lunes, junio 30, 2014

SOLES ERRANTES





SOLES ERRANTES

Hoy vuelvo sobre el decir
de aquellas voces que hacían
acrobacias de vientos y magias
para llevarnos a  los territorios
de entrega en los que vino y pan
se nos volvían  noches de
encrucijadas benditas para
convertirnos en pilares de las
decisiones de dioses y  tunas
que nos dejaron aferrados a la
fiesta de los soles errantes
que nacen en tu andar de
puritas señales de música
en vida de amor


 texto y foto
agustín blanco muñoz
30/06/14
Leer mas!

domingo, junio 29, 2014

TIEMPO POMAGÁS





Hay un sabor de calas que
desciende desde tu frágil
cabellera hasta tus dedos de
acariciar silencios

Un almíbar enredado en la corteza
hojaldrada de un pan de viernes
que se posa sobre tus manos

Una tristeza enraizada en la
ausencia de un nicho para
apacentar tus abrazos niños

Y con ese atavío de suspiros
hiciste travesía por el riel de
las lágrimas que no vertiste
hasta apozarte en el roto engranaje
de este lindero de espejidades

Y te derramaste sobre los días
como un adagio inconcluso
en busca de un manuscrito de fugas

Te encontré aderezada de noches
en un amanecer que juntas nos
inventamos desde un tiempo pomagás
en caminerías sin carril

Y desde entonces recorrimos el
predio sagrado de las piedras
para depositar en ellas el candil
de un aceite oloroso a campanario
y a diminuto pañuelo trizado
en la ceremonia de las despedidas

Hasta que un marzo te fuiste
a buscar refugio en el envés de
una lámpara tejida de estrellas

Sin embargo cada junio yo te
festejo madre como si te pariera
desde el centro de mis delirios
hasta alcanzar el frenesí de un
plenilunio sin sollozos donde
puedas escriturar al fin desde
el horizonte de las certezas
el código prodigioso de tu entrega


texto y foto
mery sananes
30 de junio del 2014

Leer mas!

jueves, junio 26, 2014

TALISMÁN
















Pasa
que no me gusta anclar
los días a orillas
de un verbo
ni conjugar la brisa
en subjuntivo
pasa que no nací para dibujar
ausencias ni trazar silencios
en las noches
porque por donde anduve
fui bordando señales
de cayena y pomarrosa
para que como un talismán
dejaran las huellas de mi paso
y los transeúntes las tomaran
como quien recoge una flor
sucede que no quiero sembrar
nostalgias en el alma
sino diminutos sonajeros
en las pupilas de los días
para que la alegría siempre
exilie a la tristeza
sucede que busco pintar
de azul las horas
para devolverle a la vida
las estaciones de su canto
y a aquellos que me acompañaron
el río de mieles que se esparció
por el mundo como un horizonte
verdiazul de esperanza

ms / 2003
foto / ms / 2010
Leer mas!

lunes, junio 23, 2014

SOLO TÚ GUITARRA




Sólo tú guitarra 
puedes salvar 
al hombre
perdido
en la derrota


ramón parís aldana

24 de junio del 2014

Nunca esos versos nos dijeron tanto como ahora.

Lo supo Ramón, desde el centro mismo de todas las derrotas.

Las que vivió y las que anticipó mientras iba guardando en sus alforjas cantos de porvenir.

Se nos fue un día de San Juan a sembrarse en el interior de un repique para que no cese el santo de invocar la canción del mañana.

Y sigue empeñado, como siempre, en querer salvar al hombre perdido en las derrotas del ayer y del hoy, desde el corazón estremecido de su guitarra.


