miércoles, febrero 25, 2009

CARTA A JOAN MANUEL SERRAT


Chávez planteó elecciones limpias, abiertas y las ha ganado.

Chávez no ha llegado al poder por otro camino que por las urnas.
La descalificación de esto no me parece el camino correcto.

Joan Manuel Serrat
Rueda de Prensa / Festival de Viña del Mar


¿Quién que haya tenido sueños no te conoce? ¿Quién a quien le hayan dolido los dolores ajenos no cantó alguna vez alguna de tus canciones? ¿Quién que haya tenido en su cabecera los libros de García Lorca, Machado o Miguel Hernández, no terminó tarareando tus melodías?

Tú y tu música acompañan a uno en los campos de batalla, en el quehacer cotidiano, en el afán por aprender, en la lección que damos, que quiere estar llena de tu humildad y tu don, de tu capacidad para ser, ante todo, expresión del hombre sencillo, trashumante, aventurero, soñador y creador.

Una vez, en una entrevista contaste que, cuando aún eras pequeño, le preguntaste a tu madre, con la idea de aclarar aquello de que si eras de España o de Cataluña, ¿y tú de dónde eres? ‘Yo soy de donde comen mis hijos’, respondió. Y tú añadiste: yo no he encontrado una definición de patria mejor en ningún lado. Y tenías razón. Esa respuesta, grabada en tu memoria, fue clave y señal de tu decir, de tu mensaje, del contenido de tus cantares.

Sobre ello escribí (http://historiactual.blogspot.com/2006/04/joan-manuel-serrat.html) para que quien te escuchara o tarareara tus melodías, supiera que más que una distracción se trataba de asumir un compromiso, de adoptar una posición, de militar en la esperanza de un mundo a la medida del hombre.


Hoy he leído tu carta a los palestinos de la franja de Gaza donde de nuevo utilizas el amor como el instrumento fundamental para la convivencia entre los seres. Y describes tus empeños y tus afanes por lograr esa reunificación de los hermanos, dondequiera que estén, y que están en todo sitio donde nace un hijo.

Pero a la vez, Joan Manuel, no puedo entender que hayas escrito, para ayudar a legitimar a quien se reconoce como presidente de una parte de los venezolanos: los llamados revolucionarios. Y, espero, Joan Manuel, que no me etiquetes sin escucharme, porque no pertenezco a bando alguno y mi causa, como la de León Felipe es la causa del hombre, y por ahora la de la miseria del hombre.

No pertenezco a fanatismo alguno ni de esos que tildan de derecha o de izquierda. No practico ninguna forma de violencia, porque creo que hay que luchar contra ella. Por eso pienso en el poder de tus canciones, en el vigor de la música, en los lazos que se pueden establecer entre todas las latitudes de este planeta, si tan solo supiéramos escuchar al otro que somos.

De modo que con el planteamiento que ahora te hago sólo quiero señalarte que, como tú bien sabes, todas las cosas tienen su como uno las ve y el cómo a uno se las enseñan. Se promueve odio y demarcación, se levanta fronteras y se dispara a mansalva, y todo aquello que lo quiere justificar se vuelve mentira. Y todos callan.

Y quiero decirte, Joan Manuel, que aquí en este expaís, como lo hemos bautizado, no hay legitimación alguna, a no ser la que le han dado los factores de oposición, más preocupados por conseguir espacios de poder, que por el colectivo que desvanece, desfallece y se extingue en esta sucesión de horror en que se nos ha convertido la vida.

No hay legitimación alguna en esos votos. Hay un fraude gigantesco, que se acomete no sólo desde las urnas, sino en cada una de las estaciones de la vida en las que ese jefe de todas las cosas tiene un dominio y control totales.

El voto es hoy su arma principal, su instrumento de guerra. Cuando no le sirva, cuando no lo pueda controlar, lo dejará a un lado y continuará su escalada de violencia, destrucción y exterminio, en aras de levantar un poder omnímodo, caudillista, personalista, autoritario y de firme inspiración totalitaria y fascista.

Ese señor no puede entrar en el reino de tus libertades, así no te den visa para entrar, así te presionen, como muchas veces lo habrán hecho por tantas causas que has mantenido.

Este señor a quien has llamado legítimo es el resultado de un gran vacío. Un impostor, de los mayores, que se recubre de las virtudes y capacidades que le son ajenas y con una legitimación y un voto democrático, que no es tal, porque aquí están montadas unas maquinarias –que no urnas- que cumplen con los programas establecidos por el fraude-engaño que se le aplica al colectivo, para convertirse en una de las formas más despreciables de la violencia que conocemos.

Un señor que promueve y expande el odio no puede ser considerado como un demócrata. Democrático es el colectivo, que no entiende de trampas y va mansamente, dirigido por caudillos de todo tipo, incluyendo el mediático, a colocar su voto, creyendo que así ejerce una voluntad que se le tuerce y descompone apenas se pronuncia.

Este señor que tú ayudas a legitimar avala el asesinato y la destrucción con sus políticas. Es un populista y un convicto y confeso hacedor de miserias, mentiras y sufrimientos.

No te unas al grupo de los convencidos de sus bondades. Porque no las hay. No ha tenido límites ni en su codicia, ni en su perversidad.

Tú que conoces de guerras, que has visto a hermanos matarse entre sí, podrías ver cómo en este ex-país se ha fomentado, nutrido y estimulado una polarización que sólo puede conducir a los términos de una guerra civil o a la más prolongada y profunda represión.

No te dejes confundir, tú que has sido voz y alerta, que tu canto ha sido mensaje y liberación, que tu verso ha traspasado los estancos del odio, de las diferencias, para juntar a contrarios bajo el mismo manto de un canto de amor.

No te prestes a los oficios de quienes tienen el poder para amasar logros, fortunas y satisfacciones personales a costa del dolor, sufrimiento y masacre de un colectivo que te quiere, que ama tus canciones, que valora tus posturas, que te ve como un fabricante de sueños y futuros.

A orillas de ese mediterráneo donde te sientas a meditar, esas aguas te dirán la verdad. Habla con las arenas, con las olas, con la sal que se deposita en su fondo, y pregúntales si en verdad la historia y la desesperanza no son las mismas.

Nos han usurpado todo pero nos queda la canción. La canción de Whitman, la de León Felipe que algún día resonará a lo alto de la colina, la que regresará en el corcel del viento, la que entona Walterio para anunciar la llegada del tiempo de un hombre maravilloso, único y creador.

Estamos aún en los tiempos de las tinieblas, las tristezas, las certezas terribles y para combatir seguimos teniendo sólo la canción para empuñar. No la hagas disonar, no te distraigas con cuestiones accesorias y periféricas. Sigue adelante sumando voces para el coro que requerimos para cambiar este devastado y terrible mundo en el cual se nos desalienta hasta el alma.

mery sananes
Leer mas!

martes, febrero 24, 2009

ESPEJIDADES - LA HUELLA


Y si el espejo se aparta
del camino ya no tendremos
como ver las huellas que
nunca quisimos rescatar


abm / serie espejidades
Leer mas!

domingo, febrero 22, 2009

EMBUSTERÍA DE MIRADAS



En tus ojos duermen dos pocitos
de tristeza que se guindan de la
cuerda de una lagrimita hasta que el
viento viene y se la lleva para la
tierra de los sueños inconclusos

Cuando te ríes en tus ojos despiertan
colibríes de alegría que navegan
al filo de un horizonte que se
extiende sin fin hasta la circunferencia
frugal de tus besos

Y entre ambos una nostalgia viajera
se prende de la memoria dibujando
la silueta de una tempestad devenida
por siempre en lloviznita de amor


ms


Salvador Bacarisse
Concertino para guitarra y orquesta / Romanza

Leer mas!

viernes, febrero 20, 2009

DE LOS ADAGIOS AL FANDANGO II

Samuel Barber / Adagio
Leonard Slatkin conducts the BBC Orchestra.




Tomaso Albinoni / Adagio
Bernard Le Monnier: Violin & Conductor / Les Solistes de Versailles



Joaquín Rodrigo
Adagio / Concierto de Aranjuez
Narciso Yépez / guitarra



Luigi Boccherini
Introducción y Fandango
Trío de guitarras / Nimrod Gilboa, Itamar Nahir, Roi' Zakai.

Leer mas!

jueves, febrero 19, 2009

EMBUSTERÍAS DE PIANO



Hoy escribiste sobre el teclado
tu primera melodía
raudo dejaste correr los dedos
como si tuvieras prisa
por alcanzar una octava distante
y luego te devolviste para repetir
sin cesar un acorde que tiene el
sabor de tus embusterías
hasta que de pronto cesaste
toda extensión hacia el territorio
de los bemoles para dejarle
a tu mano izquierda
deberes de sol desde un do
desvanecido entre las conjeturas
de un mí goloso y sonoro
que le dibujó a la noche
resplandores de sonatas que
aún no han sido escritas


L.V.Beethoven
Sonata para piano No. 17 / La Tempestad / 3er mov

ms
Leer mas!

miércoles, febrero 18, 2009

EMBUSTERÍA DE ARPEGIOS



Bass!!!!
sonido de alcabala que se abre
arpegio que desenfunda puertas
solivianta ventanas
escala precipicios y desanuda
obstáculos

Bass!!!!
canción sin abecedarios
que sin embargo contiene
las claves de todas las palabras
y el hechizo de los encantamientos
que despiertan los amaneceres

Bass!!!!
y las pupilas se convierten
en un pozo de aguas mansas
que refutan cualquier contradicción
y deshacen toda orden venida
de un extraño manual de usanzas

Bass!!!!
y el beso se detiene a orillas
de la risa mientras la lagrimita
desemboca en el pliegue de la mano
que aguarda la consagración
de sus antojos

Bass!!!!
y el mundo se convierte
en un solar de embusterías
decididas a organizar la secuencia
de los hechos en los inéditos
trajines de un asombro que
no concluye

Bass!!!!!!
en la quietud del petitorio
resuena la algarabía de los pájaros
que migran desde sus arbolas
hasta el recinto de los frutos
que dan de beber a la vida toda

MS
Leer mas!

martes, febrero 17, 2009

LA AGRIMENSURA DE UNA LÁGRIMA


Para Ana Dolores

Cabe acaso en la cuenca del ojo
la agrimensura de la lágrima
que no se desborda

Hay espacio en el
costado sur de la tristeza
para acampar él los linderos
del siempre

Qué compendio de hojas se aposenta
en la filigrana del agua cuando
se posa en los cristales
de las ventanas que no se abren

Mediste alguna vez la
hondura de tu risa
en el ropaje azul del viento
que mece las alas de los azulejos

Qué distancia se acortó
en el ramal infinito de la vida
hasta alcanzar los dinteles danzantes
de tus manos para escribir sobre
ellas una despedida vertical y simétrica

Sé que los días tejen círculos
en el interior de su corteza
para escribir la historia
de noches inconclusas y cielos
que no cesan de respirar
los suspiros que riegan los niños
en cada amanecer

Y sé que en esos recintos
el regazo volverá a verterse
sobre tus memorias hasta que
de las sombras aflore el resplandor
concertante de un lucero
celeste y conmovido


texto y foto / mery sananes
Leer mas!

domingo, febrero 15, 2009

EL PARTE DE GUERRA DE MANUELICO



Hoy, en este 15 de febrero, en horas de polarizaciones y segregaciones en este triste expaís, nos hemos detenido en el Manuelico de la infancia de René Rodríguez Soriano. Y en el niño capaz de rubricar una guerra, ‘a campo abierto, en pleno desierto, sin un ser vivo que interfiera en el deseo de todos los ejércitos de darnos el supremo recurso de la paz’.

Y nos sumamos a ese parte de guerra, que es como una coda final, en la seguridad de que si esto ocurre, no hará falta librarnos de indignatarios, generales y atildados señores, porque al carecer de mano de guerra, no les quedará otro recurso que rubricar una tregua y sentarse en una mesa a dirimir sus diferencias, mientras los restantes pobladores de este planeta nos dedicamos, al fin, a vivir, que no a morir.

En esas condiciones los niños podrán de nuevo, como Manuelico, hurgar en el corazón de los pinos secos, para compartir la lumbre del mundo, sin confrontaciones ni conflictos. Y dejar correr sus embusterías en campos sin batallas, donde florezcan historias sin fin y cuentos narrados en el abecedario de los pájaros y con el amor insomne e inequívoco de los pinguinos. MS


RENÉ RODRÍGUEZ SORIANO | © MEDIAISLA

Entre los cinco y los siete años trasunté lo desconocido, perfilando los contornos de la tosca mano de Manuelico que, dueño del aire y de mi mente, me sacaba a pasear más allá del arroyito que estaba a diez minutos de la casa. Él conocía todas las historias y, supongo, todos los mapas, los puertos, las ciencias. Sabía tanto que, en su boca, la guerra era un juego de niños, asoleándose o correteando sobre el pasto de los días.

No tengo noticias de que nunca en su vida, Manuelico que, acariciando la noche sobre el brillante lomo de su fiel e inseparable Macorís, acostumbraba internarse en lo más claro del bosque a montear puercos cimarrones, buscar leña, gina, bayas y caimitos, temiera o presintiera la irrupción de la televisión, expulsándolo del centro de nuestras noches sin fondo. Tampoco, alguna vez, que yo recuerde, hurgando en el corazón de los pinos secos, tuvo confrontaciones ni conflictos con los vecinos para rajar la cuaba, y compartir la lumbre y el calor de un mundo que ignoraba el advenimiento de tiempos en los que el óleo de las piedras sería la piedra de la discordia. Qué iba yo a saber, entonces, que la lumbre de la cuaba iba a venir a menos.

De vez en cuando me asalta la duda y me cuestiono: ¿seré, en verdad, un ente de estos tiempos? Sobre todo, cuando miro en la televisión que, por falta de pericia y vuelo, a ciertos aprendices de prestidigitadores las argucias y petardos de artificio que artillan para engatusarnos les estallan en pleno pecho antes de encender la mecha. Mas, me prometí no retornar sobre el tema. A veces soy tozudo, lo reconozco. Pero a mis amigos les gusta verme sonreír, y viceversa.

Si Manuelico volviera me encantaría, a la luz de la luna, contarle unas historias sin historia o sonsacarlo para que cierre filas conmigo en la anónima legión del Partido Comunista del Niño Jesús. Hace tiempo me deshice del rosario de nácar, la flor de lis, el libro rojo de Mao, y algún escapulario que me acompañó durante años.

Lerdo, inane, insignificante lector en rosa como soy, certifico y doy fe de que, con la misma sangre o savia con la que firmé para la paz, rubrico para la guerra. Nunca he sido militante, acérrimo pancarteador, caminador o voceador. Ni he ido a la manigua ni a las grandes avenidas ni a las plazas. Daría, eso sí, a todo pulmón, a toda sangre, mi firma por la guerra.

Anticipo que hay un pero, ha de ser a campo abierto, en pleno desierto, sin un ser vivo que interfiera el supremo deseo de dos –de todos– los ejércitos que quieran darnos el supremo recurso de la paz: librar al mundo de ellos. Tal vez habría que sentir pena por los simples soldados que, como siempre, cumplen órdenes y no serán capaces de voltear hacia atrás y librarnos de los indignatarios, generales y atildados señores que comandan y se benefician de la guerra, por siempre, amén.

Leer mas!

sábado, febrero 14, 2009

EMBUSTERIAS DE ARCOIRIS



Una niña de diez años, Mariana, y un niño de seis, Diego, escribieron y montaron esta presentación. Querían hablar del arcoiris, de su asombro ante aquel espectáculo de colores y querían compartir la explicación que un duende les había hecho, para que en ese arco de luz atravesado por gotas de lluvia, pudieran encontrar todas las claves del vivir.

No era de extrañar que esto ocurriera. En primer término, porque todo niño que mira el universo con sus pupilas de asombro, tiene la capacidad ilimitada de aprehender el misterio de la vida, en el objeto más diminuto o en el resplandor más lejano. Y todo niño atesora en la envergadura de sus cielos, un duende que lo ayuda a reconstruir el misterio una y otra vez.

En segundo término, porque estos niños vienen de una raíz amorosa, de una bisabuela que es ella misma la conjunción de todos los colores del arcoiris, tanta es su sabiduría y tan gigante su ternura.

Su profesión es la de pediatra. Y su historia está escrita en los pasillos del Hospital de Niños que aún acunan la risa de los niños que ella cobijó bajo el ala mayor de sus encantamientos que, enlazados al arte de la ciencia médica, reinventaban la vida cada día.

Después de incansables años de ejercicio, su alegría y su tenacidad se fugaron a los aleros de una casa que en su interior es como un gran solar, donde grandes y chicos se aglomeran para escuchar sus zainerías, para nutrirse del coraje, la tenacidad, la persistencia de quien no se doblega y de quien tiene ahora por oficio pintarle arcoiris a la gente grande.

Ahora ausculta las noches como si fuera la piel de un bebé recién nacido y lee en ellas señales astrales que reparte a manos llenas, a quienes aún no han aprendido el abecedario de las estrellas. Distingue en una hoja la columna vertebral de nuestras respiraciones y hace residencias nocturnas para ayudar a la oruga a colocarse su traje de primavera.

Quien quiera saber más de ella, lo invitamos a que lean su Credo en:


En síntesis, toda ella es magia y purito amor. Y nosotros la hemos celebrado desde el mismo instante en que la conocimos hace ya muchas décadas. Es parte esencial de nuestro equipaje y sur de nuestras navegaciones. Para ella reproducimos esta embustería de arcoiris, escrita por los más pequeños retoños de su alborozo de ayer y de siempre. ms

http://merysananes.googlepages.com/lamagiadelarcoiris.ppt


Leer mas!

EL CORAZÓN DE BERLIOZ


Dígame
no saber que las campanas
de aquella fantástica
se tocaban con el propio
corazón de berlioz


HECTOR BERLIOZ
Sinfonía Fantástica / 5to mov
http://www.epdlp.com/asf/berlioz2.wmv

abm / cuaderno de los dígames
Leer mas!

jueves, febrero 12, 2009

PIO TAMAYO - AMANECER DEL ESTUDIANTE


La noche, mala madre,
abandonó, estudiante,
como expósito en quicios incluseros,
a su hija desnudita.

Estudiante:
la mañana, transida de ternuras y temores
te espera en el balcón.
Te trae el beso fresco de la aurora;
el canto de los pájaros lejanos e insurgentes,
su pureza
y el nuncio tormentoso de dolor.

Recíbela estudiante
y bríndale su amor,
Piensa que la persigue
la saña cruel del día,
tirano obeso y sucio
deseoso de violencias.

Su alegría –blancura de abstracción-
y su brillo –ternura de cristal-
guárdalos en tu pecho.
Después cuando seas viejo
llevarás la mañana escondida en el alma
y en la espuma lunar de tus cabellos
un orgullo de ensueño y bondad.

¡Oh mocedad de batalla,
estudiantil mocedad,
que lleva sus venas henchidas
de auroras!

Yo canto en mi amanecer,
vuestro amanecer de boinas
que han ganado su linaje
en la cabeza truncada y en la jaula
de la Puerta de Caracas
y son como el gorro frigio
sobre el fuego desgreñado
del nuevo universitario.
Ser estudiante que es ser
renovadora urgencia de romper derroteros,
ansiedad juvenil de los pueblos que nacen,
grito rojo de Méjico y Moscú,
guitarra bordoneando las protestas del pobre
presentimiento bello de triunfo y de catástrofe.

Ser muchacho claro y rico
de sol y de pasión.
Baile nuevo,
moda nueva,
arte henchido de amor y de verdad,
placer musical de la metáfora,
necesidad arcaica de pecar
y moderna indulgencia en perdonar.

Lámpara viva y ardiente,
manos que sean amenazas
y que prodiguen caricia,
promesa al libre vivir;
himno y raudal de canciones,
torbellino arrebatado
para la revolución;
ardor eléctrico, chispa,
sed de hoguera y de infinito.
Todo has serlo, estudiante,
para que puedan mirarte
ojos en contemplación.

Pavor de ley y de castigos
bajo la tela y gruesa del casimir burgués
prende la luz de tu sonrisa
y sea tu dicho guillotina
que decapite conciencias
bajo el rojo de sangre de un ocaso.

Llena con tu cariño de niño
el Universo.
Ama a Cristo y al Diablo;
-los dos son necesarios-
Apóstrate en Juliano
por lo bello y lo altivo
y no viajes con Pablo.
Admira el arte trunco de Samotracia
y ante todas las mujeres
medita en el enigma de Mona Lisa.

Lee a Platón y a Esquilo
y a los autores rusos,
al santo de Romaín
en la pensión, descanse tu pan
sobre Quijano.
Lee a Marx y a Lenin
y en verso a Nazariantz,
a Esenin y a Hidalgo.
Duda un poco de Spengler
y de todo filósofo.

Ama al indio, al ilota;
enlístate en los fieros y ardientes sindicatos
en dónde los obreros fabrican el futuro.
No olvides a Simón
y domina con él
tus ansias ambiciosas por tu ambición de ser.

Sé siempre Tú,
y piensa como Herzog,
que si un día te levantas poeta,
“conducirás la Retórica
al Museo de Historia Natural
a estudiar Ciencias Biológicas,
un poco de Mecánica
y mucha Economía Social”
para después cantar
con voces de agua fuerte,
el valor roji-negro
“de este momento histórico
roído de inquietud”.

Estudiante:
la mañana transida de temores y ternuras
te espera en el balcón.
Recíbela, estudiante
y ábrele tu corazón.
Y al dejarte su lumbre
encerrada en el pecho
vivirán inquietando
con la misma inquietud
de un poema empezado.

Yo quisiera, estudiante,
lucir tu boina azul
aunque me exponga así
a no ser hombre serio
y a recibir un día
-nuevo abate Coignard-
el apóstrofe horrible del palatino ujier:
“Veo con pena, mi señor,
que os contenta marchar con la canalla”.

(1928)

Agustín Blanco Muñoz, Mery Sananes, Clementina Tamayo, Jesús Mujica
Pío Tamayo. Un combate por la vida.
Caracas, CPT, 1984.
Leer mas!

EMBUSTERÍAS DE ESTUDIANTE




Aprestarse a la andanza, porque la hemos perdido
¡y salir a buscarla!
¡Mirar cómo levantan asfixias hasta el cielo
las crestas de los cerros!

Agotarse llamándola en los senderos mudos.
Oscurecerse en noches solitario y rendido,
¡y sentirla que sufre y que se está muriendo!
¡Ah! Ya no puedo más, reina Beatriz. ¡No puedo!
Vuelve a llorar el indio con su llanto agorero...

Pero no, Majestad
que he llegado hasta hoy,
y el nombre de esa novia se me parece a vos!
Se llama: ¡LIBERTAD!
Decidle a vuestros súbditos
-tan jóvenes que aún no pueden conocerla-
que salgan a buscarla, que la miren en vos,
¡vos, sonriente promesa de escondidos anhelos!
Vuestra justicia ordene.
Y yo, enhiesto otra vez,
-alegre el junco en silbo de indígena romero-
armado de esperanzas como la antigua raza,
proseguiré en marcha.
Pues con vos, Reina nuestra,
juvenil, en su trono, ¡se instala el porvenir!

PIO TAMAYO

fragmento de Homenaje y demanda del indio
TEATRO MUNICIPAL / FEBRERO DE 1928
Con motivo de la Coronación de la Reina de los Estudiantes
Beatríz I

Leer mas!

LOS DANZARINES DEDL VIENTO



Dígame
si un día
los caballos se convirtieran
en danzarines del viento
y en señales de la tierra
que nunca podré cultivar


abm / cuaderno de los dígames



ANTON BRUCKNER
7ª sinfonía / tercer mov

Leer mas!

domingo, febrero 08, 2009

EMBUSTERÍAS DE DINTELES



Y hoy fue fuga y contrafuga
de pasos desandando linderos
y obstáculos para alcanzar
el dintel de la ventana
de los sueños
y allí se detuvo el trajín
y se prendió la pupila del
paisaje masticando gota a gota
las formas de agua
derramando sobre la quietud
de los árboles deshojados
la ilusión de la primavera
que se anuncia en el alborozo
subterráneo de su savia
saludando la visita diaria del casar
de cardenales que en lo alto de
las ramas inventan un vocabulario
de amor que ellos deletrean
sobre los vidrios a sabiendas
que es un lenguaje común
que describe los estatutos
de la vida sobre el acordeón
naranja de los amaneceres


texto / ms
foto / anala / serie niños
Leer mas!

miércoles, febrero 04, 2009

EMBUSTERÍAS DE AMANECER




El manantial viene y se va
mientras la contemplación de
la otra mañana se queda
mirando el devenir de los ritos
de los pasos que son
necesarios para que el
vuelo asuma el sentir de los
espejos que andan tras los
hombres que almacenan
aposentos de sombras
pero límpida queda la
existencia con este amanecer
de mi pichoncito de fósforo y
alumbre de mediodías


texto / abm
foto / anala / serie niños

Leer mas!

