domingo, octubre 19, 2014

VIDA




en tu herida persistente
habita una inclemencia
que trastoca toda previsión

25 de julio del 2010

texto y foto / ms
Leer mas!

viernes, octubre 17, 2014

MATEO MANAURE: ENAMORADO HABITANTE DE LA VIDA



Esta carta escrita hace diez años, en
octubre del 2004, tiene plena vigencia. La entregamos hoy en en este nuevo octubre de su cumpleaños, para celebrar, una vez más,  su vida y su obra.  ms

Me siembro en tus suelos cada día, para vencer la tristeza. Navego en tus ríos para salir ilesa de tanta sequía. Hago residencia en las estelas de luciérnagas que incendiaron tus pinceles para espantar las sombras. Me sumerjo en tus azules para reinventar la ilusión. Me deslizo entre tus sepias para recorrer el camino inverso al pan. Y miro como los colores se derraman fuera del lienzo para dibujarle travesías de amor a las pupilas de los niños que se los llevan consigo para volar con ellos sus papagayos en los mediodías.

Eres un enamorado habitante de la vida, Mateo. Tal vez porque nunca has roto el vínculo con la tierra, el paisaje, las aguas y las piedras, las hojarascas y las raíces de los árboles. Sabías que en su interior podías aprender más del corazón del hombre que en la devastadora historia de la que se ha empeñado en ser actor. Allí descifraste los códigos vitales de la naturaleza y supiste que en ese dominio la vida corre libre y raudalosa hacia el asombro. Y tomaste entre tus manos la esencia de la que estaba hecha y la trasmutaste en color y en movimiento que se disemina entre el lienzo, como una danza floral.

Tal vez intuías que allí estaba la señal que había que rescatar en medio de un mundo que ya carece de ojos para ver. Como reconstruir el tiempo primigenio en el cual el planeta se preparaba para recibir a su residente mayor. Cuánto trabajo había realizado para que las hormigas hubiesen aprendido ya a recorrer sus caminitos de invierno. Y las chicharras a desvestirse de su traje primero. Y a los cocuyos recoger en el viento el fuego que las haría relumbrar. Para que cuando se irguiera por primera vez sobre su risa, pudiera prodigarse con un paisaje hecho de estallidos solares y explosiones cósmicas.

Detenido en el asombro, el hombre alcanza la dimensión del infinito. Su mirada contiene cualquier horizonte y su alegría es como si manaran de ella fogatas iridiscentes. Tú nos devuelves a ese tiempo y a ese momento. Pero no para hacer en tus lienzos estación pasajera, sino para convocar a convertirnos en artífices de nuestro propio paisaje interior. Nunca te quedaste en tus telas.

Pero allí te tienen atrapado como si de sus visiones no salieran palabras como ríos de mariposas para despertar al hombre de su letargo de muerte y destrucción. Le pusieron cuerdas a tus alas para que no salieran tus cometas por las ventanas. Etiquetaron tu conmovido corazón de azulejo, para que no se viera el hilo de vida que se te escapaba por las aristas de un cubo, que sólo daba la medida exacta de una línea sin término. Le colocaron marcos a tus sueños, para que no amanezcan vestidos de futuro.

Por eso, Mateo, en estos tiempos turbulentos, te desato. Devuelvo tus colores a donde pertenecen, al rubor de los campos, al estampido del viento, a la humedad de los surcos, a la estatura de los árboles, para que de allí regresen a hacer residencia de verdes donde sólo hay silencio, a construirle recintos violetas a los suspiros, a edificarle vasijas naranja al dolor que duele de sepias.

Tal vez algún día queden recogidos en las pupilas de los niños que serán. Entonces, habrá que ir al encuentro de los rostros para hacer el hallazgo de tus lienzos. Y tú habrás recobrado para siempre lo que te hace eterno en la eternidad de la alegría del hombre.

Mientras, Mateo, la tristeza atenaza los días sin que la pena que se alberga entre las palabras buscando sonoridades inéditas, encuentre aún su cauce melodioso. La muerte parece ir minando hasta la cresta de los montes. Las aguas dejan de dar de beber, para ir a recobrar sus territorios usurpados. El fuego ya no tiñe de púrpura los atardeceres sino que se vuelve disparo. Y el hombre, que dejó de verse en el espejo de las estrellas, en el pozo de luceros del que está hecho, devino en sepultura y en sepulturero.

Como si ya no cupiera sobre la tierra la herida del hombre, ni el grito que la contiene, ni el desahucio, ni la hondura de todo lo que le quiebra la vida. ¿Será, Mateo que habrá que apagar las palabras, pintar de negro los lienzos, silenciar los adagios, cerrarle las ventanas al sol, hasta que venga de regreso, en el corcel del viento, otra vez, el estallido que despierte al hombre a su condición y oficio de jardinero mayor?


Mery Sananes
18 de octubre del 2004

Leer mas!

miércoles, octubre 15, 2014

PREGUNTAS 1




Si el pleito es entre asesinos
¿por qué no logramos deshacernos
del disparo?


mery sananes
serie 8 preguntas y una coda
28 de marzo del 2011
Leer mas!

lunes, octubre 13, 2014

EN ESTE TIEMPO SIN FLOR



Una flor asoma sus alas abiertas
y desde su roja caligrafía derrama
resplandeciente todos sus aromas
sobre la pupila que se detiene en ella
para robarle la levedad de su estadía
en el amanecer irisado de su despedida



¿Lograremos entender que en ese breve 
instante de su geometría queda indeleble 
la huella de la vida y que basta ese paso 
efímero por los candiles del viento 
para que el amor quede establecido
como el fundamento mayor de todo 
lo que existe?



Sabemos que en nuestros ojos duermen 
oscuridades que han perdido la transparencia 
de sus cristales que la piel endurecida 
de tanta muerte ha dejado de percibir 
la tenue fragilidad de la ternura
y que todo el candor del planeta 
lo han borrado fosforescencias 
convertidas en fragor de batallas
ajenas y fuegos sin la albañilería 
del pan y la estrella



Si aunque fuese una vez decidiéramos 
cobijarnos bajo sus petalerías 
para beber a sorbos el zumo solícito
de su liturgia y crecer hasta la estatura 
de sus pistilos tal vez aprenderíamos 
en este tiempo sin flor a ejercer 
de nuevo el abandonado oficio de ser
mensajeros del porvenir

fotos y texto / mery sananes
01 de marzo del 2010
Leer mas!

sábado, octubre 11, 2014

EL MANIFIESTO DE LOS NO DESCUBIERTOS




MANIFIESTO DE LOS NO DESCUBIERTOS
12 de octubre de 1992



NUESTRO ES EL TRABAJO, EL FRUTO Y EL TELAR

Somos el viento que registra y asume el tormento del hombre masacrado por el invasor. La señal de un tiempo que impone la continuación de una lucha que es nuestra, como nuestra es esta tierra que habitamos, aunque tenga por ahora otros dueños.

Somos la lanza que dibuja en el aire el arco de una historia milenaria, la cima de la piedra que mira hacia el solsticio, el rito de la primavera, convocando el nacimiento de la vida.

Nuestros son los sueños que se levantaron sobre este continente con nombre de lluvia y sonoridad de cascada. Nuestro el trabajo, el fruto y el telar.

Nuestros los caminos que conducen a las constelaciones, en las que nuestros antepasados leyeron los signos de las cosechas y de la vida. Nuestras, aunque arrebatadas, apropiadas y destruidas las voces, el canto y el amor del habitante que levantó la guerra ante el invasor.



¡NADIE DESCUBRE A NADIE!

¡Nadie descubre a Nadie! No hay sociedades cubiertas ni descubiertas. Somos vida que se hizo río fértil y sonoro sobre estas tierras, hasta que llegaron los asesinos con sus instrumentos de muerte a sembrar desolación y ruina, donde antes florecían sonrisas sobre los rostros.

Desde entonces quedó planteada la querella, los términos de un combate entre los supuestos descubridores y los descubiertos, entre invasores e invadidos, entre domesticadores y quienes se han negado a ser domesticados. Ellos son los No Descubiertos, quienes resisten, quienes no se entregan ni dan tregua, a pesar de todas las derrotas. Quienes han guardado el canto ritual de las consagraciones en las naves de la libertad.

LOS NO DESCUBIERTOS
UNA CONCIENCIA Y UNA CONDICIÓN DIFERENTES

Los No Descubiertos, una conciencia y una condición diferentes.  Porque somos la otra cara de la historia, la historia anónima y colectiva que escriben los pueblos, a pesar de las minorías que los rigen y los dominan, la historia luminosa de la resistencia, más allá de toda muerte impuesta, toda masacre ejercida. La historia de los No Descubiertos. Otra manera de sentir, interpretar y hacer la historia.

Tenemos la fuerza de los ríos, el vigor de los bosques, la templanza del maguey, la ilusión de la siempreviva y todas las lecciones que los dioses antiguos dejaron sobre las piedras. Y nos toca hacer trabajo de artesanía, oficio floricultor, tarea de enjambre y de panal, para reconstituir la vida que nos fue quebrada, y recomenzar los tiempos de cosecha y los días de maíz.



DE ELLOS ES LA PROPIEDAD DE 5OO AÑOS DE INFAMIA
NUESTRO EL INFINITO DE LA VIDA

Nos toca a los No Descubiertos aglutinar la rebeldía, sembrar caramelos de amor en las luces de los ríos y echar a andar los días de las risas y el combate. Ellos tienen la propiedad de quinientos años de infamia y nosotros el infinito de la vida que resucita cada día sobre la ilusión de los hombres. Ellos tienen la autoría del crimen, nosotros la razón histórica.

ELLOS TIENEN LA MORDAZA NOSOTROS EL CANTO

Ellos tienen la mordaza y nosotros el canto. Ellos tienen su  llamada cultura y su ciencia descubiertas para domesticarnos y nosotros el mágico talismán de una palabra hecha de alas de pájaros, de piedras de jade, que algún día emergerán de la tierra, del viento y de las aguas, escribiendo en el corazón de los hombres las señales de la vida que habrán de instalarse en estas tierras como bienes colectivos.

No han bastado quinientos años para borrar los vestigios de las ansias alfareras que se anidan en el pecho de los No Descubiertos. No han bastado los descubridores de ayer ni los criminales de hoy, para acallar el sueño de justicia, el anhelo de redención, la decisión de hacer la historia que se aposenta en los pueblos.

No ha bastado ni bastará la represión, la domesticación, la apropiación para silenciar el canto y la copla, la cuerda que se tensa en el aire ni el repique del tambor que anuncia los tiempos nuevos. Ni la cruzada evangelizadora de ayer, ni los propósitos de los descubridores de hoy, logran borrar las huellas del hombre de estas tierras de la faz de este continente usurpado.



TENEMOS SÓLO LA PIEDRA Y EL CANTO FRENTE A LAS ARMAS DE FUEGO Y EL PODER DE LAS MINORÍAS PERO SOMO LOS MÁS

Tenemos sólo la piedra y el canto frente a las armas de fuego y el poder de las minorías. Pero somos los más. Y somos muchos y somos fuertes y somos recios.

Y llevamos grabadas en el corazón las antiguas y nuevas invocaciones, estirpe jirajara, goajira, pemón, arahuaca, caribe o timotocuica, las lecciones de los gayones, los guaiqueríes o los yupkas, el horizonte de los tepuyes, el sol de las tierras llanas, y el canto de neblinas que se posa sobre los páramos. Tenemos el relámpago, el fogón aún sin encender, la leña aguardando su tiempo de fuego, los sueños recogidos en un haz.



PROPONEMOS UN DESLINDE NECESARIO

Proponemos un deslinde necesario y asumimos un compromiso ineludible: el del cambio que nos lleve a hacer causa común con quienes reclaman hoy los mismos derechos que disfrutan los llamados descubridores-invasores. No podemos ni nos acordaremos nunca con los conquistadores y colonizadores actuales, que propician el reparto desigual, la injusticia, la muerte y la autodestrucción.

No transigimos con la mentira, la trampa ideológica, la demagogia, el fraude histórico, las razones de los ‘descubiertos’.

Buscamos las raíces para encontrar la verdad y la historia que corresponde a los pueblos, a sus luchas, sus combates, sus derrotas, para convertirlas en victorias.

Vamos más allá de las mentiras oficiales para advertir la inmensidad de la destrucción y la infinita posibilidad que tienen los pueblos de levantarse sobre los reveses, en sus anhelos de ser alfareros y constructores de un tiempo distinto. De ser cantores del porvenir.


EMPRESA PACIENTE Y SILENCIOSA QUE VA ABRIENDO CAUCE Y BRECHA EN LA HISTORIA DESCUBIERTA

El cuestionamiento que adelantan los No Descubiertos va a ritmo de escalada, o a nivel subterráneo, convocando rebeldías inéditas, llamando a la organización de los poderes creadores. Empresa paciente y silenciosa, que a pesar de los obstáculos, va abriendo cauce y brecha en la historia descubierta.

De allí la fuerza inagotable, presente en cada insurrección contenida, en la decisión de los pueblos por conservar su estirpe verdadera de flor y canto para convocar, en esta hora de los No Descubiertos, a la creación de una sociedad de justicia, belleza y amor, que sea la base del país que estamos obligados a construir.

12 de octubre de 1992 / 12 de octubre del 2014

Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
Universidad Central de Venezuela







Leer mas!

jueves, octubre 09, 2014

RAMÓN SANTAELLA - OTRA CARTA PARA MI MADRE

Leonardo da Vinci 


Una vez más, Ramón nos sorprende con sus misivas. Esas cartas a la madre que escribe cuando toca celebrar su cumpleaños o acompañarla en su despedida hacia otros paisajes, son siempre un testimonio de amor que contiene la esencia de esa relación padre e hijos, e hijos y padres, que tanto se ha extraviado en este expaís sin afectos.

Leerlo es volver a rescatar ese núcleo familiar que se constituye en la base de cualquier sociedad. Allí se forjan los valores esenciales para configurar una vida que trascienda lo superfluo y engrandezca lo verdaderamente humano,

Cada uno de nosotros podría referir como nuestra parte de este memorial. Sentimos que hemos pasado por allí y, como él, celebramos el haber podido erguirnos a la altura de sus expectativas y, más importante, de las propias.

Lo que queda en ese aprendizaje es el compromiso con unos valores esenciales al vivir, que no requieren de otra escritura que el sentido común, el respeto, la consagración de los afectos, la militancia en una vida que merezca ser vivida.

No podrían estos textos tener un lugar de mayor pertinencia y pertenencia que en estas Embusterías. Saludos de nuevo al poeta, al geógrafo, al maestro, al hombre sencillo, cuyos conocimientos jamás lo llevaron a olvidar las clases de amor que le sirvieron sus padres. Ese personaje que a pesar de las sequías, las grietas de una tierra escarnecida, las huellas de los rostros trastocados, jamás ha perdido su condición hortelana. Gracias, Ramón, por esta nueva ofrenda.


Maracay, 1 de Octubre de 2014.


Sra.
María Remigia Yegres de Santaella.
Cualquier lugar del infinito.
Presente.
         

          Recordada madre, hoy miércoles 1º de Octubre, tus hijos celebraremos los 104 años de existencia como si estuvieses entre nosotros en tu condición de centro-eje de la familia.  Al momento de escribirte, la imaginación se abre camino en nuestro pensamiento para soñar una hermosa reunión entre los 9 hermanos, tú en centro del Universo; papá como de costumbre, lo vemos buscando asiento un tanto alejado de la tertulia, contemplará  la escena desde esa distancia y esperará el comienzo de  la música bailable, con la ansiedad del bailarín porque lo de él es bailar y bailar hasta el amanecer.

Tú estarás en tu silla de ruedas, masticando rabia por no poder trasladarte con libertad hacia donde se te antoje, pero lucirás un nuevo y hermoso vestido, donde han sido combinados los colores más atractivos de las estrellas.

Seguros estamos que habrás de actuar como niña coqueta enseñando a cuanto invitado halla,  tus sortijas, el brazalete que un domingo ganaras, apostando al número 20 y el nuevo reloj de grandes números, obsequio de Raquel, para que tus cansados ojos no equivoquen la apreciación del  tiempo, haciendo juego  en tu muñeca con el color del vestido.

Ya es noticia entre el resto de los hermanos que Raquel se hubo esmerado en regalarte cosas de tu total agrado; eso se deduce por la emoción manifiesta cuando comentas y muestras tus estrenos en la medida en que recibes los presentes de manos de cada uno de nosotros y, aún cuando son diversos regalos, no te importa expresar con la sinceridad de siempre que tu regalo más preciado es el dinero, como queriendo participar tu preferencia para fechas futuras o nuevos cumpleaños.

