domingo, septiembre 28, 2014

MARIPOSERÍAS II





II

Nunca deslumbró más 
el amor que en el tremor
de tus vuelos


foto y texto
mery sananes
2009


Leer mas!

jueves, septiembre 25, 2014

LA MÚSICA SE CONJUGA EN INFINITO



La música, como a veces la palabra, se conjuga en infinito. Quien la compone o la escribe la diseña como un arquitecto. Coloca en su interior la dimensión exacta de su armonía y la entrega para que alguien en alguna parte la habite. La libera entonces de sus propias ataduras y comienza a tener su vuelo en la caja sonora del otro. De quien recibe su estructura vital, para recomponerla en sus inéditas soledades.

Solo que ese encuentro trascendente entre la herida del otro, que de pronto se derrama como una vertiente de acordes en nuestra dolida humanidad, se vuelve siempre un acto único e irrepetible.

La música entonces, como a veces la palabra, alcanza su crescendo en esa trayectoria que va desde las cuerdas, los vientos y la percusión, hasta la respiración que la cobija, para prolongarla en el corazon anónimo y colectivo de la tierra que aguarda esa canción única que aún no se recompone y que dará cuenta de la agigantada condición que aún no alcanzamos.

Cómo entonces oir a Shostakovich y no sumergirnos en ese interminable intervalo que lo contiene, y que toma la nota musical para revestirla de todos los idiomas, para que mas allá de su cordura, quede inserto en ella el fervor por la vida.

Con Dimitri batallamos, ascendemos y descendemos, despertamos fantasmas silenciados, que de pronto cabalgan fuera de su ropaje hasta hacerse de nuevo luz. Hacemos travesía por la cúspide de las tempestades hasta llegar a orilla de profundos acantilados. Y aún la percusión no concluye sus desvaríos.

Con Dimitri interrogamos el siglo que concluyó, de tiempo que no de guerra, y nos asomamos a éste que nos nombra, exentos de todo salvoconducto.

Y sin embargo, sus vibraciones dejan fuera de su letargo al olvido y convocan a reconstruir la memoria de lo que será como un compromiso hecho de música de viento y cuerdas enfurecidas.

Por ello, en este centenario de su nacimiento, invitamos a hacer un recorrido por la intensidad de su atormentado abecedario de claves resplandecientes y sonoras. Porque mucha falta nos hace en estos dias de oscuranas, mimetismos y desencuentros.

mery sananes
25 de septiembre del 2006







Leer mas!

DICTAMEN DE AMOR


DIMITRI SHOSTAKOVISH
1906-1975


Dimitri tu dictamen emana
de los poderes de luciérnagas y ríos
de los timbres y timbales que nacen
en las desembocaduras de los misterios
que exaltan cada día el nacimiento 
de un mundo donde las tubas
se vuelvan trompetas los arcos
centellas las cuerdas truenos de
gigantes e invencibles sayonas
y  los oboes y clarinetes
se conviertan en faroles de alegrías
mientras el pícolo y las flautas
se vistan de despertadores de dioses
para que cada hombre sea portador
de la eternidad que le otorgue 
la vida de la música
por eso andas hoy dimitri de la manos 
de juan sebastián haciendo jardines 
de astromelias del cielo
en todos los lugares donde dejas caer
los instrumentos de tu orquesta llamada
a sembrar de himnos de juventud
un tiempo en el que cada hombre
será un concierto en intención y realidad 
de humanidad para que alcance todos los 
siempres del amor





agustín blanco muñoz
25/09/2006
ofrenda musical

Leer mas!

