viernes, noviembre 04, 2016

COMO UNA LLAMARADA



En las noches de otoño
las nubes a veces
pasean su traje de plata 
como si tuvieran prisa por alcanzar 
alguna altiplano donde guarecer
su vasija de lluvia



 Y de pronto ella aparece
 con su lumbre prestada
insurgiendo como una llamarada
sobre párpados deshabitados
y el cielo se torna un sembradío
de jazmines 
una cítara enloquecida
dibujando un rastrojo de sueños
en el desértico corazón 
del hombre 

 

  


Luna creciente del 04 de noviembre del 2016 
texto y fotos / mery sananes

No hay comentarios.: