poco fuera de lugar.

Bromas aparte, ahora espero que entiendan y respeten mi derecho a defenderme de tanto halago.

Yo aprendí el oficio de hacer canciones y cantar de otros que antes lo aprendieron de otros, y me hace feliz pensar que tal vez con mi trabajo he podido ayudar al aprendizaje de los que siguen.Si he contribuido poética y musicalmente a dignificar la canción, me parece fantástico que ustedes, contemporáneos míos, me lo hagan saber y me siento muy halagado de que me lo agradezcan.

Leer mas!

lunes, marzo 13, 2006

UN REQUIEM DE HEBRAS



Un dedal de suspiros
recorrió en andante
las cuerdas tensadas
de un piano dúlcimo
para bordarle a las horas
un réquiem de hebras
atesoradas en nidales
de mágicos azulejos


mery sananes
13 de marzo del 2006



Leer mas!

sábado, marzo 11, 2006

EMBUSTERIAS DE PIO TAMAYO


todavía el recuerdo de
embusterías sobre la actuación
de un titiritero de nombre pío
que se empeñó en inventar los
colores que el aroma convirtió
en copitos de alfeñiques y panelitas
de fuego y amor


A los 107 años del nacimiento de sus embusterías

04 de marzo de 1898- 05 de octubre del 1935

Leer mas!

DOMINGO DE EMBUSTERIAS



Ese domingo
de embusterías
la luna
navegó en
el fondo de
la risa
de la eternidad de
los mares
que siempre se
inician en los atardeceres
del alumbre de las despedidas




Powered by Castpost
L.V.Beethoven / Adagio / Sonata para piano Claro de luna
Leer mas!

jueves, marzo 09, 2006

DESENVUELVO TUS LINOS



Desenvuelvo tus linos
esparzo tu sal
te devuelvo a la vida
Leer mas!