miércoles, febrero 28, 2007

SUEÑERIAS VI


julia ventura


si nos obligan a soñar
entonces los sueños se nos
pueden morir de tristeza

Joaquín Rodrigo /Adagio / Concierto de Aranjuez

http://www.epdlp.com/asf/rodrigo1.wmv

abm / sueñerías







Leer mas!

lunes, febrero 26, 2007

EMBUSTERIAS DE GABRIEL IMPAGLIONE


Supe de aquel mar sus cavidades,
la fuente del nácar que resplandecía
en la diminuta arquitectura del salitre,
uno a uno los sitios de la arena donde las guitarras
alzaron su torre nocturna en torno al vino.

Conservo nombres, gestos pincelados de plata
y azafrán en las pequeñas hogueras de las dunas,
bocas atentas en la vigilia del canto,
esa enredadera que florece
en las seis tensas singladuras del alma.
Tal vez retazos de viejas banderas
donde la patria pudo ser el pan,
la cuerda donde tender la voz al sol.

Supe también el orden de los nacimientos,
el arcano átomo que encendía la furia.
Suaves avenidas que condujeron
a los hombres y sus brazos al cardumen.

En las copas bajo los parrales la contorsión
de oceánicas serpientes fabulosas, ignotas tierras
donde las manos repartieron el sentido del viento.

Ay tripulación de la mesa, sonora cubierta,
abecedaria fraternidad en asamblea anual
bajo guirnalda de escamas
ofrendando tornasol de voces.

Dónde reposa la gota madre, el primer racimo
del oleaje, la pequeña multitud
que marchó a la orilla a inaugurar mareas?

Vi espaldas con aletas de luz, ojos anclando
su desafío oceánico en los tiempos.
Has visto alguna vez seres marinos
emerger victoriosos de semejante silencio?
El hombre en altamar encuentra sus orígenes

pero en la orilla va y viene al soliloquio
con las manos llenas de palabras relucientes.


Del libro recién pubicado

Explicaciones con mar y otros elementos

Poesia. Uni Service (Trento) 2007.
Edicion Bilingue italiano/español


http://www.uni-service.it/editrice_uni_service.php?PHPSESSID=88b2f0aeef724134b8074972e8e5827d

Leer mas!

sábado, febrero 24, 2007

EMBUSTERIAS DE AMOR


A la vida... al amor


Dime, amor
¿quién eres tú?
mi vida, y ¿por qué te queremos tanto?

dime, qué tenemos que hacer
para quererte más y más
en este destiempo en
que nos hiciste caer.

Fernando Bellido
Granada, 24 de febrero de 2007



Gracias, Fernando, por tus embusterías de amor.
El paisaje, visto desde las pupilas de un niño,
siempre tiene la virtud de deshacer el destiempo
para volverlo espacio para la vida y la esperanza.

Y que lo diga Marcel Khalife quien
recrea tu Granada desde la vastedad
de las cuerdas dúlcimas de su mágico laúd.

http://www.marcelkhalife.com/httpdocs/audio/c_granada.mp3
Leer mas!

jueves, febrero 22, 2007

EMBUSTERIAS DE CLAUDE MONET



La selección y presentación de estos paisajes marinos de Claude Monet es el producto del trabajo realizado por Avi Ornstein y ha sido difundido por la red. De esa manera llegó a estos espacios de las embusterías.

Y queremos compartirlo con quienes se asoman a nuestra página, porque muchas veces una imagen, un trazo de color, un movimiento de líneas, un paisaje que se desborda de sus lienzos, se constituye en una embustería mayor.

Quien se detenga frente a estas imágenes sin duda hará travesía en algunos de esos veleros, se echará a la mar, a ser ola y orilla, se adentrará en la magia del agua, volátil como las alas de los pájaros, musical como si el viento pudiera escribir sobre ella arpegios que aún no hemos escuchado.

El viaje por estos paisajes marinos va mucho más allá de la simple contemplación-observación de un objeto. Ocurre en el interior del hombre un proceso de reencuentro con su propia esencia, como si de pronto pudiese, en un instante, deslastrarse de todo lo accesorio y quedarse a sus anchas con su traje de humanidad.

Sabe en ese momento que contiene en sí mismo la vastedad de las aguas, la hondura de las navegaciones que aún no ha realizado, el estallido solar en todo su esplendor. Y puede reconocerse como parte integrante de un universo que adquiere la estatura de su propio poder de creación y proyección.

En el fondo es sólo la pupila del niño en su descubrimiento mayor de todo lo que vive. Pero es la mirada que hemos perdido, la que hemos canjeado y cambiado por visiones que nos atrapan y convierten en peces fuera del agua.

