sábado, agosto 13, 2016

ELOGIO DE LOS PÁJAROS



Hay mañanas que amanecen
antes de tiempo se cuelan por los
intersticios de la noche para esparcir
el naranja de sus lienzos aún antes
de que la nocturnidad concluya sus
andanzas en el cielo luminoso de los
párpados o en leve ajetreo
de un beso inconcluso

Esos días prematuros de luz
tienen la virtud del elogio de los pájaros
que despiertan de su sueño de arbolas
para ensayar un canto inédito
en el silencio primoroso de un violeta
sin incandescencias
sólo que al apurar en su tránsito
el derrame solar de las mañanas
dejan una huella de memorias por contar
en los pliegues de las horas que aún
tienen sed de la fiesta de luceros
que se despliegan en las noches sin luna

Contradicciones sin tino de quienes
vivimos en el horizonte ondulado de las
colinas buscando descifrar en el espejo
de la luna el abecedario del sol que
se anida en el corazón de los girasoles


 texto y foto / mery sananes
10 de noviembre del 2011


3 comentarios:

Anónimo dijo...

bellísimo querida Mery. Tanto como tu capacidad para ver la belleza en medio del caos. Te abrazo, amiga

Cristina Castello

Fernando Bellido dijo...

Ya sé por qué amanece y es de noche aún
porque el vuelo del amor
calienta la hoguera
que un día sin geografía
nos acunó en abrazo universal

por eso vuelan los pájaros buscándonos
cuando acá la noche inunda los océanos
el alba de las estrellas
agita espigas a lo lejos
y se cuela por los entresijos de la vida
un haz de luz
que nos envuelve en calles, caminos, farolas
y esa luna nueva se convierte en arcoíris
calidoscopio de auroras
canto de ruiseñores
en las profundidades del universo

no importa que pretendan arrebatarnos
los crisantemos poniéndole trampas a la noche
la mochila del tiempo
siempre encuentra su luz
como gotas en el rocío
ilumina todo con una luz tan cálida
como el palpitar de los pájaros
que emigran y vuelven
para tejer serpentinas en los acantilados
que nos hacen volar
y recomponer
la esperanza perdida.

No importa, amor
que sea oscura la noche
cuanto más oscura más luz

no importa, amor
que los alacranes del desierto disparen
bombas de racimo o ráfagas de fósforo blanco
que nos maten de hambre
o nos inyecten mosaicos de miseria
en las telarañas bucólicas de wat stress

no importa, amor
que quieran aprisionarnos con fronteras
muros, esqueletos de papel
y espasmos de musarañas tétricas.

Sueña el volcán su aurora
vuela el pájaro su camino
y tú y yo
somos un monte de albadas
amándonos en la noche
de todos los tiempos.

Por eso, amor
vuela entre los rascacielos de metal y cristal
caliéntate entre los cartones de las avenidas
y crece, navega las norias del horizonte

hay un haz de luz
en las fuentes de la infancia
y un torrente de amor
que todo lo inunda
y hace florecer.

Anónimo dijo...

Uno de los encuentros con la música más hermoso, más esperanzado e ilusionante.
También inexplicablemente utilizado de manera sistemática y reiterada como tema para acompañar funerales o lamentables conmemoraciones de carácter institucional. (Si fueran privados no tendría nada que decir).
No entiendo, ni comparto, la deriva que se está haceindo con su empleo.