SE VENDE LA CASA DE VICENTE ALEIXANDRE


Casa en Madrid donde vivió el poeta Vicente Aleixandre
desde 1927 hasta 1984

[En la casa de Velintonia 3] 
no hay nada de Aleixandre, ni muebles, ni archivos, 
ni documentos, ni primeras ediciones, por lo tanto el contenido 
de este centro cultural tendríamos que inventarlo. 
La casa necesita una inversión en restauración muy fuerte 
y no tiene ningún valor arquitectónico. 
Ni siquiera podríamos declararlo edificio BIC (Bien de Interés Cultural). 
Solo tiene un valor simbólico pero el Estado 
tiene que administrar lo mejor posible los presupuestos 
y hay un desequilibrio muy grande.

UN FUNCIONARIO ESTATAL


En Madrid, la casa del poeta Vicente Aleixandre, la han puesto a la venta. Ante la negativa de las autoridades de comprar el inmueble para hacer de ella una Casa de la Poesía, los dueños han decidido entregarla a quien tenga a bien pagar el precio que le han fijado.

Amigos numerosos del poeta han tomado la iniciativa de hacer un movimiento que permita salvar la casa y con ella los pasos y los versos del poeta que aún resuenan en ella. Nos hemos adherido a esa iniciativa e invitamos a los lectores de estas Embusterías a que también lo hagan. 

Basta enviar un correo de adhesión a Gabriel Impaglione (impaglioneg@yahoo.es),  y que coloquen en asunto: Salvemos la casa de Vicente Aleixandre.

Hemos dicho y reiteramos que en estos tiempos desamparados, rescatar una casa para la poesía será siempre restarle un espacio a la guerra y sembrarle un solar a los sueños. 

mery sananes

La palabra del poeta
Leer mas!

martes, febrero 03, 2009

EMBUSTERIAS DE FELIX MENDELSSOHN


03 DE FEBRERO DE 1809 / 04 DE NOVIEMBRE DE 1857

MÚSICA PARA UNA REFORMA

Por la ruta de los amoladores
de amor fueron pasando las
cunas de los atardeceres que
siembran las paraulatas en todas
las oscuridades donde acampan
los ritos de las cruces de mar
que se vuelven manadas de
inocencias cuando Félix
Mendelssohn comienza a
navegar por los recintos de
padres hijos y espíritus santos
que van más allá de lo dispuesto
para solicitar la inmediata
reforma de los cielos donde
se construyen todos los amén

ABM / Ofrenda Musical

Sinfonía No 5 /Reforma / 1er movimiento
Leer mas!

lunes, febrero 02, 2009

SIN EMBUSTERÍAS


La guerra no es cosa de niños. Pero los niños son objetivos de guerra. Y desde la más lejana lucha por los dominio de los poderes hegemónicos hasta esta era tecnológica, en la cual los conflictos son anunciados y difundidos masivamente como si fuesen festivales contra-vida , no ha sido posible detener las armas de destrucción que se expresan con toda su furia frente a los rostros que se quiebran en lágrimas. Entonces el terror del disparo ocupa todos los espacios. Ese es el terrible mundo de nuestra sobre-vivencia.

En estas Embusterías, en las cuales pretendemos tocar el porvenir, que no el pasado-presente tan lleno de guerras y tan carentes de asombro, nos resulta hoy imprescindible colocar este texto-reflexión, en nombre precisamente de los niños.


Por la palabra que les han robado, por los espacios que no tienen, por la alegría que no pueden echar a rodar por las escaleras del universo, para contrarrestar el odio, la voracidad, la carga de violencia que los adultos hemos decidido hacer nuestra forma de vida permanente.

Desaparece el asombro cuando hay terror. Se quiebra la sonrisa cuando hay miedo y dolor. Se truncan los sueños cuando no hay lecho, ni regazo, ni leche tibia para comenzar el día. No hay solar para la invención, el juego y la travesura cuando la tierra se llena de campos minados.

No hay escuela donde se multiplican los refugios. No hay libertad cuando impera el acoso, el hostigamiento, el adoctrinamiento, la represión y todo aquello que toma por asalto su imaginería, su inacabable manantial de invención. No hay alegría cuando se trueca en una tristeza tan densa como el humo de las bombas, los cohetes, los disparos de artillerías.

Esta reflexión quiere convocar a la conciencia y a la comprensión de lo que ocurre y de lo cual somos responsables, por más alejados e ignorantes que creamos encontrarnos de los cientos y miles de conflictos bélicos que hoy azotan este globo azul. Y por ello hoy este texto ocupa el lugar mágico de nuestras habituales embusterías, que quieren representar todo lo que se ve a través de las pupilas de un niño sin guerras.

Lo acompaña una imagen, que no es sino la expresión de millones de niños, que sólo quisieran jugar a campo abierto, abrazo de por medio, a vivir la vida, con creación y sin fronteras ni ideológicas, ni religiosas, ni políticas, ni económicas, ni sociales.

El día en el cual los adultos de todos los capitales y globalizaciones los dejemos ser niños, donde quiera que nazcan, tal vez comenzará el tiempo de poner a un lado el hacer guerrero para dedicamos al oficio de reinventar este planeta y la vida misma, ambos a punto de total extinción. MS


DE LA FRANJA AL MUNDO GAZA

En esta vida
morir es cosa fácil.
Hacer vida
es mucho más difícil.

Vladimir Maiacovsky
Poema a Serguei Esenin



En la Franja de Gaza prevalece hoy una tregua. Sigue en pie la razón de la confrontación. Por lo pronto se ha silenciado la muerte que sigue el camino previamente establecido. En otras oportunidades hemos expuesto nuestro parecer sobre este matar que tan pocos deciden y que a tantos alcanza. Consideramos hoy indispensable reiterar la posición que antes hemos planteado y que está contenida en los puntos que siguen.

1.- Lo primero es manifestar el rechazo a la masacre donde quiera que se produzca, venga de donde venga. Esta guerra, como todas, es un instrumento para dirimir intereses y poderes que no conciernen a los directamente afectados. Por ello manifestamos nuestra disconformidad y rechazo a los crímenes que a través de ella se acometen.

2.- Y esta posición implica también el rechazo al manejo que con el mayor sesgo-manipulación hacen los medios de comunicación a nivel mundial de este terrible acontecer. La masacre de niños y otros inocentes se produce diariamente, en muchos escenarios sin que los medios de comunicación le den cobertura a estos horrores en términos de enfrentamiento-confrontación sino como negocio-mercancía que vende.

3.- Hoy en día esa masacre, vuelta mercancía que se programa como espectáculo televisivo o noticioso es lo que realmente vende, lo que puede conmover o tocar a la gente, sin importarle mucho la batalla que se libra ni los padecimientos de quienes la libran y la presencian o soportan. La nueva tecnología nos ha permitido esperar con ansiedad frente al televisor la próxima incursión-invasión, como si fuese un capítulo de cualquier serie.

4.- ¿Son realmente objetivos estos lentes o eligen los escenarios a su conveniencia rentable? Los espectadores, tal como ocurre con las programaciones con las que ordinariamente bombardean a la gente, son fácil presa de la emoción, de la protesta, de la solidaridad y del dolor que causa un niño herido, mutilado o exterminado. No son llevados a examinar los conflictos ni por qué se producen, ni qué intereses están en juego en esa devastadora realidad.

5.- Lo que está detrás de esas inmensas tragedias no es algo que incumbe ni importa. La imagen del niño bombardeado siempre será vista una y otra vez por su inmensa carga de dolor y desesperación. Pero no se trata de jugar a las imágenes sino de detener la masacre donde quiera que esté.

6.- Hoy el manejo mediático de lo que ocurre en la Franja de Gaza ha sensibilizado a muchas personas en diferentes territorios. El problema no reside en eso, sino en otro punto: se ignora, silencia y oculta masacres de la misma dimensión. Y eso es lo grave. Y nos eximimos de hacer enumeración alguna, porque cualquiera que se haga será brutalmente incompleta.

7.- Lo que sí podemos aseverar es que se utiliza el dolor y la tragedia para que sirva de otra forma de instrumento de guerra. Uno más silencioso y lento que sin embargo es capaz de causar tanto dolor y muerte como las guerras televisadas. Las víctimas acusan a sus victimarios para alcanzar una posición que les permita a su vez convertirse en victimarios. ¿No es esa acaso la historia de esta dolida prehumanidad?

8.- Se nos lleva a tomar partido por cuestiones cuyo fondo ignoramos. Enfrentamos la violencia que nos conmueve y sacude para generar otra violencia de igual contenido para dar respuesta a la primera. Y en ese círculo estamos atrapados sin saberlo y a veces hasta sin quererlo. Es un juego perverso en el que estamos envueltos y del cual no logramos deslastrarnos. Eso nos convierte en cómplices y co-responsables, y en consecuencia terminamos siendo indiferentes, pasivos, resignados y silentes. Hasta que una nueva realidad televisada nos despierta, para que asumamos partido por quienes nos señalen como víctimas.

9.- Hemos sostenido, desde hace muchas décadas, que de lo que se trata es de hacer un deslinde claro y radical entre quienes ejercen, ejecutan, dirigen, organizan, proponen la masacre y quienes se sitúan del lado de la defensa de la vida del colectivo-individuo, donde quiera que esté.

10.- Ubicarse frente a la masacre significa que no podemos ser cómplices, co-responsables ni negociadores o manipuladores de la muerte. Quiere decir que abogamos por una sociedad que no se rija por la violencia y que estamos decididos a solventar los conflictos violentos que ocupan la casi totalidad del planeta, por vías no violentas, poniendo a valer la fuerza de un colectivo que no pondrá un solo soldado más al servicio de ninguna cruzada.

