domingo, mayo 28, 2017

AMORES SIN FUGAS NI DESPEDIDAS


ANA DOLORES

Hoy amanecí con el recuerdo
puesto en tu nombre de júpiter
estrella que hace de tu corazón
un territorio de lilas encrespadas
y rosas del reino cundeamor
que me obligan  a seguir
en tus manos de aldeana 
mensajera de las vidas que
llevan a la eternidad los
amores sin fugas ni despedidas





Agustín Blanco Muñoz
en otro 27 de mayo 


fotos / mery sananes
Leer mas!

viernes, mayo 26, 2017

SIN CRUCIFIJOS NI RESURRECCIONES



Basta una flor
una partita de juan sebastián
y las manos danzantes de glenn gould
para invocar un milagro

Con ese equipaje uno puede 
beber zumo de llovizna
en el horizonte de una hebra
alejarse de los vendavales
acercarse a la mansedumbre 
de la tarde y alojarse
en el regazo de la yerba

Puede que el corazón apure su paso 
pero eso siempre ocurre cuando uno 
escucha a un piano alzar vuelo
hacia el país del alma

Su ritmo comienza a dirigir
el movimiento de las sístoles  
y una caja de madera sustituye
el costillar para dar cobijo
a una partitura para tiempos 
sin odios

A la final la flor enciende sus faroles
mientras bach pacientemente 
afina en nuestro interior
 las cuerdas del vivir
en el si menor de una pasión
sin crucifijos ni resurrecciones





texto y fotos / mery sananes

Leer mas!

CUENTOS Y LEYENDAS DE ÁFRICA NEGRA



LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO
Y EL CENTRO DE ESTUDIOS DE HISTORIA ACTUAL
IIES / FACES / UCV

ANUNCIAN LA APARICIÓN DE
OTRA OBRA DEL INVESTIGADOR,
PROFESOR Y POETA
 HÉCTOR SILVA MICHELENA


UN LIBRO SOBRE EL CANTAR, SENTIR Y VIVIR DEL
ÁFRICA NEGRA Y MILENARIA


UNA LECTURA IMPRESCINDIBLE


Si algo concita el interés por este extraordinario libro es que el científico social, economista, docente e investigador universitario con su inagotable búsqueda y su capacidad de asombro,  es atraído por una manifestación, como lo es el canto y el sentir, que sin duda, permite un acercamiento mucho mayor que el documento estadístico a la realidad.

Y resulta extraordinario observar a Héctor Silva Michelena, sumergirse en el misterio, la leyenda y la belleza del cantar y sentir de esa África milenaria de la que todos somos parte. En este libro se reúne el poeta y el científico social para el acercamiento a una expresión cuyo conocimiento se hace indispensable para comprender la vida en este complejo y difícil expaís.

Este es el producto  de las vivencias  que tuvo el autor por cuatro años en un mundo que le atrapó con la magia de  una creación que da plena noticia de una sociedad que, por encima de sus limitaciones y  difíciles condiciones de vida, tiene el recurso del canto o la leyenda.

Una expresión oral que es base y fundamento de la formación y mantenimiento de la identidad.

Una manifestación espiritual, a la vez, llamada a amortiguar las penas  para que la vida prosiga por las sendas de la alegría y el acercamiento humano.

Estamos ante lecciones que no pueden ser despreciadas sino asumidas como abono para los pasos obligados en estos tiempos de tan poquita vida y tan abundante y multiplicada cercanía a la muerte de almas-espíritus y amaneceres.

De allí el valor de la selección y traducción de cuentos, cantos, leyendas, epopeyas y guerras que vivió África Negra.

Quien decida poner sus manos y su mente en este libro habrá de encontrar una inmensa riqueza y claves para una comprensión mayor de nuestra propia realidad. Ese es el regalo que nos hace  Héctor Silva Michelena e invitamos a compartirlo.