¿Lo logrará?

a 25 años de su viaje 
al interior de su canto


OTROS ENLACES

24 de junio del 2008
EMBUSTERÍAS DE RAMÓN PARÍS ALDANA

29 de junio del 2009
VEINTE AÑOS DESPUÉS LA GUITARRA DE RAMÓN PARÍS ALDANA SIGUE DELETREANDO SU CANTO DE RÍOS Y SILENCIOS

30 de junio del 2009
LOS RÍOS, CANTOS Y CAMINOS DE RAMÓN PARÍS ALDANA

24 de junio del 2012
RAMÓN PARÍS ALDANA 2012

27 de junio del 2013
GUITARRA HABITADA POR SOLES Y COCUYOS

Leer mas!

sábado, junio 21, 2014

EL CIELO DERROTADO



Elvis
entonces las ruedas te llevaban
por un andar que avanzaba sin detener
el impulso del viento
en unas  calles pobladas de desasosiegos
y desespero de ilusiones
en búsqueda de desatar y conmover
nubes de esperanzas
de adioses y presentes que se tejen
en las hebras de las risas que se quedan
en lo más sordo de los silencios

Y  en medio de la oscuridad de la denuncia
surgió el tormento de un arrebato
que se hace  soga de alambrada
para sorprender el alma de la cobertura
mayor de tu existencia
y fue así como  rueda y suspiro tomaron
la ruta de la piedra enmarañada para que
el grito en odio quedara detrás
de tu mirada de cielo derrotado

Después los tulipanes convocan mañanas
de  rosas negras para alcanzar el canto
que se levanta en tus ojos para hacer
porvenires sin las medias noches
que se vuelven tragedias de olvidos

Por ello Elvis quiero que sepas
que te estamos esperando para construir
un tiempo alejado de alambres y de
toda siembra de muertes
amén


agustín blanco muñoz
21 de junio del 2014




Elvis Rafael Durán de La Rosa, de 29 años, muere el 21 de febrero del 2014, hoy hace cuatro meses, cuando transitaba con su moto por la Avenida Rómulo Gallegos, sector Horizonte, en Caracas, al intentar pasar una barricada y ser sorprendido por una guaya tensada, que no visualizó.

Leer mas!

martes, junio 17, 2014

HACIA UN ESTRUENDO DE FLORECERES




Algún día nacido de un
estruendo de floreceres
en este punto ínfimo del universo
resurgirá la hora de la vida
que no de la muerte
y no habrá tiempo para guerreros
sino para arquitectos de confines
artesanos de horizontes
deslumbrados ingenieros
de auroras desplegando
las pupilas de los niños
como un lienzo gigante
sobre el verdecer del planeta

Algún día desde el río
de savia de una raíz de poleo
el hombre comenzará a mirar
en su interior el paisaje de alas
que lo habita
y recobrará su oficio dinamitero
para poblar de bosques
los pájaros y devolver
a las aguas su tumulto de sales
no habrá fronteras ni otro
imperio que el del hombre
inaugurando su humana
condición de alfarero

Algún día bordado de arpegios
en el re menor de los conciertos
para cuerdas fundiremos los metales
de la guerra para hacer vasijas
en las que emerjan almácigos
de palabras que como estrellas
le devuelvan al hombre
su lenguaje de amor

Aprenderemos a contarnos
para saber la dimensión gigante
que alcanza el corazón cuando
conjuga sus sístoles en gerundio
y entonces detendremos
los desmanes paralizaremos
las armas le cerraremos
las espitas al horror
y comenzaremos a fundar
un territorio de mieles enardecidas
para abejas dispuestas
a hacerle colmenas a los suspiros
casitas de agua a la risa
hospedaje eterno a la alegría


texto y foto
mery sananes / 2004

Franz Schubert
Sinfonía Nº 8 / Inconclusa 




Leer mas!

viernes, junio 13, 2014

Y DE PRONTO ANOCHECE







Cada uno está solo en el corazón de la tierra
traspasado por un rayo de sol:
y de pronto anochece


Salvatore Quasimodo



Aguas y tierras (1920-1929)
Traducción de Carlos Viola Soto
Buenos Aires, Sur, 1958, p. 25
foto / mery sananes
Leer mas!

LA DULZURA DE SENTIRME VIVO



Salvatore Quasimodo 
20 de agosto de 1901 / 14 de junio de 1968

Nunca te venció noche tan clara
Si te abres a la risa y parece que tocas
Una escalera de astros
Que ya bajo en el sueño, rodando,
Para situarme atrás, en el tiempo.

Dios era entonces temor de estancia clausurada
Donde un muerto reposa,
Centro de toda cosa,
del cielo y del viento, del mar y de la nube.

Y aquel arrojarme a la tierra,
Aquel gritar alto el nombre en el silencio,
Era dulzura de sentirme vivo.


(De “Aguas y Tierras”, 1920-1929)


El poeta contrapone la vida a la muerte. Debate que le tocó librar en sus años de existencia, porque la muerte desaforada que no se detuvo –ni se detiene- ante ningún vuelo de pájaro ni sonrisa de niño- le asestó un golpe a los arrobos y a las acacias, a las garzas y a las grullas, a los verdes altiplanos y a los ríos de sus amores, dejándolo en su absurdo contrapunto de furias y dulzores.

En este poema Quasimodo rompe la clausura de las estancias del temor, para arrojarse a la tierra y gritar en alto, en el silencio, para recobrar la dulzura de sentirse vivo, entre tanta muerte.

Y en este tiempo, que no corrigió aquel, sino que le dio prolongación y crecimiento, aquellas confrontaciones mundiales dieron paso a guerras al detal instaladas en cada rincón del planeta. Y se libran en lenguas distintas y paisajes diversos, cada una con su instrumento de exterminio, su metralla y su disparo, sembrando la muerte como quien irriga campos de semillas.

Entonces fueron muchos los poetas quienes clamaron por los muertos, tomaron su clamor inescuchado, aún en medio del verso adolorido que buscaba inventar entre las heridas, una dulzura inexistente. Y hoy ¿qué estamos haciendo? ¿Qué voz levantamos? ¿Qué deslinde trazamos entre los traficantes de muerte de toda naturaleza y dimensión y la dulzura que clama por instalarse de nuevo en el corazón del hombre?

La vida
no está en este tremendo, oscuro, latir
del corazón, no es piedad, no es más
que un juego de la sangre donde la muerte
está en flor. Oh mi dulce gacela,
te recuerdo aquel geranio encendido
sobre un muro acribillado de metralla.
¿O ahora ni siquiera la muerte consuela
ya a los vivos, la muerte por amor?

Invitamos a leer a Salvatore Quasimodo, pero más a que ello, invitamos a pensar este tiempo donde la muerte sigue en flor, donde el dolor sigue su marcha adolorida, donde la falta de vida se entroniza cada vez más, como si fuera inevitable esta marcha incesante hacia la destrucción y la mortaja.

Allí donde quede un rescoldo de vida, una alegría blindada, hay que ir a esparcirla con fuerza de huracán, a ver si empujando entre todos el hilo del columpio, el pabilo del papagayo, la fuerza inalterable de la hoja que brota, logramos alguna vez que la dulzura sea el alto sitial donde reine el corazón del hombre.

mery sananes
07/01/2009
Leer mas!

jueves, junio 12, 2014

EL AROMA DE LOS NÍSPEROS

Julia Gruschina / Homenaje a Rene Magritte

Hay días en que el aroma
de los nísperos se congrega en el 

ala de un pájaro detenido para
sembrar en las nostalgias
un ramillete de hebras sin nido

Atardeceres en los que el tiempo
le expropia al horizonte los
gajitos de mandarina que tiñen

de melancolía los adioses

Horas en las que emerge
un naufragio de cálices que
aún no han alcanzado la sed

Y sobreviene una sequía de
noches un estremecido recorrido
por las mesetas de un rostro cuya
ausencia es un tren desvalijado
en el andén de los silencios


mery sananes
23 enero del 2012

Leer mas!

lunes, junio 09, 2014

DE TU RISA DE ARPEGIOS





Como manos sobre un teclado
construido de hierbas y espejos
tu paso recorre la noche
buscando la escritura de un
tiempo que te fue arrebatado

Y cada amanecer lo reinventas
una y otra vez sostenido sobre
la nostalgia de aquellas cuerdas
que quedaron inscritas en el
torbellino de las aguas

Tuyo fue el universo que cabía
en la punta de los dedos en
los que coleccionabas el secreto
de los días vividos y el asombro de
los huertos y tuyo el horizonte
donde colocabas con milimétrica
precisión uno a uno los enseres
de tus sueños

Ahora fragmentada la respiración
de las ardillas te adhieres como
los grillos a los árboles a sellar
tu canto simétrico sobre la nervadura
de las hojas que te dan de beber
sus diminutos bajeles de ilusión  
y encantamientos

Y allí sobrevive fulgurante el
milagro de tu risa de arpegios

mery sananes
09 de junio del 2014


Leer mas!

sábado, junio 07, 2014

ALADA TRAVESÍA DE SILBOS



Para que la palabra alcance
la resonancia de una flauta dulce
tendríamos que insuflarle viento
hasta convertirla en una alada
travesía de silbos

Luego habría que entrar con ella
en los laberintos subterráneos
que tejen las chicharras
en los pasadizos de invierno
para ascender sin traje
de tierra ni corteza
hasta el copito más alto de los árboles
para desde allí inundar la vida
con sus recaderías de amor

Sólo que aún esa palabra
no la hemos inventado


Antonio Vivaldi / Concierto para flauta RV 443 / Largo




mery sananes
28 de junio del 2006
Leer mas!

lunes, junio 02, 2014

TU AMANECER DE GIGANTE GREGORIANO - A FRANZ KAFKA




Franz
yo sé que tú sigues diciendo
que el morir es parte del
impertinente oficio de esos
dolores que se nos cuelan por
las manos y los espíritus que
se arrinconan hasta en el
centro de la muela del amor
y por eso vuelvo sobre tu
amanecer de gigante
gregoriano que siempre estará
en la ventana de cada uno de los
gestos que marcan tu decisión
de poner tu angustia por encima
de la vida que nunca irá más
allá de las rodillas del descaro
y los amuletos del perdón



agustín blanco muñoz

 2008 / a franz kafka
Leer mas!

FRANZ KAFKA - EL DEMIURGO




EL DEMIURGO

03 de julio de 1883 / 03 de junio de 1924

escrito en junio del 2006

Hay hombres que trajinan el dolor hasta convertirlo en la semejanza del dolor que todos llevamos dentro. Así Vallejo hizo de su propio destrozo, un espejo para que nos pudiésemos mirar en él. Sólo que no siempre lo hacemos. Abrimos las páginas y es tan terrible la imagen que nos revela, que preferimos cerrarlas, para no advertir hasta qué punto somos también responsables de su pena, que es la nuestra y que es la trágica pena del mundo. Así recubrimos el espejo, para que no se asome siquiera a perturbar las alegrías que nos hemos fabricado.

ES NUESTRO EL ABSURDO

Así hay hombres que desandan el absurdo de este mundo y lo transforman en testimonio y expediente de esto que llamamos vida. Y también lo ignoramos. ¿Con qué valor habremos de admitir que vivimos una vida sin sentido, que recorremos tan largos e interminables pasillos como los que le tocó al Sr. K desandar tan sólo para saber que no habría de llegar a parte alguna? ¿Cómo nos atreveremos a entender que somos nosotros los hacedores de ese absurdo y que además para sentirnos mejor, atrapados como estamos en sus leyes, lo organizamos, etiquetamos, y hasta lo hacemos ciencia y conocimiento, para luego festejarlo como si fuese ajeno?

En Franz Kafka encontramos nuestro propio diario. El que no escribimos, ocupados como estamos en cosas trascendentes. Sentados ante una taza de café pasamos, como si nada de la franja de Gaza a la ciudad de Bagdad, del video de Bin Laden, a la última alocución del presidente Bush, de las silenciosas masacres diarias a los discursos epopéyicos del GP. Pero lo hacemos de prisa, para poder llegar a lo que realmente nos interesa en el día de hoy: los resultados del fútbol.Para eso estamos encerrados en los muros que nosotros mismos hemos levantado, para que esas cosas banales de la historia no perturben la marcha diaria de nuestras gigantescas transacciones vitales.

TOPOS DE UN ETERNO AGUJERO

Franz Kafka fue un hombre atormentado. No le faltaban razones. Como a nosotros no nos faltan tampoco. Sólo que trascendió su tormenta individual hasta trasmutarla, como un demiurgo, en el tormento de cada uno. Y sin embargo apenas nos limitamos a reseñarlo como el extraño creador de un relato llamado La Metamorfosis, o a seguir los hilos de sus conflictos a través de sus papeles.

Lo que no hacemos es reconocernos en aquel insecto que lleva nuestro nombre grabado en su caparazón. Preferimos ser caza-insectos, jueces o acusados, desandadores de pasillos o fabricadores de prisiones, en un proceso que nunca termina ni acaba, habitantes de un castillo cuyas puertas conducen a sí mismas. Topos de un eterno agujero hecho de olvido.

Por eso somos excelentes entomólogos pero no inventores de vida. Piezas de una obra de ingeniería que no sabemos quién construye ni para qué, pero que nos hace creer, desde el fondo de un túnel, que es nuestro el cielo abierto.

¿Y CÓMO ESPANTAR LA MUERTE?

Hoy Kafka debe servir para releernos. Para replantear nuestros propios absurdos y preguntarnos por qué aceptamos tan mansamente creer que vivimos. Para responder a la gran interrogante de por qué no podemos espantar la muerte que nos ronda, que viaja por las calles, trepa por el aire, se agazapa en el rostro de los niños, se oculta tras los bastidores de los dueños del circo.

Las peripecias kafkianas expresan con fuerza inusitada el enrevesado, interminable y fatigoso camino de nuestra muerte. Sólo que como el personaje, fascinado ante aquella tumba en la cual el artista grababa su nombre, no alcanzamos a entender que es nuestra la sepultura.

Kafka, como Vallejo, son claves para descifrar este tiempo. Y son una herramienta para burlar al carcelero, una lámpara en medio de la noche, un estruendoso estallido de silencio entre tanto ruido. Y sin embargo, como tantos otros, no pudieron contribuir con sus visiones a detener las guerras ni a disminuir tanta saña entre hermanos, tanta escisión entre todos, para que aquel absurdo se redujera, para que comenzara a fluir un hilo de vida entre los escombros de nuestra propia humanidad destrozada.

Hoy seguimos impasibles observando como los muros se estrechan contra una humanidad desvalida, que tiene en cada uno de nosotros, un efímero representante de lo futil. Y todavía creemos que somos trascendentes, que nuestro hacer tiene destellos de grandeza, que nuestros pasos convocan futuros.

CLAMAR POR LA VIDA

En estos tiempos de aterradora devastación, local, nacional y planetaria, en el que todo parece andar al revés, en el que no hay concierto alguno sino una dolorosa, trágica y permanente convocatoria a la guerra, a la destrucción, a la masacre de unos contra otros, de otros contra uno, donde la venganza asume el papel de la razón, donde unos pocos, a buen resguardo, manejan a muchos, para que realicen una confrontación y liquiden o sean liquidados en nombre de algo que ni siquiera conocen ni les será dado a conocer, no encontramos mejor manera de conmemorar a ese gran visionario que fue Kafka, sino ésta de clamar por la vida.


Nos negamos y nos negaremos siempre a convertirnos en recipiente de saberes inútiles, en náufragos permanentes entre palabras dispuestas para mentir. Preferimos el silencio que contiene en toda su hondura el torbellino doloroso del futuro.

mery sananes / 2006

Leer mas!