miércoles, septiembre 13, 2017

EL DARDO DE SU CANTO



Marc Chagall



De madrugada el verso
no es más que una franja
retenida en el albor
que ya no habita en la noche
ni alcanza a asomarse
al amanecer
saeta suspendida en el aire
buscando donde dirigir
el dardo de su canto
aún desafinado


mery sananes
13 septiembre 2017

No hay comentarios.: