lunes, octubre 31, 2011

GABRIELA MONTERO - EXPATRIA


Gabriela Montero, en su debut como compositora, presentó en Nurenberg, Alemania, el 20 de octubre de este año, su obra Expatria. Quiso acompañarla con estas palabras que dan el sentido que ella le quiso otorgar a su trabajo musical y a su relación con un país que dejó de ser.  En palabras nuestras: un expaís.

Como venezolana expatriada, puede que sorprenda un poco que desee expresar, en música, la añoranza por el hermoso país donde nací.

Sin embargo, mi debut como compositora significa, más allá del sentir de mi nostalgia personal, un verdadero clamor público. Expatria es un retrato de un país difícil de reconocer respecto al que viví en mi juventud.

Esta obra es mi respuesta emocional a la pérdida de Venezuela, entregada a la falta de ley, la corrupción, el caos y los índices criminales que están entre los más altos del mundo.

El acorde inicial intenta sacar al publico del silencio y la apatía. Es la inmediata exposición de una tragedia que se ha acelerado debajo del delgado velo de una democracia que cuenta con un negligente e inconsecuente escrutinio internacional.

Los motivos introducidos por el corno francés y el piano reflejan el recuerdo fugaz de un momento inocente, una calma inquietante. El tema es brutalmente rápido, y queda rápidamente corrupto, violentado y despojado por la interrupción de una percusión impositiva y militarista. Y la sección del  ‘martellato’ traza el diario cruce de fuego al cual se han tenido que acostumbrar los venezolanos.

Emergiendo de la violencia, el solista y  la orquesta alcanzan un lento y rapsódico diálogo de duelo, que culmina en un lamento único y desconsolado. La rapsodia poética por sí misma de inmediato es objeto de una caída cromática y acelerada, que da a la audiencia una visión del desorden  de una sociedad desmantelada y sofocada.

Mi testimonio musical no es un asunto político. No soy un político. Es la expresión de mi  pesar.

GABRIELA MONTERO

(Traducción libre del inglés realizada por mery sananes, de texto
extraído de la página de Gabriela Montero)

 Véase también

No hay espacio para el tipo equivocado de rojo

Leer mas!

domingo, octubre 30, 2011

CANTO A LOS DÍAS




Canto a los días que cabalgan
en cada uno de nosotros y en
los infinitos de los pétalos de
la púrpura existencia del mañana


agustín blanco muñoz
serie canto a los días
foto / mery sananes 
Leer mas!

sábado, octubre 29, 2011

CHIPILERÍAS


a mi chino y  mi chelchelino


Con tu mano
 florecen las
perplejidades
de la mano
que tengo en ti

Y navega en
laberintos de risa
y andenes de
purito porvenir
la mano que
siempre me darás


texto / agustín blanco muñoz
foto / mery sananes
Leer mas!

viernes, octubre 28, 2011

MIRADERÍAS II

Rafael Franceschi


Los ojos en lienzo
se quedan dormidos
en los colores de los
sueños



agustín blanco muñoz
serie miraderías
Leer mas!

lunes, octubre 24, 2011

ELEGÍA SIN FIN




Quien dijo que vivimos
si aún no emerge la vida

Después de tantos siglos
qué hemos hecho con el
nacimiento que un día nos fue
otorgado para que con él
erigiéramos el territorio
de la ternura

Todo fue consignado en nuestro
árbol genético al primer instante
de erguirnos y descubrir
que el horizonte era mucho
más que una línea

Pero lo que hicimos fue hacer
con el horizonte una cerca
para encerrar la primera lágrima
y desde entonces andamos por el
mundo desprovistos de todo

Una sílaba mal partida
un adefesio sin conjugación
una máquina que perdió
su razón de ser y que
transgrede los espacios como
si todos los niños se hubiesen
fugado a la estación de los olvidos

Somos una mueca que no cesa
un rostro que no se encuentra
a sí mismo una mano que no tiene
otra mano que estrechar
una soledad poblada de muerte

Qué hizo que llegáramos
a esta saciedad de vacíos
a esta interminable historia
de horror a esta muerte prolongada
que nos alcanza a todos
a este despropósito que somos

Quien dijo que esta
desventura puede llamarse vida
que este absurdo inventario de
desmanes y contradesmanes
esta estadística de cadáveres
esta insólita contabilidad
de defunciones
puede erguirse como
un tiempo para vivir

Hemos hecho del destrozo
nuestro haber incapaces como
somos de producir algo distinto
a armas letales
otros instrumentos de guerra
y guadañas para escarbar minas

Violentados o violentadores
somos de la misma maltrecha
condición
secamos los campos para
sembrar hambrunas
vaciamos los ríos para que en
su cauce quepan los muertos que
hemos ido acumulando a
través de los siglos
expropiamos el aire para que
vayan a alimentar las
cámaras de gas
o el calibre milimétrico de una bala

Quebramos las noches para que
no se reflejara en nuestras
pupilas adormecidas el
resplandor del universo
y ahora no somos más que
ciegos deambulando en busca
de la cáscara de una esperanza

foto y texto
mery sananes
octubre 2011
Leer mas!

sábado, octubre 22, 2011

ATRILERÍAS IX




Sobre el ritual de la tarde
la luz pincela un huerto
de girasoles

texto y foto
mery sananes 
Leer mas!

jueves, octubre 20, 2011

MIRADERÍAS I

Amahola Méndez Siverio


El ojo sigue mirando
cuando ya no hay muerte
que lo aparte del iris
que siempre nos mide la
vida que no miramos

agustín blanco muñoz

 
Leer mas!

martes, octubre 18, 2011

MATEO MANAURE: REGISTRO DE LO QUE SERÁ



A SUS OCHENTA Y CINCO AÑOS


18 de octubre de 1926 - y hasta el infinito registro
de lo que será

Mateo

Si tan sólo pudiésemos tomar de tus lienzos algunos de los hilos de púrpura, naranja y violetazul con los que dibujas los suelos de esta tierra, entonces te escribiríamos una carta hecha de paisajes. Allí el agua haría conjunción con la luna,  los pastos con el cielo, los luceros con las luciérnagas, y como un río de colores se desbordarían del papel para inundar tus espacios con la misma luz que nos regalas.

¿De qué cántaro está hecho tu corazón, Mateo, que puedes con tu amor amalgamar auroras con areniscas, atardeceres con espigas, lámparas de tierra con linternitas de agua? Como si por la magia de tus manos sembraras huertos en las telas,  solares en las pupilas, manantiales en una sola hebra de color trazada como elipse de la vida.

¿Será por esa humana decisión de recordarle al hombre el hecho de que es humano, en una época que demostró no estar madura aún para esa advertencia? ¿Será por esa  indagación infinita de la tierra, de los ríos, de las hojas, de los pájaros, de los rostros, en los que te has detenido como esforzado arquitecto de todas las texturas que el arrebol dibuja sobre los oleajes de arcilla?

¿Será, Mateo, por ese disparo de amor que haces al mundo, hecho con la pólvora de tus sueños? ¿O será acaso que el río Uracoa, derramando violetas de agua sobre el azul de los bosques, te ofrendó sus encantamientos para siempre?

Tal vez fue aquella madrugada en la que el silencio conjuró todos los ruidos, para que fueras espectador único de aquel enjambre de estrellitas que te cubrieron el asombro hasta envolverte eternamente en su alada fosforescencia. O esa persistente decisión de advertir la raíz de la vida en la amalgama de tejidos que brotan de la tierra y del alma, para que en tus tapices de amor, quedara el registro de las auroras que habrán de ser.

Cómo si no explicar ese estallido de armonías que se tocan y limitan, entrecruzan y difunden, entreveran y suspiran en un almácigo que se hará campo florecido de alegría cuando el hombre aprenda a leer en los antiguos sedimentos la noción exacta de la fiesta de la vida que hace ruta subterránea hacia la cima de los cielos.

Es como si a orillas de tu río, en los andenes de las tierras que recorrió tu afán explorador, hubieses encontrado los signos vitales del planeta, grabados en el rostro de las piedras, en las desembocaduras de los hilos de agua, en el polvo de arcilla que se hace vasija o surco para una misma siembra.

Allí estaban y están todos los dones del hombre,  dispuestos para la celebración de una vida en armonía, pletórica de frutos, flores, granos, pastos, hierbas, soles y bosques de risa.

Y se hicieron color y cobijo entre tus manos magas, en el interior de tu corazón de lirio y rocío, para derramarse otra vez sobre la tierra, hechos ahora andén de los sueños, espacio de la esperanza, imagen del paisaje de la vida, en las pupilas de un hombre que ama.

Sabías que mientras mezclabas atardeceres con la ingeniería exacta de los panales, mediodías con polvo lunar,  arenas desérticas con gajitos de pomarrosa, se iba secando el color sobre  la tierra, opacando la risa sobre los rostros, acallando la música de las chicharras y los sapitos.

Y te diste a la tarea de rescatar para el hombre maltrecho y devastado de este tiempo, el huerto infinito de la vida. Como si sobre los campos resecos pudieran leerse las simientes que sueñan convertirse en cometas y floraciones.

Así de tus lienzos, Mateo,  emergen espigas y hierbas, pájaros y mariposas, girasoles y bromelias, aliñados con el azúcar dúlcimo de tu corazón enamorado. En ellos queda el registro de lo que será nuestra casa algún día, cuando el hombre aprenda a vivir entre hermanos, cuando se convierta otra vez en hortelano de su propio huerto cósmico y eterno.

Tomamos entonces, Mateo, un ramillete de hebras de tus lienzos, que sembramos desde siempre en el recinto de la palabra que aún no se ha dicho,  para entregártela como una infinita floración de arcoiris.

Sabemos que aún de tu ternura emergerán vuelos altos, vientos largos, aire enamorado, tiempos de ocre florecer y verde tallo, de horizontes naranja, y mediodías azulados, de ríos de amapolas y piedras que desgranan racimos de vides. 

Sabemos que, más allá de todo tiempo, algún día el hombre habitará una casa que tendrá los colores que brotan de tus pinceles. Entonces, aprenderá a reconocerse a sí mismo, y los suelos de la tierra toda tendrán para siempre el aroma de tu lumbre.

Te abrazo con el creciente amor de siempre.

mery sananes

Leer mas!

domingo, octubre 16, 2011

TIERRERÍAS 10


Un sueño de tierra
tinglado de tus
mareceres


agustín blanco muñoz
serie tierrerías
fotos / mery sananes
Leer mas!

viernes, octubre 14, 2011

PAISAJE DE UNA FLOR




Hay días en que la palabra se
desprende de la piel de sus
conjugaciones y en vuelo se posa
sobre el rumor de un oboe
para allí desatar su larga
cabellera hasta convertirse
en un torbellino de lirios

II

A veces es acuática
como el suspiro de un  niño
y se sumerge caudalosa
en el remolino de los azules
para deslumbrar a los peces
con un adagio de tubas

III

Hay tardes en las que asciende
a las colinas como un río invertido
en busca del sonido de un pájaro
que aún no ha nacido

IV

Y a veces no es más
que la huella de una lágrima
escribiendo sonetos de amor
sobre el deslumbrante
paisaje de una flor

 texto y foto
mery sananes
Leer mas!

miércoles, octubre 12, 2011

TIERRERÌAS 9


Vidas de fosa
para la tierra
inconclusa


 agustín blanco muñoz
serie tierrerías
foto / mery sananes
Leer mas!

lunes, octubre 10, 2011

SINFONÍA DEL SINSONTE





A qué esdrújulo lugar se fue la
palabra que me nombraba

Qué se hizo el clarinete que le
dibujaba trinos a las estancias
de un tiempo sin roturas

Dónde fue a quebrarse la lágrima
que nutría los adagios hasta
el andante de un mar engolosinado
de peces y pájaros

En qué estación de las despedidas
se fugó la risa sin que el clavicordio
de sus armonías esparciera su
aluvión de grillos a la majestuosa
sonoridad de las noches

Persiste en el eco imperceptible
de una cisterna colmada de sed
un ajuar de ausencias que
desarticula los verbos expropia
los predicados hasta dejar
inerme el soliloquio de un
sinsonte empeñado en escribir
una sinfonía en el copo
de mis respiraciones

Y adherida a su melodía vengo
a remontar los pasos del silencio
los engranajes del dolor 
la conjugación de los pretéritos 
para anclarme de nuevo
en el regazo de los suspiros 
donde renace la sístole de los días 
habitados por la alegre cantauría 
de los amaneceres 

texto y foto
mery sananes
Leer mas!

CUENTERÍAS - NICOLÁS


Vincent Van Gogh


Nicolás decidió ese día, que no volvería a usar zapatos, para dejar de pisar los caminos de la vida que nunca tuvo.

agustín blanco muñoz
serie cuenterías



Leer mas!

miércoles, octubre 05, 2011

PÍO TAMAYO EN UN NUEVO OCTUBRE DE SILENCIOS Y ESTRIDENCIAS




Este  05 de octubre se cumplen 76 años del asesinato de José Pío Tamayo. Un joven tocuyano que empuñó su idealidad avanzada para trabajar en dirección a lograr algo fundamental:  introducir una nueva perspectiva histórica para la comprensión e interpretación de la vida de aquella y esta Venezuela. El objetivo era muy claro: romper con el pensamiento tradicional-positivista que hace del caudillo-mesías el punto de partida de la historia y delinear las grandes coordenadas de la historia por construir.

Una acción que debía tomar en cuenta al pueblo como primer elemento de acción social, regida por un código de deberes, que permitiera enfrentar los males tradicionales que han padecido y siguen padeciendo los pueblos sometidos a la avaricia, la codicia, la corrupción y la descomposición que conlleva un ejercicio despótico del poder.

Su vida y su obra, cargada de futuro y de una propuesta histórica y vital que se enfrentaba a la historia heroica y mesiánica con la que se ha sometido y domesticado al colectivo, desde los tiempos de la invasión inicial, ha sido y sigue siendo sometida al silencio.

En la actualidad se trata de producir ruido y estridencia con el traslado de sus restos, por la vía de la autoridad y la imposición, al Panteón Nacional. Pero lo que se anuncia como un homenaje no es sino una forma de aumentar el silencio y el cerco.

Pío es la aventura del pensamiento, la creación, el camino. Es el poeta, la imaginación, el aporte que se riega por todas partes. Es el artista que se vuelve luchador andante porque le importan todas las causas de todos los destinos. Y por ello,  la intención de encerrar en altos y sólidos muros su pensamiento y su mensaje es algo que no se aviene con su sueño de furtivo creador de amaneceres.

Desde la Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV, desde 1983 nos hemos dedicado a la divulgación, difusión y debate sobre la historia de las ideas políticas de este expaís, haciendo hincapié en el mensaje porvenirista piotamayista que traza un compromiso invariable.

En esas labores hemos producido tres volúmenes que recogen parte de las Obras Rescatadas del Floricultor de Hazañas, en cuyos trabajos dispersos, puede encontrarse a plenitud  ideas y propuestas que abarcan la mayor parte de los ámbitos de nuestro destartalado vivir.

Hemos tratado de aportar elementos para una mayor presencia de Pío. Sin embargo,  sigue siendo un silenciado y su obra un conjunto de papeles que no han perdido la clandestinidad que le impuso la tiranía gomecista.

Pìo Tamayo es el introductor de las nuevas ideas inspiradas en el marxismo pero alejado de dogmas y cultos. De allí que no haya un mayor empeño por penetrar en su pensamiento   ni en divulgarlo. Y hay quienes creen que violando su voluntad de ser enterrado en su lar natal, podrán convertirlo en un pensador-valor para una tal ‘revolución socialista’.

Pío estuvo alejado ayer y lo está hoy aún de toda acción o interpretación que haga abstracción de la idealidad, del poder de creación. De vuelo de humanidad. Y esta es  la razón para que en muchas oportunidades se constituya en  una acusación frente a quienes dejaron de lado el código de deberes, para hacer de la acción política una codicia del poder y una defensa de intereses minoritarios, muy lejanos al bienestar del colectivo.

Y constituye una acusación no sólo frente a sus antiguos compañeros y alumnos de su Carpa Roja en el Castillo de Puerto Cabello, sino  ante quienes actualmente usurpan su nombre para crearle más mitos a la vieja historia heroica, que nutre las mayores perversiones y el mayor grado de domesticación-represión.

Afortunadamente Pío Tamayo está mucho más allá de sepulturas y de panteones. De la tierra tocuyana en la quedó sembrado hace 76 años, salió hace mucho para seguir emprendiendo su solitaria cruzada porvenirista.

Viaja por los cauces subterraneos del agua, nutriendo a la inversa el tiempo de floreceres que anunció desde su Tonel de Diógenes o su Bar Jupiter hasta su despedida final aquel 05 de octubre de 1935, frente a los últimos resplandores del dios Helios. Y que se cumplirá el día en que el colectivo logre organizarse como fuerza-acción, en dirección horizontal, para rescatar este expaís y construir un tiempo de porvenires.

MERY SANANES




Leer mas!