domingo, julio 31, 2011

MARES XI




Cuando te veo llegar
mar apassionatto al fortísimo
encuentro de lirios sin puntos
de navegación te pregunto
por tu noción de tiempo
y de inmediato te veo nacer
en los planetas iridiscentes
de  Juan Sebastián Bach


agustín blanco muñoz
serie mares
foto mery sananes


Leer mas!

viernes, julio 29, 2011

CAMINERÍAS


Hoy no pude entender
porque lanzaste tanto
silencio sobre la música
que salía de los caminos
que labraste dentro de mi

agustín blanco muñoz
serie caminerías
foto / mery sananes
Leer mas!

CABALLO DE TIRO - VINCENT VAN GOGH




 
Nosotros nos sentimos morir, pero sentimos la realidad de que somos muy poca cosa, y que para ser anillo en la cadena de los artistas, (con el permiso de Vincent lo corrijo, en la cadena del hombre que pugna por ser) pagamos un precio muy duro en salud, en juventud, en libertad, de la cual no gozamos en los más mínimo, no más que un caballo de tiro que arrastra un coche lleno de gente que se va a gozar la primavera.

Vincent Van Gogh

 





Hoy me siento
como fatigado
caballo de tiro
pero sigo creyendo
en la primavera
que habrá de amanecer
para los otros

mery sananes
1982

Leer mas!

jueves, julio 28, 2011

UN BESO FRUGAL Y ETERNO





Si la savia se prolonga como un pincel
sobre la mágica estructura del vuelo
y el ala recorre amorosa la verde
ingeniería de una hoja estremecida
quien mira a quién en el
espejo de sus respiraciones
quien mueve a quien en el intervalo
acuático del viento
quién susurra a quién
la melancolía de un beso
frugal y eterno
que sella la incandescencia del
árbol en la fugitiva travesía
de un instante

foto y texto / mery sananes

Leer mas!

JUAN SEBASTIAN BACH, DESDE EL PAÍS DEL ALMA



JUAN SEBASTIAN BACH
21 de marzo de 1685 - 28 de julio de 1750



Algo en su música hace reverberar el corazón 
como si fuese un diapasón. 
algo de sus acordes se atempera en el regazo 
de los olvidados 
hasta hacer florecer el porvenir

ms

desde Embusterías invitamos a escucharlo
y más que eso a encontrar en su esencia esa 
música que viene, según el decir de Ana Magdalena,
del país del alma




JUAN SEBASTIAN EN OTRO JULIO

FUGA – JUAN SEBASTIAN BACH

SUITES PARA CELLO DE J.S. BACH

LA OFRENDA MUSICAL DE JUAN SEBASTIÁN BACH

JUAN SEBASTIAN BACH, SIEMPRE

UNA MÚSICA Y UN LIBRO PARA EL MUNDO

EMBUSTERÍAS DE ANA MAGDALENA

JUAN SEBASTIÁN BACH – CANTATA 76

JUAN SEBASTIÁN BACH, 257 AÑOS DESPUÉS

MAESTRO DE LOS ARCÁNGELES DEL VIENTO

DOBLE CONCIERTO







Leer mas!

miércoles, julio 27, 2011

DISPARERÍAS 12




Mientras el disparo viva en
la risa del hombre la pólvora
será el mismo juguete del
tiempo sin hombres


agustín blanco muñoz
serie disparerías
foto / mery sananes
Leer mas!

lunes, julio 25, 2011

DECIRES DE PUERTAS


Cuando aprendemos
a tocar las puertas es
porque la vida se nos
ha vuelto un escondite
por todos los puntos
cardinales de la  angustia


agustín blanco muñoz
serie decires

Leer mas!

sábado, julio 23, 2011

DESPEDICIONES XV


Las despedidas
comienzan a la hora
de terminar

Agustín Blanco Muñoz
Serie Despediciones
foto / mery sananes
Leer mas!

