miércoles, diciembre 17, 2014

HACE FALTA ESTAR CIEGO


desde aquel diciembre de 1902 y hasta que el mar pierda su oleaje
en otro de sus octubres viajeros


HACE FALTA ESTAR CIEGO... 


Hace falta estar ciego, 
tener como metidas en los ojos raspaduras de vidrio, 
cal viva, 
arena hirviendo, 
para no ver la luz que salta en nuestros actos, 
que ilumina por dentro nuestra lengua, 
nuestra diaria palabra. 



Hace falta querer morir sin estela de gloria y alegría, 

sin participación de los himnos futuros, 
sin recuerdo en los hombres que juzguen el pasado sombrío de la tierra. 

Hace falta querer ya en vida ser pasado, 
obstáculo sangriento, 
cosa muerta, 
seco olvido. 



RAFAEL ALBERTI


Leer mas!

JOE POWER, SALMISTA MAYOR






a joe power
29 años después
31 de mayo / 16 de diciembre


Porque algo tienes de salmista
de gesto más que de palabra
de orilla de tierra y de barro
más que de muralla
de cuerpo robusto y mirada
recia más que de imagen
de sonrisa abierta
y un corazón que tiene un
cierto sabor a melancolía
que andas regalando siempre
sostenido en tus dos manos
fuertes como tu vocación de
canto y de infinito
esos son tus títulos de propiedad
tal vez walt te los dejó una
mañana clara de rocío y hojas
de hierba
sé que nosotros te los celebramos
hoy y todos los días por
siempre amén



mery sananes
  31 de mayo de 1982



Joseph Power nació un 31 de mayo, el día en que las pupilas de Walt Whitman comenzaban a vislumbrar, por primera vez, el esplendor de las hojas de hierba. Y se nos fue un 16 de diciembre, tres años después de haber escrito este poema, entrecruzándose tal vez en el camino con el eterno nacimiento de Ludwig van Beethoven. Dos polos de una vida que a ambos contiene en su cortísimo tiempo de sembrador de alegrías.

Venía de tierras lejanas y vino a aposentarse en estos predios para dejar sus señas de inventor de ilusiones, de ingeniero de un tiempo y una morada que tuviera la extensión de su corazón de niño. Y en esa tarea no lo detuvo ni las balas, ni las carencias, ni las soledades de su infinita utopía de compartir su sonrisa en la mesa del hombre.

Un día le tocó marcharse en el cauce del mismo vendaval que lo había traído. Las aldabas de los otros cerraron las compuertas de su desatada entrega a la vida. Se fue sin herida alguna, porque no pertenece a esa estirpe de hombre, sino a quienes van recubiertos del tejido de una esperanza que no tiene límites ni medida.

Y fue a acampar, con su compañera y sus hijos, a Nicaragua, para continuar allí sus tareas de flor, su trabajo de artesano capaz de convertir el dolor y el desasosiego en campos de granos, en paisajes de frutos dúlcimos.

Y un 16 de diciembre, fecha en que la Ludwig van Beethoven irrumpía para desplegar las tempestades de su fantasía en los cerrados pentagramas de su tiempo, Joe iba en vertiginosa prisa hacia la desarmada arquitectura de un autobús sobrecargado de traslados y tristezas. Y a la vuelta de cualquier espiral, aquella desmadejada estructura dio un vuelco dejando su risa de niño inmóvil en su rostro y una despedida que aún no hemos atendido no atenderemos jamás. Era el año de 1985.


Leer mas!

domingo, diciembre 14, 2014

DE ALA HERIDA


y en este tiempo de horrores
¿cuántas azulejas y azulejos 
seguiremos dejando
a ras de rama a ras de tierra
a ras de todo a ras de nada?



De ala herida
quedó la azuleja
a ras de rama
a ras de tierra
sin viento para el vuelo
sin vuelo para la vida
a ras de todo
a ras de nada

Disparo de escopeta
de cazador furtivo
en busca de presa
mayor
cascajo sobre
la pluma inerme
guijarro
en honda de niño
que no conoció sonrisas

Herida de ala
cayó la azuleja
sobre un pasto azul
que no será cielo
bajo el agujero
que dejó la chicharra
para remontar
su canto
en el pozo hondo
donde se cuajan
los suspiros

De ala herida
quedó la azuleja
de tanto querer treparse
en las palabras
los aleros
los acantilados
ascendiendo por pie de montes
hasta donde el hilo
de agua retoña en río
hasta el paisaje astral
de un tiempo
que aún no ha sido

Herida de ala
la azuleja
se posó en el interior
de una pomarrosa
a dialogar sobre el norte
a dinamitar los geranios
a pedirle al tucusito
que con su pico
deshilvane el metal
que tira la pluma
le quiebra el alba
le duerme los sueños

De ala herida
la azuleja
hizo del horizonte
una escalera sin peldaños
un ventana cerrada
un tiempo sin hazañas

Reposa la azuleja
en hora de estruendo
y aguarda y seguirá
aguardando
una hora de convites
de jazmines florecidos
de mesa esparcida
de humanidad azulejada
en vuelo colectivo
hacia el centro del alma

Entonces de ala volandera
vestirá de nuevo
su traje azul
de verde pasto
de encendida crineja
iridiscente
para remontarse
a las ramas más altas
a cantar la canción
del amanecer del hombre


mery sananes / 2003
publicado inicialmente el 18/12/09
Leer mas!

miércoles, diciembre 10, 2014

LA ESPERANZA ES UN PALOMAR



La esperanza es un palomar
detenido en el umbral de los sueños
una pupila que se agiganta ante la
visión de un mar inmensamente azul
la travesía que recorre la lágrima desde
el diafragma adolorido hasta el
delta de unos ojos que no se abren
para que no se escape su sal por
el rubor violeta de las mejillas

La esperanza es el adagio que sostiene
atemperada nuestra respiración para que
no se estacione en ella la tristeza
y es el allegro que se construye desde
la hondura de los suspiros que ponen
en movimiento los molinos en los que se
escancian las espigas de la ternura

La esperanza es un cielo al que le han
robado el horizonte y que juega a tocar
el alfabeto de las constelaciones navegando
en el rocío que las olas le regalan a las nubes

La esperanza es el anverso de la muerte
tremolando retoños de porvenir sobre
el corazón desgajado de las noches
sin amaneceres

Y es la escafandra que reta los naufragios
para escribir en las alas marinas de los peces
la canción de amor que le regalan las orillas
a los consagradores de la vida

La esperanza es un pañuelo diminuto
cosido en el plexo solar de todas las aromerías
para enjugar los estremecimientos que se derraman incontenibles desde un corazón malherido y es la risa de un niño atrapada en el maxilar de un llanto que no cesa

La esperanza es un ritual de hierbas y
colinas que mastica verdes en medio
de la ausencia de las cosechas y es la
huella que deja la lágrima desde su aposento
de párpados hasta la casa de la sed

La esperanza es el espacio de un
preludio por donde habrá de irrumpir
algún día el aleteo alborozado de los
colibríes que beben el néctar de los días vividos
y transportan el polen de los días porvenir




foto y texto / mery sananes
29 de enero del 2010
Leer mas!

EL OJO QUE LA MIRA



Luna llena del 08 de diciembre del 2014
la última del año


No se mide el tiempo
por las estaciones de la luna
sino por el ojo que la mira
desde los rosedales
del asombro


texto y foto
mery sananes

Leer mas!

domingo, diciembre 07, 2014

LA CORTEZA DEL ABEDUL




EL ABEDUL

En tu corteza está tejido
un alfabeto de nubes
capullo de seda que desenhebra
su código de estambres
para alcanzar el resplandor
del rocío antes de ir a morar
al corazón de la hierba
río de savia que reverdece 
la danza luminosa de tus hojas
morada de lluvia
que se cristaliza sobre
los pliegues del tiempo
espiral de suspiros
que cubre de escarcha
el mágico ritual de los nidos
recinto sagrado que resguarda 
los besos niños del bosque



THE BIRCH

An alphabet of clouds
is sewed in your cortex
silk cocoon that unthreads
its code of stamens
to reach the blaze
of dew before it lands
in the heart of grass
river of  sap
that gives its greens
to the brilliant dance
of your leaves
house of rain that
cristallizes over the
folds of time
spiral of sighs
that cover with frost
the magic ritual of the nests
sacred enclosure 
that preserves the  
tender kisses of the forest



mery sananes
30 de noviembre del 2015
fotos / isaac sebastián
Leer mas!

sábado, diciembre 06, 2014

REQUIEM



réquiem
un ataúd en
solo de trompeta
trotamunda



agustín blanco muñoz

ofrenda musical
05 de agosto del 2006


W.A. Mozart / Del Requiem



Leer mas!

martes, diciembre 02, 2014

EN EL VENTANAL DE SUS PÁRPADOS




En este día sin paisajes
¿qué se hicieron los recados
de mar que esparcimos a orillas
del valle para que los peces
ascendieron a lo alto
de las colinas?

¿Dónde fueron a florecer
los horizontes que deslumbraron
a los jazmines en su trayecto
de agua para dibujarle
nostalgias de espejos
a las enredaderas?




¿Dónde fue a posarse el niño
aquel que se asomaba
al ventanal de sus párpados
para descifrar el paso de las
nubes?

¿Qué se hizo el abecedario
que escribimos en el dintel
de una flor y el verbo conjugado
sobre el vuelo irisado de una mariposa
camino a la estación de los silencios?

¿Qué se hizo el adagio
de melancolía que se desprendió
de las cuerdas de un cello
hasta alcanzar el vértice de una
centella?




Sin paisajes el día se columpia
en las estaciones del menguante
mientras teje despedidas
que no saben de adioses

mery sananes / 2009

Leer mas!

sábado, noviembre 29, 2014

REFLEXIONES SOBRE LAS PALABRAS




DEL PODER DE LAS PALABRAS QUE MIENTEN
AL RIO DE PALABRAS-AGUA
 mery sananes

No resulta fácil la tarea de despojar un término de todo aquello que se le ha atribuido a través del tiempo. Razones poderosas siempre atan a las palabras a significados que luego se transmutan en verdaderos dominios del conocimiento. Se enraízan en la vida de los hombres, en el lenguaje de las ciencias, en el sentido común de la gente, como si constituyeran por sí mismas una realidad trascendente e inmutable. 

Las palabras tienen ese don de armar y desarmar estructuras, de nombrar la realidad y amoldarla a sus necesidades, de inventar una mentira y echarla a rodar por los siglos como si fuera una verdad incuestionable.

En verdad que el hombre se expresa y comunica con las palabras. ¿Pero en verdad nos entendemos? ¿Contienen los sonidos que utilizamos el conjunto de significados que le damos o por el contrario alcanzan un dominio tal sobre la realidad que, sin darnos cuenta, nos conducen a sus territorios? 

En este tiempo de violencias y miserias, las palabras se han convertido en el gran ropaje de la realidad, en la vestimenta de que se valen las ideas para no asustar al hombre. Como si el disparo pudiese acallar la bala y encubrir al asesino. Ese hablar deambula de boca de boca, repartiendo mentiras y engaños, que se convierten en el diario alimento de nuestras desesperanzas.

LA PALABRA ES UN DARDO

Con este vocabulario, inventamos sonrisas que nunca existieron, modelamos una vida que cada día carece más de sentido, y nos sirve para regocijarnos de nuestra capacidad para no detenernos reverentes ante el silencio. La palabra es un dardo que siempre quiere dar en el blanco de los sueños agotados en la inmensidad de las inconsistencias. Y es la medida de las mentiras que nos fueron dadas para que las resguardáramos con nuestro hablar. 

¿De qué palabras nos podremos valer entonces para nombrar al hombre?  ¿Con qué signos iremos a hablar para que nos entienda el hermano? ¿Qué vocablos develaremos para hablar el lenguaje de la humanidad?

De eso se trata. Del poder de las palabras que mienten. Y de las palabras que socavan las profundidades de la tierra, como un topo, en busca de un pozo que sea la medida del agua que no ha alcanzado aún la superficie. Del ruido que hacen las palabras huecas y del silencio que mora en los sonidos que aún no hemos pronunciado. 

De  la palabra-disparo que hiere el corazón del otro, deletreando una sílaba de sangre. La palabra-sepultura que acecha las destemplanzas del grito, para caer como un golpe sobre la tierra. La palabra que se vuelve lágrima ante la palabra-impunidad que recorre los corredores de una historia que no cesa de repetirse. 

La palabra que se viste de gala para hacernos creer que alguna vez el hombre asistió a la fiesta de la vida. La palabra-papagayo que le cortaron el hilo y que aguarda su tiempo de ascensión. La palabra-horror que le inventaron a los hombres, para que se olvidara de la palabra-canción que la madre le susurró en la mañana de la palabra-mundo.


EN BUSCA DE LA PALABRA-HUMANIDAD

Trata sobre la palabra que sueña con ser velero. Y de la palabra-viento que quebró los mástiles de los barcos que nunca regresaron. La palabra-flor que está atrapada en el corazón de los niños. La palabra-abecedario con la que enseñan las primeras mentiras. 

La palabra-sumisión que pide consecuencia. La palabra que los poetas pincelaron de colores para que se hiciera pasar por un arcoiris. La palabra noche de los truenos que no han encendido su luz sobre las nubes. La palabra que designa los tiempos que vendrán.

¿Y qué palabra utilizaremos para hilvanar un discurso sobre la palabra que miente, sin que otros crean que la nuestra es una palabra-herida de tiempo? Para esta tarea venimos desprovistos de un sistema de signos fijos, de una estructura lingüística acabada, o de un campo verbal organizado en torno a la palabra-sustantiva. 

Venimos con una palabra-saeta que quiere abrirse paso, entre la maleza, buscando un territorio donde sembrar palabras-semillas que mañana produzcan palabras-frutos, para todos los hombres. La palabra-humanidad con la que habremos de entendernos algún día. 

Leer mas!

jueves, noviembre 27, 2014

EL CARIBE ES EL MUNDO DE LAS ASIMETRÍAS



LETRAS DE LAS ISLAS DEL CARIBE HISPANO
René Rodríguez Soriano

es un viaje panorámico por el maravilloso y mágico mundo de la literatura de las islas del Caribe hispano. Textos y autores sobresalientes del siglo XX. Alejo Carpentier, Nicolás Guillén, Pedro Mir, Juan Bosch, José Luis González y Luis Palés Matos,  entre otros.

Houston Community College Central, Houston, Texas
19 de noviembre del 2014

Una hermosa presentación de René Rodríguez Soriano, ante un archipiélago de tierras similares y distintas a la vez, parte esencial de un Caribe asimétrico y contradictorio, que lleva en su piel las huellas de un mar en cuyos genes se fragua toda la música del mundo y todas las penas de la tierra. 

Espacios cargados de memoria y pasión, de coplas y orfandades. De escritores recios y mujeres rebeldes. De misterios y rituales, magia extendida y tristeza ancestral. 

Cada uno llevando en si mismo su palabra caribe, insondable, más todo lo que es capaz de absorber. La injusticia, el dolor y la muerte. Y ese combate desigual que aun prevalece. 

Una sobrevivencia que se yergue sobre la capacidad de reinventar, soñar, navegar por los suelos más trepidantes en busca de una raíz lejana revestida de horizonte, o cercana en su hondura vertical.

Es como un tejido que requiere de todos los dedos para rescatar un manto que a todos arropa, pero que la historia deshace con sus fronteras, sus balas y sus miserias.

Recorriendo el mapa de esas islas, uno se encuentra como en un espejo en cada pedacito de cielo o de orilla que allí se desborda. Otros nos separan, pero la historia subterránea y colectiva nos junta en este hoy de lamentos, pero sobre todo en ese hacer de porvenir que es nuestro compromiso y nuestro deber.

El de la esperanza de Pedro Mir, el delirio de Hemingway, el reino de Carpentier, la ternura de Fina, el Cristino de Juan Bosch en el cual todos nos encontramos, el afro-antillano puertorriqueño de Luis Palés Matos, ese viento de Lezama Lima como un gato que se extiende silencioso para dejarse definir. 

La zafra de sueños de Nicolás que, con todo lo que tenía que tener, aún no sé si tiene algo, el agua que piensa de Manuel del Cabral y ese canto triste de Héctor Incháustegui Cabral por una patria que es de todos, donde quiera que estemos.

Y los innumerables, que antecedieron y prosiguen estas claves en las que se inscribe un futuro aun por rescatar, reinventar, construir. Y ese es el propósito, el sentido, la dirección que le entrega, con su propia corazón, RRS, a estas Letras que hoy nos viene a ofrendar. 

Porque para RRS una selección no es más que una circunstancia para izar los velámenes de su bajel por ese mar que lo contiene. Jamás excluir. 

Y quien quiera entenderlo, si estalla en su interior la esperanza, tendrá que verse incluido en esta muestra extraordinaria que nos regala la voz, el ritmo, la percusión, las cuerdas y la palabra que se desliza calladamente sobre un sentimiento compartido y eterno, bordándole ilusiones al letargo. mery sananes




Leer mas!

lunes, noviembre 24, 2014

THE RAINBOW


THE RAINBOW



In the midst of the rain
between the clouds and the storm
descending toward the empty
branches of winter trees
the rays of sun are always
a miracle

They burst into the water
like a fountain of brushes
tracing flowers as if they
were the hands of van gogh
and then a rainbow draws
a circle of seven colors
each one with the secret
signals of life



And when someone encounters
those treasures it is not a pot
of gold what awaits at the end
it’s a journey through the circle
of a magic seed of love
that will nourish for ever
in the left side of your joys


In this day of November
you looked up to the sky 
maybe you were looking
for the red birds
or for that envelope that
travels with the wind
wherever you go
 with rumors of chimes


I know that you chase
white butterflies looking for 
the place where they first
grew their wings of beauty
and have always picked up
flowers from the ocean waves
as a tribute to your birth

I know that you have never
forgotten that window
where you first saw how the
leaves of grass dance in the
mornings while the sun 
wakes you up from your dreams



And today when your eyes
followed the path of your 
awareness and once again 
grasped the circle of life
I know that our bonds
will never cease to create 
rainbows even in the middle 
of the greatest darkness
and the hours of grief

November 24, 2014

EL ARCOIRIS
para Isaac Sebastián

En medio de la lluvia
entre las nubes y la tormenta
que desciende hacia 
las ramas deshabitadas 
de los árboles de invierno 
los rayos de sol 
son siempre un milagro

Irrumpen a través del agua
como una fuente de pinceles
trazando flores como si fuesen
las manos de van gogh
y entonces un arcoris dibuja
un círculo de siete colores
cada uno con las señales
secretas de la vida

Y cuando alguien encuentra
esos tesoros no es una vasija
de oro lo que aguarda al final
es una travesía por el círculo
de una mágica semilla de amor
que nutrirá para siempre
el lado izquierdo de tus alegrías

En este día de noviembre
tú lo atrapaste mirando el cielo
tal vez estabas buscando
los pájaros rojos
o esa carta que viaja
en el viento dondequiera
que vayas con rumores
de campanarios

Sé que persigues mariposas
blancas en busca del lugar donde
primero le crecieron sus alas
y que siempre has recogido
florerías del oleaje del océano
como un tributo a tu nacimiento

Sé que jamás has olvidado
aquella ventana desde donde
viste por primera vez cómo bailaban
las hojas de hierba mientras el sol
despertaba tus sueños

Y hoy cuando tus ojos
siguieron el paso de tus asombros
y te prendiste una vez más
del círculo de la vida
reitero que nuestros lazos
jamás dejarán de inventar
arcoíris aún en medio
de las mayores oscuridades
y las horas de desencanto

24 de noviembre del 2014

mery sananes
fotos / isaac sebastián

Leer mas!