martes, septiembre 23, 2014

TODO HOMBRE - A NEFTALÍ REYES





Para Neftalí Reyes
Dios y creador de
Pablo Neruda


Todo hombre tiene una palabra
atrapada en el interior de su pupila
un canto inédito trenzado en su
garganta un torrente de suspiros
represado en el corazón para dispararle
a la vida sus propias florerías
toda mano nace alfarera y hortelana
todo pie está hecho para ser manzana
o mariposa todo ojo es inventor
de una imagen única e insustituible
que le ofrenda al universo un espejo en
que mirarse toda risa un derecho
inalienable a la alegría todo
pensamiento un mágico engranaje
dispuesto para conjugar al infinito la
dimensión de lo eterno sólo que al
hombre le arrebataron sus manos de
alas le profanaron el recinto sagrado
de sus silencios le destrozaron los
cristales en los que veía al otro
como si fuese una extensión de si
mismo le clausuraron sus adioses
conmovedores le tapiaron los vasos de
su sed le secaron los ríos de sueños
por donde transitaba libre su ternura
ocurre entonces que no se trata de
acaparar las palabras ya dichas
ni de atesorar la historia que fue
escrita sino de convocar las que
aún no han sido pronunciadas
que aguardan para estallar en el
futuro cuando gente como tú pablo
nos des tus manos de gaviota
para acercarnos a la vitalidad de los
tiempos que nacen en el sinfín de las
decisiones que se establecen en los
viajes de las estaciones hacia el
imperio inmemorial de las vidas que
al fin vendrán

12/julio/2004
texto y foto
mery sananes
Leer mas!

domingo, septiembre 21, 2014

MARIPOSERÍAS - I




I
En la fragilidad 
de tus alitas
reside la impecable
coreografía del círculo
la irreverente hendidura
de tus bordes
y el precipicio floral
de tus movimientos




texto y foto
mery sananes
serie mariposerías
22 de septiembre del 2009

Leer mas!

viernes, septiembre 19, 2014

DE LAS PALABRAS - SAINT JOHN PERSE


Tanta dulzura
en el corazón del hombre,
¿es posible que falle
en la búsqueda
de su medida?


SAINT JOHN PERSE*

* Antología poética. Buenos Aires, Fabril Editores, 1960, p.59.

22 de julio del 2008

Leer mas!

ATRILERÍAS - DE TOLVANERAS



foto de Alberto Lunas Arias


Giro
como una tolvanera
que al reposarse
no hace sino presentir
su nuevo vuelo


mery sananes
septiembre 2014
Leer mas!

miércoles, septiembre 17, 2014

LEÓN FELIPE POETA DE PÓLVORA Y BARRENO



Pero en el mar amargo e infinito,
en la historia dolorosa del hombre,
y en la canción eterna y anónima del mundo,
habrá una gota perdida de mi llanto...
una lágrima mía.
Esta lagrima será mi cédula, mi pasaporte
y mi carta legítima de naturaleza...
de naturaleza divina e inmortal.
Por esta lágrima me conocerán ya siempre
las constelaciones y los dioses...
Y con esta cédula me abrirán las puertas,
sin bisagras ni cerrojos, del mundo
Por donde se entra a navegar en los espacios infinitos.

LEÓN FELIPE

CONOCER PARA TRASTOCAR

Cuando nos situamos ante el cuadro general que conforma la historia del hombre, cuando intentamos introducirnos en el complejo mundo de su acción, definida por las más asombrosas oposiciones, nos colocamos a la vez ante la necesidad de dilucidar una serie de cuestiones que están en la propia esencia del vivir y en la raíz más profunda del proceso histórico en la cual se ha desenvuelto.

Pero no sólo ello. El conocimiento más simplista del mundo y de la vida en su actual expresión coloca, a quien intenta aprehender cualquiera de sus facetas, en una difícil situación. Puede encerrarse en su parcela (en este caso la artística o literaria) y dedicarse a desandar los maravillosos y sorprendentes caminos de la creación más alta del hombre, deslumbrado o conmovido, irritado o solazado, siempre dentro de los límites de un quehacer regido por parámetros privilegiados, que impiden celosamente la comunicación con esa vida de cada día que entroniza todo el horror, o puede sumergirse en esa realidad para comprender las causas históricas que rigen ese proceso, a fin de poner en evidencia la transitoriedad de esas oposiciones y la opción de vida que puede tener el hombre en el presente y el porvenir.

En el segundo caso, un elemento prioritario surge como fundamental a la hora de determinar el sentido y función del conocimiento que aspiramos abordar: la perspectiva transformadora capaz de otorgarle al descubrimiento de la realidad una condición trastocadora, subversiva. Y ¿qué significa esto en relación a quienes trabajamos con el objeto artístico o literario? ¿Qué tipo de conocimiento podemos generar? ¿Cómo formularlo, dirigido hacia dónde y hacia quiénes?

¿Y CÓMO DINAMITAR LOS MUROS?