Con esa curiosidad que te caracteriza,  hurgarás cada envoltorio,  escudriñando el último de los rincones del envoltorio, no vaya a quedar cualquier otra cosa en el mismo;  harás preguntas previas queriendo saber del contenido, para precisar si el regalo es de tu agrado o no; todo un conjunto de tácticas  y bromas, antes de presenciar el regalo, mientras tanto, habrás de trocar ese momento con la más bella de tus  sonrisas, queriendo compensar como acostumbrabas decir, el hermoso gesto de tus hijos. Al final de cada desenvoltura, un beso en la frente o la mejilla para cada uno de nosotros.

¡Vieja!, también recordaremos hoy, que hace 5 años, 6 meses y 6 días te extraviaste en el infinito, no tienes idea de cómo y cuánto te recordamos, al igual que a papá, Dady, Yolanda y ahora, también Omar quiso ir al encuentro de Ustedes, para perpetuarse entre nosotros.

Ya sabemos que tu  extravío no va más allá de los dominios de la ausencia porque evocarte obliga a revivir memorias de tantas cosas vividas en el seno familiar; recordarás que haciéndote bromas, te nombramos “Directora del geriátrico Santaella Yegres” porque la menor de tus nueve hijos comenzaba a transitar la década de los sesenta y Yolanda, hubiese alcanzado este año, sus 82 primaveras, ¡Na guará! ¡Como pasa el tiempo, viejita!

Cuando te abrumábamos con esas cosas del geriátrico, lejos de molestarte, siempre respondías con la misma bella sonrisa que permanece en nosotros y dabas gracias a Dios por tanta bondad, al haberte permitido disfrutar de una “larga” existencia y haberte regalado el amor y la atención  de tus hijos.

¡Sabes algo!

Tanto tú como papá fueron nuestros ejemplos a seguir, consuetudinariamente, la misma dirección, la misma enseñanza: respeto, amor y consideración hacia nuestros semejantes; aunque de manera contradictoria, fuiste una madre espartana, con un esquema “lógico-agresivo”, único, de educar; “las circunstancias de  la vida en el  barrio deben quedar fuera de la casa, donde tenemos obligación de superarlas” –repetías- y te encargaste de eso mientras transitábamos nuestras primeras edades.

Tal vez, sin reproche alguno de parte nuestra, se nos ocurre pensar que hubo más castigo sobre nuestros cuerpos infantiles que abrazos y besos de tu parte, pero tú eras así y así te quisimos y queremos. Lo cierto es que, sostenías de manera inquebrantable y el tiempo de las edades te hubo dado la razón, “hay que trascender principios y valores aplicados por esta sociedad que los impone, si queremos lograr algo bueno de nuestros muchachos” y con la ayuda de papá  lograron conformar una familia de personas trabajadoras, honestas, responsables.

¿Por qué crees que los recordamos?, ¿Por qué celebraremos tu cumpleaños 104 como si estuvieses entre nosotros?, pues, por puro amor y agradecimiento, por habernos inculcado el principio de libertad y habernos permitido ser como somos.

Leer mas!

miércoles, octubre 08, 2014

EL RUBOR DE LA LUNA












Todo gira cadencioso
mientras la luna despliega
su vuelo en un arco de luz

Sabe que el sol fragua sus
resplandores y aguarda
pacientemente el ciclo
de las constelaciones hasta
ese preciso instante en que
la tierra juega a ocultarla

Y sólo entonces deja correr
su rubor como si fuese un
azahar estremecido en
busca de ser mandarinar

fotos mery y anala
08 de octubre del 2014



Leer mas!

martes, octubre 07, 2014

AL BORDE DE UN MÁSTIL



Ay! de las pupilas tan laceradas
que la luz deja de irradiarles
pinceladas a sus iris
y las que de tanto resplandor
retenido olvidan el pozo hondo
y oscuro en el que habitan

Ay! de las miradas que no miran
y de las que de tanto mirar se les queda
grabado en sus cristales el paisaje
de sus sueños sin advertir que un tiempo
sin tiempo les ha quebrado el ventanal
de sus deseos

Ay! de quienes andamos desasistidos de
todo alfabeto recogiendo florerías
sobre tierras yermas sembrándole suspiros
a los vendavales escribiendo al borde de un
mástil un poema sin versos a la proa
de un bajel que no ha zarpado

Ay! de este muelle sin bisagras ni navíos
que deshoja sus maderos a la canción del agua
sorbiendo la sal con la ilusión de volverse
un cintillo de peces sin redil