EMBUSTERÍAS DEL SILENCIO


El silencio es un estruendo
de infinitos que navega
en los párpados

El espacio sagrado donde 
brotan inéditos los suspiros

La ingeniería de la abeja
en su andar de pistilos

El enamorado despliegue
del pétalo cuando asciende
hacia la flor

Un adagio que se levanta
del césped como el leve aleteo
de una flauta dúlcima

Un píccolo bordándole filigranas
al aire estremecido

Un tremor de cuerdas en el
interior de una mágica mandolina

Un código de pájaros en la
comisura de un corazón entristecido

Un velero de nostalgias
dibujándole caracolas al
intervalo del tiempo

Un beso detenido en el
umbral de una lágrima

Un recinto subjuntivo
donde cabe todo la ternura
del universo
mientras aguarda un tropel
de palabras-brújulas
para derramarse como miel
sobre los días


texto / mery sananes
foto / anala 2011
Leer mas!

jueves, julio 21, 2011

TIERRERÍAS 7



Cuando el barro llega
al final de los bríos
ningún clavicordio
se da por vencido

agustín blanco muñoz / serie tierrerías


Leer mas!

martes, julio 19, 2011

CANTO A LOS DÍAS




Canto a los días que cabalgan
en cada uno de nosotros y en
los infinitos de los pétalos de
la púrpura existencia del mañana


agustín blanco muñoz
serie / canto a los días
foto / mery sananes
Leer mas!

lunes, julio 18, 2011

DE LAS PALABRAS - CESARE PAVESE

Cesare Pavese
26 de agosto de 1908 - 09 de septiembre de 1950

Un día un hombre nace en alguna parte de manos de una alegría o emergiendo a duras penas de una tristeza, una ausencia, una tragedia.

Emprende ese oficio de vivir, tan inconcluso y difícil, con el que nos topamos cada día, provisto sólo con escasos utensilios, que ya ni siquiera sirven para la labranza.

Y hacemos esa travesía sobreviviendo las horas, tomados de una ilusión, atrapados en algún pozo oscuro, enredados en un silencio lleno de ruidos, absortos en una palabra inútil.

Qué de milagros y horrores se nos quedan inscritos en la mirada. Pero no hay una balanza. Terminamos siendo fugaces, aunque nos hayamos adherido a la piel de un árbol que ya se ha desvestido de sus hojas.

La ternura es un asombro que nos estremece de tal modo que en vez de retenerla en el recinto de los suspiros, la dejamos ir, para regresar sumisos al sitial de lo dispuesto.

Y un día llega o nos imponen una despedida de un vivir que no habíamos alcanzado aún. Y dice el poeta, vendrá la muerte y tendrá tus ojos, esa muerte que nos acompaña de la mañana a la noche, insomne, sorda, como un viejo remordimiento o un vicio absurdo.

Y exclama: Oh querida esperanza, también ese día sabremos nosotros que eres la vida y eres la nada. Para todos tiene la muerte una mirada.

Salvo que Cesare no aguardó a que llegara, la llamó, la invocó, la sedujo y se fue tras ella, o tras sus ojos, como contemplar en el espejo el resurgir de un rostro muerto.

Y algo de Cesare llevamos cada uno a cuestas, como si no termináramos de entender que la muerte es una hechura nuestra, que hemos aprendido a ser tan diestros en su elaboración, que aún antes de nacer, la vida se nos esfuma, como una orilla a la cual nunca arribaremos.

Y leer a Cesare es de alguna manera preguntarnos por la vida que dejamos ir, por ese alguien que murió hace mucho tiempo, alguien que intentó pero no supo, ese alguien que fue herido hace mucho, y de cuya herida aún no nos recuperamos.

¿No valdrá la pena quizás en vez de invocar la muerte, restituir la vida, dejar de herir y ser herido, para que la esperanza alguna vez sea la vida y no la nada, sea el río y no el remolino, sea el silencio del agua bajo el alba, esa tibieza que diluye las estrellas, convertido el dia en un milagro intemporal bajo el sol, impregnado de una luz salobre y a un sabor vívido a marisco?

mery sananes


LAST BLUES, TO BE READ SOME DAY


Era un sólo galanteo,
seguramente lo sabías-
alguien fue herido
hace mucho tiempo.

Todo está igual,
el tiempo ha pasado-
un día llegaste,
un día morirás.

Alguien murió
hace mucho tiempo-
alguien que intentó,
pero no supo.



VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TUS OJOS...


Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
-esta muerte que nos acompaña
de la mañana a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo-. Tus ojos
serán una vana palabra,
un grito acallado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola sobre ti misma te inclinas
en el espejo. Oh querida esperanza,
también ese día sabremos nosotros
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como abandonar un vicio,
como contemplar en el espejo
el resurgir de un rostro muerto,
como escuchar unos labios cerrados.
Mudos, descenderemos en el remolino. 




CREACIÓN


Estoy vivo y he sorprendido las estrellas en el alba.
Mi compañera continúa durmiendo y lo ignora.
Mis compañeros duermen todos. La clara jornada
se me revela más limpia que los rostros aletargados.

A distancia, pasa un viejo, camino del trabajo
o a gozar la mañana. No somos distintos,
idéntica claridad respiramos los dos
y fumamos tranquilos para engañar el hambre.
También el cuerpo del viejo debería ser sano
y vibrante -ante la mañana, debería estar desnudo.

Esta mañana la vida se desliza por el agua
y el sol: alrededor está el fulgor del agua
siempre joven; los cuerpos de todos quedarán al
     descubierto.
Estarán el sol radiante y la rudeza del mar abierto
y la tosca fatiga que debilita bajo el sol,
y la inmovilidad. Estará la compañera
-un secreto de cuerpos. Cada cual hará sentir su
     voz.
No hay voz que quiebre el silencio del agua
bajo el alba. Y ni siquiera nada que se estremezca
bajo el cielo. Sólo una tibieza que diluye las estrellas.
Estremece sentir la mañana que vibre,
virgen, como si nadie estuviese despierto.



MAÑANA


La ventana entornada recuadra un rostro
sobre el campo del mar. Los lindos cabellos
acompañan el tierno ritmo del mar. 

No hay recuerdos en este rostro.
Sólo una sombra huidiza, como de nubes.
La sombra es húmeda y dulce como la arena
de una intacta caverna, bajo el crepúsculo.
No hay recuerdos. Sólo un susurro
que es la voz del mar convertida en recuerdo. 

En el crepúsculo, el agua mullida del alba,
que se impregna de luz, alumbra el rostro.
Cada día es un milagro intemporal,
bajo el sol: lo impregnan una luz salobre
y un sabor a vívido marisco. 

No existe recuerdo en este rostro.
No hay palabra que lo contenga
o vincule con cosas pasadas. Ayer,
se desvaneció de la angosta ventana,
tal como se desvanecerá dentro de poco, sin tristeza
ni humanas palabras, sobre el campo del mar.
  

Versión de Carles José i Solsora
http://amediavoz.com/pavese.htm Leer mas!

domingo, julio 17, 2011

POR EL ATRIL DEL AGUA



Y si de pronto la palabra
se tensara como una cuerda
y la mano fuese un arco
para dibujar sobre ella
acordes en clave de sol

Si se escapara el abecedario
por los canales del viento
y los versos tuvieran resonancias
de oboe y fagot

No se prendería acaso
el amor de los scherzos
y la melancolía de los adagios

No navegaría la risa
en el bajel de allegros
y la tristeza en las alas de un
violoncello

No se detendría el asombro
al borde de una fuga
para ascender por los tubos
del órgano hasta la estatura
de los dioses

Sé que la palabra construye
desde el país del alma
una música sustantiva
que viaja en los piquitos
de las aves
en la diminuta nervadura
de las hojas
en el crisol de la lluvia
que juega a ser eternamente
contrapunto de un clavicordio
enardecido que no tiene otro
destinatario que el corazón
del hombre
y que allí se posa para hacer
su nido con sonidos de viola
tempestades de píccolos
y nostalgias de tubas

Hoy sé que la palabra
se vuelve timbal para irse
a dialogar con los solsticios
y que a su paso deja una estela
de girasoles en concierto
de estrellas en fragor de mandolinas
de nomenclaturas para solos de clarinete
que el palabreo de las cuerdas
tiene incandescencia de luciérnagas
que es el suspiro es la respiración
de las sílabas a orillas de una
flauta transversa
que las vocales dictan su lección de amor
en el interio de un contrafagot
que las consonantes son un revuelo
de pájaros desde el hospedaje cóncavo
de un contrabajo
que los verbos son un aluvión de mariposas
que nacen de trompetas en fiestas de
aleluyas
y que el poema es una travesía
inconclusa por el atril del agua.

mery sananes / marzo 2006


Leer mas!