PVP: Bs. 4.2OO / PRINCIPALES LIBRERÍAS
PRECIO PROMOCIONAL Bs. 3.000
EN LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO
HASTA EL 30 DE JUNIO 2017
Tlfs 212 605 25 36 / 0414 – 333 6515 / 212 – 550 0784


           
Leer mas!

jueves, mayo 25, 2017

VIOLÍN INDESTRUCTIBLE… a Wuilly Arteaga




VIOLÍN INDESTRUCTIBLE…
a Wuilly Arteaga

Perdona que te llame Wuilly
amigo, hermano o simplemente 
valiente

No puedo llamarte de otra manera
Arriesgaste tu vida por la mía, 
por un país

La primera vez que te vi
aparecías de entre una tupida nube 
de humo negro

Eran gases lacrimógenos 
justo en medio de una protesta contra 
la dictadura de Nicolás XIV

Y entre balazos y lacrimógenas, heridos 
y muertos tú no parabas de entonar las notas 
del Himno Nacional ataviado solo con la bandera
un casco tricolor y de arma tu violín

Te confieso Wuilly  estallé en llanto
admirado por tu coraje y valentía
pues mientras arriesgabas tu vida tocando
salvabas las de miles y de millones en las calles

Al hacer retroceder la Guardia Nacional 
Bolivariana ellos incrédulos, paralizados 
y sorprendidos no sabían qué hacer

Retrocedieron no podían descifrar el poder 
de tu poderosa arma llamaron con urgencia 
al comando central solicitando ordenes

¡Lo matamos mi capitán, lo matamos!
arrástrenlo con la moto, golpéenlo hasta perder
la conciencia, róbenlo y destrócenle el violín
esa muerte le dolerá más

¡Entendido mi Capitán!
ellos no sabían Wuilly que tu conciencia
coraje y valentía es como tu violín
indestructible

Que ahora todos somos violinistas de la
democracia y  de la libertad

Toca Wuilly, toca forte y toca in crescendo
cada nota que das anuncia la cuenta regresiva
de los que tienen rota el alma
los que carecen de conciencia

Cada compás  anuncia la salida de los cobardes
por eso su rabia  por eso su odio
porque pronto tendrán que rendir cuentas
de sus atroces crímenes ante la ley del hombre
y ante la ley de Dios pues ellos ya
ya están destrozados Wuilly


Jorge Delgado
24 mayo 2017





Wuilly Arteaga estaba armado con su violín como su única arma, frente a las tanquetas de GNB, en el este Caracas, en la Autopista Francisco Fajardo, en una de las tantas manifestaciones de protesta que han ocupado este expaís. Tocaba el Himno Nacional. Esto fue el 24 de mayo del 2017. Quería honrar la memoria de Armando Cañizales, miembro del Sistema Nacional de Orquestas, quien fue asesinado, en circunstancias similares, el 03 de mayo del 2017. La represión decidió destruirle su violín. En este enlace se puede escuchar al joven Wuilly narrar lo vivido.

Leer mas!

miércoles, mayo 24, 2017

EN EL PLUMAJE DE UNA FLOR




Una flor despliega sus alas
sobre los corredores de la tarde
y el sol comienza a habitar
en su plumaje inundando 
el universo con su luz

Y desde ese hospedaje
de esporas iridiscentes
derrama en los aleros de la noche
un aroma de encantamientos 
que se esparce en el viento
con la levedad de un 
adagio para cuerdas






texto y foto
mery sananes



Nota innecesaria

Hay días en los que el fragor de este tiempo somete tanto lo que somos, que uno sale a buscar en alguna parte una señal que restituya cierta armonía dentro del desespero. Y esta flor, a esta hora, bajo ese sol, fue una de ellas. Entre el lente de la cámara y mi mano hay un pacto que cumplimos rigurosamente. Si aquello que queremos capturar no se nos da, nos retiramos con humildad. Y aguardamos. Esta imagen no la busqué se me entregó, después de un buen rato tratando de hurgar en la tarde el abecedario de alguna ilusión. Giré y allí estaba. Casi posando. Y la recibí. ¿Una flor llena de luz para los caidos? ¿Una flor para que no se apague la esperanza? ¿Una flor para ubicar en otro paisaje las lágrimas? Está allí por todo eso y por tanto más y tanto menos. Por todo aquello que soñamos y por el duelo que nos aflige, por ese tiempo en el cual arrecian las tempestades y por ese otro cuando la luz logra escapársele a la penumbra para ir a posarse en el plumaje de una ave, de una flor o en el cordaje de un violín enmudecido. ms

Leer mas!

martes, mayo 23, 2017

EL HOMBRE - MANUEL FELIPE RUGELES




Manuel Felipe Rugeles


¿Y será que algún día ese hombre, que conocen los siglos, pueda romper ese destino que se impuso o que le impuso a los otros de su especie, y de verdad ir en dirección a esa historia de hermanos para la cual fuimos erigidos?

¿Será que alguna vez deje de ser una fábula, un cuento sin fin, un sueño inalcanzable, erradicar el odio y la muerte, detener la sangre vertida y por verter,  y establecer al fin la vida y la alegría sobre este triste y desolado planeta? 


EL HOMBRE

Este Hombre es el mismo que conocen los siglos.
Vencedor o vencido, filósofo o esclavo,
justo o impenitente, conforme o vengativo.
Este hombre es el mismo
que ha tirado el guijarro o ha aromado la venda,
que ha escondido el puñal o ha cortado la rosa,
que ha erigido el patíbulo o ha apagado la hoguera.
El que avivó la ira o prendió la alegría;
el que vistió la púrpura o el que anduvo desnudo
o lloró frente al mar o atizó la tormenta.
El mismo, el mismo hombre
que salvó las palomas o arruinó las abejas;
el del vaso de oro o el manjar de lujuria;
el que bebió del cielo o se hartó de la tierra.
El mismo, el mismo hombre
de la ardiente cruzada o el de voz tumultuaria;
el bandido o el mártir; el héroe o el misántropo;
el de lámpara o cruz o bandera en la diestra.
O el que desesperado sin esperar blasfema,
o el que ha hundido sus labios en la herida de Cristo
o el que ahoga su llanto profético en la sombra
o el que mide su vida por un grano de trigo.
Todos el mismo hombre que conocen los siglos.
Y en la historia o la fábula diciéndonos hermanos.
Y tú, Dios, perdonando la mentira y el odio
y la sangre vertida que corre en nuestras manos.

Manuel Felipe Rugeles

 La errante melodía     (1942)




Manuel Felipe Rugeles nació el 30 de agosto de 1903 en San Cristóbal (Venezuela) y falleció en Caracas el 4 de noviembre de 1959. Se lo recuerda por haber sido uno de los representantes de la Generación de 1918 y haber sido censurado y perseguido durante el gobierno del general Juan Vicente Gómez por causas políticas.

Estuvo exiliado en Colombia durante varios años y recién regresó a su país tras enterarse del fallecimiento del dictador. Desde entonces ocupó diversos cargos públicos, en el Ministerio de Hacienda y en la Asamblea Legislativa de su pueblo, Táchira.

En el campo de la edición dirigió varias revistas y formó parte del grupo "Viernes" que publicaba también una revista que fue la referencia máxima durante mucho tiempo de la vanguardia venezolana.

En 1945 recibió el Premio Municipal de Poesía y el Nacional de Literatura. Algunas de sus obras poéticas más conocidas son "Cántaro", "La Errante Melodía", "Memoria de la Tierra" y "Plenitud". Además cultivó el ensayo, destacándose obras como "Poetas de América cantan a Bolívar" y "Sentido emocional de la patria".

Leer mas!

lunes, mayo 22, 2017

FRANCISCO BELLORÍN - A LOS CAÍDOS


Francisco Bellorín
Homenaje a los caídos
19 de mayo del 2017


Invitamos a visitar su página
www.bellorin.com

Será una extraordinaria aventura
por una obra de sentido y
alcance universal

Leer mas!

sábado, mayo 20, 2017

CONTRALUZ III-III





Luna creciente del 03 de mayo del 2017 


Sólo en su girar
hacia el recinto 
de las penumbras
se hace la luna 
materia de un fuego 
mayor



texto y foto
mery sananes




Luna menguante del 16 de mayo del 2017
Leer mas!

jueves, mayo 18, 2017

SE FUE RIENDO - DIEGO ARELLANO



SE FUE RIENDO
a Diego Arellano


Allá va Diego
Se fue riéndose montado en una Nube de Calder
a lo lejos la música de la Viola de Armando Cañizales ameniza su ascenso
Se marcho el joven Biólogo al Jardín del  Edén
a su nuevo Serpentario
Allí le esperan Jacinto Convit, la Boa Constrictor,
una Cascabel y su amiga la Mapanare
esta vez le agradecen por tomar un poco de su veneno para salvar  tantas vidas
Y así con lágrimas en los ojos muchos niños
mujeres embarazadas
ancianos y padres de familias agradecen a
Diego el tarrito de suero antiofídico
ya que una gota de su amor  bastó para salvar  
sus  vidas
En sus últimos días Diego fue herpetólogo de la
Democracia y de la Libertad
desconocía la maldad y la perversión de los
reptiles de la política
de su capacidad para actuar a traición
de la sed de sangre y de muerte con que azuzan
todos sus venenos
Aún no hay antídoto para las ansias de poder
de los inescrupulosos
en sus mentes no hay fórmulas que paren
tanta muerte, tanta maldad
Así lo ratificaron Yeison Mora y los más de cuarenta y tres 
asesinados por el veneno dictatorial
En las guerras de reptiles no hay treguas para el amor,
para la paz, para el porvenir
Desde la selva amazónica hasta la selva de concreto
la sonrisa de Diego sigue salvando vidas
El tiene el antídoto contra el veneno de la tiranía
Por eso se ríe
porque en su magistral sonrisa se esconde
la fórmula de los tiempos que vendrán
Tiempos para el amor, la paz, la democracia,
la libertad y la vida.
Feliz viaje Diego.

Jorge Delgado


Diego Arellano Figueredo, de 31 años, herpetólogo venezolano, egresado de la Escuela de Biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela, trabajaba en el area de fabricación de suero antiofídico, como parte del personal de Biotecfar, organización asociada al Centro de Biotecnología de la Facultad de Farmacia, forma parte del trágico listado que hoy ingresa a la desmemoria de este expaís. Cae herido, en San Antonio de los Altos, el 16 de mayo del 2007 y muere en la Policlínica El Retiro. Se responsabiliza de este nuevo crimen a la GNB que dirigió la represión contra quienes protestaban en esta oportunidad contra la dictadura Padrino-Maduro-Reverol.
Leer mas!

miércoles, mayo 17, 2017

ELEGÍA SIN FIN




Quien dijo que vivimos
si aún no emerge la vida

Después de tantos siglos
qué hemos hecho con el
nacimiento que un día nos fue
otorgado para que con él
erigiéramos el territorio
de la ternura

Todo fue consignado en nuestro
árbol genético al primer instante
de erguirnos y descubrir
que el horizonte era mucho
más que una línea

Pero lo que hicimos fue hacer
con el horizonte una cerca
para encerrar la primera lágrima
y desde entonces andamos por el
mundo desprovistos de todo

Una sílaba mal partida
un adefesio sin conjugación
una máquina que perdió
su razón de ser y que
transgrede los espacios como
si todos los niños se hubiesen
fugado a la estación de los olvidos

Somos una mueca que no cesa
un rostro que no se encuentra
a sí mismo una mano que no tiene
otra mano que estrechar
una soledad poblada de muerte

Qué hizo que llegáramos
a esta saciedad de vacíos
a esta interminable historia
de horror a esta muerte prolongada
que nos alcanza a todos
a este despropósito que somos

Quien dijo que esta
desventura puede llamarse vida
que este absurdo inventario de
desmanes y contradesmanes
esta estadística de cadáveres
esta insólita contabilidad
de defunciones
puede erguirse como
un tiempo para vivir

Hemos hecho del destrozo
nuestro haber incapaces como
somos de producir algo distinto
a armas letales
otros instrumentos de guerra
y guadañas para escarbar minas

Violentados o violentadores
somos de la misma maltrecha
condición
secamos los campos para
sembrar hambrunas
vaciamos los ríos para que en
su cauce quepan los muertos que
hemos ido acumulando a
través de los siglos
expropiamos el aire para que
vayan a alimentar las
cámaras de gas
o el calibre milimétrico de una bala

Quebramos las noches para que
no se reflejara en nuestras
pupilas adormecidas el
resplandor del universo
y ahora no somos más que
ciegos deambulando en busca
de la cáscara de una esperanza

foto y texto
mery sananes
octubre 2011
Leer mas!