Una vez rota la magia que infunde el acto creador, el mundo imaginario, recreado, que nos mantiene sin embargo dentro de sus propios límites, una vez superada la fascinación que ejerce el arte en todo el esplendor de su inventiva, un asombro mayor emerge: la relación que puede establecerse entre hombre, vida y arte. Y un reto: ¿cómo romper el cerco de lo literario para colocar ese conocimiento al servicio del hombre y de la vida? ¿Cómo dinamitar los muros que lo contienen? En esa dirección dirigimos nuestra reflexión, no con la intención de contribuir a la elaboración de nuevas teorías, sino más bien con el propósito de plantear algunas interrogantes que puedan abrir en el futuro una discusión en torno al sentido mismo del hecho artístico y la función que ha cumplido y debe cumplir en nuestros días.

QUIENES PARCELAN AL HOMBRE TAMBIÉN CERCAN
SUS OBRAS

No es éste, por tanto, un ejercicio de conocimiento por conocimiento. Partimos de allí, pero para que sirva de referencia a un planteamiento que aspira responder una gran interrogante: ¿para qué sirve la literatura en nuestra sociedad? ¿Sirve esa literatura a la vida? ¿Entraña su estudio, su conocimiento, su aprehensión, un modo de contribuir al mejor vivir del hombre? Partimos de una hipótesis general: los mecanismos que parcelaron al hombre de tal manera que, en un momento determinado de la historia, limitaron el ejercicio de la acción creadora a un grupo minoritario y privilegiado, son los mismos que han contribuido a construir un cerco alrededor del producto así generado, cuya función primordial consiste en mantener dentro de la esfera de lo artístico aquello cuya verdadera razón de ser está en la exaltación del hombre y la reconstrucción de la vida.

NUESTRA TAREA ES LA DE ROMPER EL CERCO ARTÍSTICO

De allí que nuestra proposición fundamental esté dirigida a plantear una perspectiva crítica que pueda contribuir a romper el cerco artístico-literario, a fin de liberar el producto allí encerrado y permitirle alcanzar su verdadera y humana dimensión. Creemos, sin embargo, que no se trata de una actitud formal o externa que elige, entre muchas, el lector. Entendemos que no otro sentido tiene la obra de arte que abrir una perspectiva creadora que no culmina sino cuando es recogida, recreada y proyectada por el lector o el crítico. Y que, en consecuencia, la obra de arte sólo cobra vida real en la medida en que es capaz de generar una actitud igualmente vital en el receptor.

DE OTRA MANERA LA OBRA ESTÁ MUERTA

De otra manera, la obra está muerta y encerrada en los límites del conocimiento artístico y literario, quien dispone de todo género de compartimientos (bibliotecas, museos, academias, instituciones, etc.) para garantizar que toda actitud de trastocamiento no se traduzca en subversión de la historia, de la realidad.

Entendemos así que la obra de arte se constituye en verdadero instrumento de subversión al saltar el cerco y juntarse con la actual aspiración de los hombres de construirse una historia distinta. Y creemos que no hay puesto más alto para el arte que este de proyectarse hacia el porvenir en la propia acción de los hombres, de constituirse en el equipaje de los combatientes de hoy, de prolongar su propia razón de ser en todo el esfuerzo creador que exigen nuestros tiempos para rescatar al fin, para todos los hombres, la vida en plenitud.

NO HAY RETO MÁS ALTO QUE EL DE DINAMITERO
Y ASALTANTE DE CERCAS

Creemos asimismo que tampoco hay para el lector, el crítico, el estudioso de hoy, reto más maravilloso que éste de dinamitero, desenterrador, asaltante de cercas, para extraer detrás de los libros, los lienzos, las partituras y las mismas piedras, su sentido de vida, su proposición de porvenir, su signo de infinito. El lector cierra así un ciclo creador, convirtiéndose a su vez en altavoz, en transmisor activo, de unas señales de vida que deberá también cultivar y esparcir. ¿Habrá acaso tarea más hermosa que ésta de trasmutar la palabra en grito, el grito en coro, el coro en canción (¡algún día!) de todos los hombres?