Este recorrido por todas las tonalidades de mar que Monet recogió a orillas de sus párpados para devolvérselas al hombre como una ofrenda gigante de vida, tiene esa magia y ese encantamiento.

Ojalá que su visión le entregue a cada uno de sus visitantes el cordel de una vela blanca por donde navegar hasta el infinito del futuro que tenemos el deber de construir, sobre estas tierras áridas y estos tiempos sombríos.

SeascapesClaudeMonet.pps2614K


Nota
para quienes tengan inconvenientes para acceder a este link
y deseen recibir el material, pueden solicitarlo
a mi correo (merysananes@gmail.com) y gustosamente
se los haré llegar
Leer mas!

martes, febrero 20, 2007

EMBUSTERIAS DE BACHACO



El bachaco
come la rosa
para ser
bachaco de rosas



agustín blanco muñoz / zoología poética / inédito
foto / mery sananes


Claude Debussy / Rapsodia para saxo y orquesta



Leer mas!

sábado, febrero 17, 2007

EMBUSTERIAS DE ISLAS




De las islas le viene al hombre
esas ganas de vivir entre aguas
ese modo de ser marinero de pastos
sin equipaje ni ancla
expedicionario como el viento
remoto como los tiempos
ligero y salobre
móvil como la marea
que viene y va andando de la vida
al asombro

ms / de canción de las islas


Claude Debussy / El mar / Baile de las olas
http://www.epdlp.com/asf/debussy4.wmv


Leer mas!

jueves, febrero 15, 2007

NUEVAS EMBUSTERIAS DE ARMANDO QUINTERO


Desde el corazón al oído
Armando Quintero Laplume



Foto de Efraín Esparza
Puño al aire

Sería maravilloso si uno cerrara su puño en el aire. Esperara. Y al abrirlo lentamente descubriera sobre la palma de su mano un pequeño unicornio azul con alas. Y que además lo mirara a uno sonriendo, como invitándolo a dar un paseíto.

Sería maravilloso. Pero...raro. Muy raro.”

Del libro “Lo Cuentos de la Vaca Azul” (Editorial Vaca Azul - CONAC, Venezuela, 2000)

La foto y el cuento que inician este texto tienen una explicación: ilustran dos anécdotas muy importantes entre las tantas que hemos vivido como narrador oral y educador.

El compartirla con ustedes es importante pero el reflexionar sobre ellas es parte de las puertas y ventanas que queremos abrir para la reflexión sobre el maravilloso arte de la palabra viva y la educación que, consideramos, tendría que ser tan afectiva, como eficiente.

He aquí la primera anécdota: Hace unos dos años, en un Festival Internacional que se realiza anualmente en Mérida, narramos para los niños de un preescolar con los muchachos de Narracuentos Ucab. Normalmente, no pasamos de media hora al narrar para niños pequeños pero se notaban tan interesados que seguimos haciéndolo.

De pronto, por un impulso, que sentí devenía de la comunicación que habíamos logrado, narro el pequeño cuento citado arriba, "Puño al aire", que nunca lo había escenificado con niños de esas edades. Hay todo un juego corporal que se inicia con el puño elevado en el aire que comienza cerrándose para atrapar al unicornio en el aire y culmina con las palabras del cuento, pero prosigue gestualmente con el brazo casi extendido, la mano abierta, la mirada detenida en la palma hacia arriba, tal como se ve en la foto.

Allí visualizo un unicornio (¿imaginario?) que abre sus alas y arranca a volar. Mi mirada sigue este vuelo hasta que lo hago regresar nuevamente a la palma de mi mano. Cuando se posa allí veo una niña tan atenta que se lo alcanzo y ella comienza por pasárselo al compañerito que está su lado, éste al que le sigue y con mucho cuidado, sucesivamente, se los pasan uno a uno.

Así llega hasta el niño que está al lado de la maestra que, como nosotros, parecía haber seguido el juego. Emocionado, el niñito le dice:

- Maestra, ¡mire! Y se lo pasa.
- Ella lo toma. Todos sentimos que el unicornio está allí.
Esto que se merece, niñitos - dijo -: ¡un aplauso! - y, sin más, lo hace.
Por supuesto, aplastando al unicornio entre sus manos.


El desconcierto de los niños, no fue menor que el nuestro. Llegamos hasta las lágrimas. Ella, la maestra, no se dio ni cuenta.


A mí, lo único que me salió fue decir:

- ¡Qué bruta!

Más tarde, comentábamos con los narradores sobre el hecho. Nos dolió y nos duele. Sobre todo porque los niños disfrutaban de los cuentos porque lamaestra les leía muchos cuentos y era muy eficiente en ello.

Lamentablemente, no tuvo la sensibilidad de percibir lo ocurrido allí, en ese momento, o de continuar el juego de la imaginación que entre todos nos permitió sentir, con los niños, como la realidad de los cuentos es mágica.

He aquí la segunda anécdota: Tiago De Jesús García, uno de nuestros Narracuentos UCAB (que además nos puede contar los cuentos en su idioma de origen, el portugués) estaba en una actividad con niños de primer grado de uno de los colegios oficiales aledaños a la universidad, uno de esos colegios que constantemente visitamos.
Se atreve a narrarles "Puño al aire" y nota que uno de los niños, regordete, algo retraído que estaba en un pupitre algo separado de los otros niños le ha seguido muy atento. Decide pasarle el unicornio que ya había regresado de su vuelo a la palma de su mano. A acercarse, oye la voz de la maestra:

- ¡No!, a ése, no.
Normalmente, les enseño a mis alumnos algo que Tomás Cacheiro, un excelente educador y ceramista uruguayo, nos decía: - Hay algunos "no" que no hay que hacerles caso. Por suerte, mis alumnos me escuchan y se escuchan.
Tiago obedeció a los llamados de su corazón y le entregó el unicornio al niño que, al principio reticente, luego se lo recibió con una iluminada sonrisa.
Al terminar la actividad, los niños pasan al recreo y la maestra se le acerca para decirle: - Yo te decía que no porque ese muchachito es algo retardado y muy agresivo con todos, en especial conmigo, por eso lo tengo separado.
Tiago, que es todo un caballero, la escuchó pero no le comentó nada. Al salir del colegio, tiene que atravesar el patio del recreo, cuando está casi en la puerta oye una voz que le llama, acercándose:
- ¡Señor!, ¡señor!
Se da vuelta y ve al niño con las palmas de sus manos juntas y extendidas hacia él: ¡Señor! ¡Su unicornio, que se le olvida!
Leer mas!

lunes, febrero 12, 2007

SUEÑERIAS V

Henry Matisse



El sueño es una
incidencia del mar
en las cuevas de los
rinocerontes


abm


Modest Mussorgski
Cuadros para una exposición / fragmento
Leer mas!

jueves, febrero 08, 2007

SUEÑERIAS IV

sueño de río manso
en pesadas carretas
de cundeamores

mauro giuliani / rossinianas / no. 2
Leer mas!

lunes, febrero 05, 2007

EMBUSTERIAS DE VELEROS

De pronto
zozobran los silencios
entrelazados en los suspiros
se deshacen las sílabas
en el interior de los abecedarios
y nos preguntamos
por qué naufragan
las orillas en el vendaval
de los océanos
mientras soñamos
ser veleritos
en el verdemar de las pupilas
que tejen en su interior
el estallido vesperal
de los bosques
que se alimentan de las auroras




ms / floreceres
W. A. Mozart / Concierto para piano No. 20 / Rondó
Leer mas!

sábado, febrero 03, 2007

EMBUSTERIAS DE MARCOS ROBERTO BRITOS






La tarde (2005, inédito)

una gota de miel dormida sobre el pan quieto en la mesa
un rayo de sol atraviesa la gota pintando de flores las paredes
la palma de una mano acaricia la mesa donde todo ocurre.


Paisajes contra la muerte
J.S. Bach / Suite No. 3 BWV 1068 / Aria
Leer mas!

jueves, febrero 01, 2007

A MARIA DEL CARMEN GUALDERO Y SU HIJO



Algún día ese corazón que destila
gota a gota la miel de tus amores
tallará como querías los bosques
y las piedras hasta describir en ellos
el movimiento circular de este planeta
sobre la pupila de los niños que naciste
infinitos como la pena larga
que atravesó la noche de tu silencio

Algún día regresarás
de tu morada de luciérnagas
a darle de beber a los hijos del mundo
la miel que derraman
las cuencas de los ojos de las madres
que vienen de las napas profundas
de la tierra a parirle vida
a la devastada oquedad de un tiempo
al que le robaron la risa

Algún día con los ojos asombrados
gestarás otra vez palmo a palmo
tierra a tierra los caminos que no anduviste
para que en ellos el zigzag de las culebras
el vuelo encantado de las mariposas
y el pájaro naranja de los atardeceres
dibuje por siempre el paisaje inédito
de la vida que aún no nace


* ¿Y quién no quiere para los hijos una tinaja de agua clara, una vasija llena de suspiros, un cuenca que destile mieles, un tiempo para parirle fogatas a la noche de los asesinos?

ms

Tomasi Albinoni / Sonata en sol mayor Menor / Adagio
Leer mas!