11.- Hasta ahora ha regido la ley de la violencia permanente ejercida por medio del colectivo para enfrentarse a otros colectivos, sin que ni unos ni otros tengan una clara conciencia de qué batalla libran ni a quien beneficia la muerte que siembran. No estamos dispuestos a tener que elegir entre uno u otro bando de asesinos o masacradores, cualesquiera que sean las justificaciones, ideologías, causas, que se esgriman.

12.- Son los grandes poderes los que manejan al colectivo a su antojo. Poderes sin fronteras ni nacionalidades cuyo único interés es preservar sus intereses, donde quiera que se ubique una ganancia. Pero esos poderes, de cualquier naturaleza o signo, de cualquier especie o nomenclatura, poco le importan los sacrificios que deban acometer quienes quedan atrapados en las líneas de fuego reales e imaginarias.

13.- E identificar esos grandes poderes y deslindarnos de ellos es uno de los pasos fundamentales del colectivo y del individuo que lo conforma. Tienen la virtud de disfrazarse con todo género de vestimentas, de ofrecer toda especie de salvaciones, de generar todo tipo de expectativas y promesas. Llámese libre mercado, neoliberalismo, socialismo, revolución, dictaduras abiertas, tiranías encubiertas, democracias totalitarias o totalitarismos que se autodefinen de democráticos.

14.- Lo que define una acción histórica son sus resultados y los medios que se hayan utilizado para alcanzarlos. Y hasta ahora, unos y otros no han sido capaces de generar ni un hombre con nuevos valores, ni una sociedad regida por parámetros distintos a los de la violencia y la masacre continuada.

15.-No podemos comprender la agitación mundial que se produce ante los acontecimientos de Gaza si no vemos la misma reacción y el mismo desespero ante los millones de niños que mueren de hambre y desnutrición de enfermedades curables, de carencias de todo tipo. Tampoco si no se producen reacciones similares ante los niños que mueren en maternidades sin atención, o los niños que caen abaleados en las calles de esta exciudad, o los ajusticiados, ametrallados, secuestrados, desaparecidos, o simplemente excluidos de toda forma de sobrevivencia. Los niños refugiados, los lanzados a las guerras o al martirologio, los desechos por las drogas, los manipulados por la gran empresa de la pornografía y la prostitución, los utilizados para crear terror.

16.- Si el sentimiento contra el horror no cubre la totalidad del horror, no es más que un acto demagógico, que no sirve sino para avalarlo y acrecentarlo. Porque finalmente el uso y el desecho del hombre no tiene límites ni medidas. Ha llegado a todos los extremos imaginables y a los caminos más tortuosos y denigrantes.

17.- Dijimos recientemente: “de tantos odios estamos hechos / que ya nos parecemos al enemigo”. Y ciertamente ante lo terrible invocamos castigos aún más terribles. Ante la muerte convocamos a una muerte mayor. Ante el desahucio, desahuciamos. Ante el horror pedimos que se derrame más sangre para liberarlo. ¿Y de qué estamos hechos entonces? ¿Qué furia nos ha arropado para convertirnos en lo que somos hoy?

18.- Si hoy, que impera en el planeta el mayor de los horrores, no detenemos esta destrucción y autodestruccion del hombre, el exterminio será global. Si seguimos apegados a la ley de la violencia permanente, quedaremos atrapados en ella, sin posibilidad alguna de sobrevivir. Si no avanzamos hacia un nuevo estadio de la vida, sólo quedará la muerte como huella de este vasto naufragio que ha sido la prehistoria de la humanidad.

19.- Una labor que no la pueden acometer los dueños de los poderes ni quienes aspiran a ellos. Sólo el colectivo, organizado, prevalido de su ternura y de su humana condición, consciente de sus poderes creadores, de su capacidad ilimitada para alcanzar todo lo que se proponga, derrochador de virtudes, sembrador de ilusiones, repartidor de sueños y paciente reparador de malignidades, persistente horadador de muros y de cercas, constructor de solares que dan de beber a los pájaros y de comer a los niños que saben de alturas por la dimensión de los árboles en los que se trepan para atrapar el cielo entre sus pupilas.

20.- Sólo ese hombre, que está repartido por todo el planeta, que no tiene rostro aún, ni nombre ni sepultura conocida, pero que trabaja hora a hora su dolor, sin clausurar los cerrojos de la casa que no tiene, sin recoger la mesa servida de sus carencias que sin embargo alcanza al que llegue, sin esa carga de odios que sólo sirve para matar al otro que somos, podrá avanzar en esos caminos. Basta reclutarlo o que nos reclute para esta tarea gigantesca y simple de vivir como hermanos, cautivados por el misterio de todo lo que aún no conocemos, y que nos aguarda para que al fin alcancemos nuestra humana condición.

En cada uno de nosotros está la posibilidad única de convocar ese espíritu vital, o terminar de liquidarlo definitivamente. Ese es el deslinde real al cual debemos comprometernos.

mery sananes / enero 2009



Leer mas!