ESTA FUE LA PROPOSICION POÉTICA DE LEÓN FELIPE

Esta fue la proposición poética de León Felipe. Y la expuso a través de toda su obra con luminosa claridad: no hay oficio de poeta. Hay una oscura y persistente labor de minero, hay un sostenido y oceánico oficio de navegante. Oficio de fundidor y de alfarero. Oficio de dinamitero. El trabajo duro del hombre de hoy, inmerso en las tinieblas, por ganar la luz. Y esa es la función de la poesía: esparcir señales de fuego para que sirvan de guía, como faros en la noche, a los aguerridos navegantes de la vida.

En su gesto encendido nos hemos enredado para juntar nuestro grito al suyo, nuestra lágrima a la suya, nuestra pequeña lumbre a su recipiente de pólvora y barreno, para contribuir al fuego grande que habrá de anunciar mañana los tiempos del hombre.

mery sananes*

MS, León Felipe. Poeta de pólvora y barreno. Caracas, Expediente Editorial, CPT/UCV, 1988, pp.9-11.

Leer mas!

LA TRANSPARENCIA DE LA ARCILLA




para paloma kuns
en este septiembre

La vida es un campanario
sostenido sobre un paisaje
de brumas

Sístole que reverbera
en los graneros del alma
mientras recorre  con avidez
los naufragios del viento

Asombro que no se detiene
ante los lienzos de la noche
ni ante los torrentes de tristeza
que nos dispensan los días
clausurados de alegrías

Andar desasosegado
que se cuela inadvertido
entre las cuerdas de una
viola inventando estancias
de flor en la vastedad de
las sequías

Para sostenerse sólo basta  
la transparencia de la arcilla  
el cristalino reflejo de la
palabra sobre el espejo del
río la desolada conjunción
de una herida que restablece
la armonía de los opuestos
sobre el resplandor solar
de la piel que sobrevive

Y allí en la brevedad de ese
instante todo readquiere su
esencia de infinito y la
voluptuosidad del abrazo
que estremece la caja torácica
de la esperanza

mery sananes
16 de septiembre del 2014 
Leer mas!

domingo, septiembre 14, 2014

ATRILERÍAS - DEL QUERER




Te quiero
como si fuese
una fogata
capaz de sofocar
inviernos y reinventar
la ternura


foto y texto
mery sananes
Leer mas!

lunes, septiembre 08, 2014

UN TIEMPO SIN CONJUGACIONES





















Rota la voz
la escritura no es más
que una partitura de
escombros jugando
a ser canto

Cerrados los boquetes
de la respiración
el tumulto del corazón
es apenas una torpe
sacudida de guijarros
extraviados

Clausurados los ojos
la lágrima es una lejana
memoria de un porvenir
que se quedó anclado en 
un tiempo sin conjugaciones

El dolor asalta las imaginerías
ajusticia el asombro
despedaza todo rubor
mientras pernocta en el
torrente de los sismos
aguardando

¿Habrá alguna vez un retorno
al atril de la esperanza?


foto y texto
mery sananes
07 de septiembre del 2014

Leer mas!

sábado, septiembre 06, 2014

EL ATRIO DE LAS CUERDAS


Convalece la hora en su trajín
el abrazo se deshace en hojarasca
y un tiempo de índole tenor
deletrea su abecedario cantarino
como si no se hubiese diferido
desde hace mucho el ascenso
de la partitura al atrio
de las cuerdas enmudecidas


foto y texto
mery sananes
El Libro de las Hojas
10 de diciembre 2007 
Leer mas!

martes, septiembre 02, 2014

EL NAUFRAGIO DE UN ANDANTE


a mi padre


No te contuvo ni el agosto
acorazado de tu arribo
ni el septiembre desguarnecido
que sembró el ala de tu sombrero
en un paraje de pinos y olivos

Te desbordaste siempre más
allá de los linderos que cercaban
tus pasos por los caminos de recuas
hasta alcanzar la pertinencia de
un tiempo herbívoro y fugaz

Te fuiste sin escudero ni lanza
hacia territorios baldíos en busca
de un trébol de cuatro hojas
que le entregaste como un relicario
a mis días de aguardarte

Hasta que ascendiste a la sierra de
los pastores náufrago de un andante
que aún resuena en los predios de
las noches como un cántico ancestral
y ceremonioso que llevo inscrito
en el epistolario de mis sístoles


entre un agosto y un septiembre
foto y texto
mery sananes
2014




Leer mas!