sábado, mayo 17, 2008

SÍLABA ESTREMECIDA





Si tan sólo viviéramos el tiempo
sin la majestad de los calendarios
en vez de morirlo a ritmo
de un reloj sin movimiento
valdría la pena contar los días
para saber en cuántos hemos vaciado
la tristeza y en cuántos hemos
remontado el estruendo de las risas
que nacen de los pájaros al estallar
en sus nidos el regalo del primer vuelo

Sólo que la memoria no sabe de
ausencias ni de sepulturas
sino de las horas que dejan huella
en los paisajes del alma
allí donde quedan sembrados
los suspiros de flor que dan
de beber a las agonías
los abrazos frutales que
sustentan los destrozos
la armonía de la sílaba estremecida
que esparce acordes venturosos más allá
de las metrallas incesantes
que se amurallan en el
desasosiego de los andares

Y si el tiempo se niega a ser
refugio de cualquier olvido
entonces su itinerario incesante
se arremolina en recintos de florerías
para estallar en aguamieles
en amoroso tránsito solar
hacia la vida que no concluye



Ludwig Van Beethoven
Sinfonía No. 6 / Pastoral / 2do movimiento
http://www.epdlp.com/asf/beethoven12.wmv


texto y foto / ms

17 mayo 2008


No hay comentarios.: