sábado, diciembre 05, 2015

LA CASA DE LAS PALABRAS





Cómo escribir cuando la casa de las palabras
es una edificación minada con centinelas
que cuidan sigilosamente que de ella
no salgan volando por las ventanas suspiros
de amor ni canciones de cuna

Cómo escribir en gerundio si todo está dicho
para que hasta el futuro se conjugue en pasado

Cómo traspasar las fronteras del otro que dejó
hace milenios de hablarnos un lenguaje de agua
y de cerezos

Cómo irrumpir en la palabra estacionada
para que recobre su condición de cántaro
su resonancia de cuerdas que se desbordan
de los maderos hasta volverse centellas

Cómo girar las esdrújulas para que recobren
la gravedad de su decir rebelde y reconciliar
los subjuntivos con el hacer incondicional
de una libertad que no concede tregua

Tal vez sea mejor un silencio de voces
un concierto para cuerdas mudas
una sonata para flautas a las que les han
extraído toda respiración
un solo de clarinete sin melancolias

Un manifiesto que escrito en el desatino
de los murmullos contenidos riegue
por el planeta este miserere de tristeza

Una juglaría que acalle al fin todos los ruidos
de metralla y la risa fatua de los ejecutores
de una palabra vacía que se dobla sobre sí misma
para ocultar su civilizada barbarie de
intemperancias y odios recrudecidos

Un crescendo de jilgueros que no cese
hasta que regrese estampada
en el amanecer de todos los amaneceres
una palabra de amor que certifique al fin
el advenimiento de un hombre
inmensamente humano





texto y fotos
mery sananes
26 de febrero del 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Profesora Sananes:

Una sola cosa quiero decirle: su poesía adquiere cada vez más el tono y el sentido de la angustia de este tiempo. Y quiero yo, y sé que muchos más, que no haga silencio su voz, que es, para usar su palabra "mensaje de porvenir".

Su amigo: JPC

Anónimo dijo...

Mery
Tus palabras cada dia nos nutre aunque estas intenten estar en silencio. Escuchamos tu voz de poeta de estos tiempos. Un abrazo. Ro