Ay! de este trinar de pájaros que han
abandonado los alpisteros en busca de
nubes más altas para hacer nido en el
bosque de cielos lejanos

Ay! de esta risa que se deshace sin misericordia
sobre los rieles de una esperanza
que aguarda una estación de porvenir

Ay! de la tristeza que siempre regresa
a la circunferencia del cántaro
cuando de tanto rebosarse
la sequía le dibuja grietas a su arcilla

Ay! de este adagio que una y otra vez
regresa sobre sus acordes intimidando
toda sensatez para que en ellos echemos
a correr la alegría que no conocimos

foto y texto
mery sananes
03 de febrero del 2010


Leer mas!

domingo, octubre 05, 2014

¿HASTA CUÁNDO EL ASESINATO DE PÍO TAMAYO Y DE ESTA SOCIEDAD?




¿HASTA CUÁNDO EL ASESINATO DE PÍO TAMAYO
Y DE ESTA SOCIEDAD?
mery sananes


UN PAPAGAYO ES UNA CUERDA QUE SE DIRIGE AL PORVENIR

¿Y qué es un papagayo?

Una cuerda que sube desde la hondura de los pozos artesianos, hasta los cielos que cobijan los montes de El Tocuyo desde los cuales Pío divisó por primera vez el porvenir.

Las alas de un pájaro engolosinado con el aroma de los jazmines que Rosa Eloísa, la novia de siempre, cultiva en su huerto de amores.

El suspiro de un niño prendido con la savia de un caujaro a los sueños de un tiempo de cosechas.

La magia en vuelo de compromiso por y para los tiempos de otra historia.

HACE TREINTA AÑOS TOMAMOS ESE CORDEL
DE MANOS DE JOSÉ PÍO TAMAYO

Hace treinta años tomamos ese cordel de las manos de José Pío Tamayo con el propósito de refundar la escuela de idealidad avanzada que el Floricultor de Hazañas le entregó a los hombres puros y sencillos de corazón, para que construyeran una historia en la que prevaleciera lo más puro de lo verdaderamente humano.

Y nuestra tarea ha sido la de tejedores de cuerdas para cometas rotos. Creadores de ilusión en territorios abruptos. Fabricadores de  cántaros para estaciones de sed. Peones jornaleros en labores de entrega y libertad,  como reclamaba el poeta y combatiente.

 HACIA UN CÓDIGO DE DEBERES DE SOLIDARIDAD
Y SACRIFICIOS PARA CON LA HUMANIDAD

Sobre los muros del llamado Castillo Libertador de Puerto Cabello, sitio de reclusión donde se cumpliría la condena a muerte decretada por Juan Vicente Gómez,  Pío escribió el código que debía servir de fundamento a las luchas por un tiempo y una historia distinta: “Deber de mejoramiento moral, para con nosotros mismos; deber de ternura para con los nuestros, y deber, gran deber, de solidaridad y sacrificio para con la humanidad.

Y rediseñó la verdadera función que debía cumplir el auténtico maestro de escuela y de vida: ir más allá de enseñar unas cuantas reglas gramaticales o fórmulas matemáticas para dedicarse a despertar al niño,  a la belleza, la justicia, la libertad y el amor. Tenía el claro convencimiento de que sin esa base, toda propuesta porvenirista sería derrotada.

CARLOS ALBERTO MOROS GHERSI
UN UNIVERSITARIO INTEGRAL

Y esa fue la tarea que nos propusimos.  Para 1983 estaba al frente del Rectorado de la UCV el Dr. Carlos Alberto Moros Ghersi.  Universitario integral, servidor público, profesional de la medicina y humanista por vocación, entendió que la  función  esencial de la universidad es la de propiciar y estimular el libre desarrollo de las ideas para convertirlas en instrumentos para el mejoramiento de la sociedad.

Y esto lo llevó a ver en el proyecto piotamayista un recinto para el fomento de la creación y el pensamiento, para el debate crítico, la confrontación de ideas, que no de credos. Y apostó a nosotros. Hoy, tres décadas después le decimos al Dr. Moros Ghersi, que seguimos en las tareas floricultoras con las que nos comprometimos con él, con esta universidad y con nosotros mismos.


UN RECINTO PARA EL DEBATE DE IDEAS Y PENSAMIENTOS

No ha sido fácil nuestra travesía. A muchos volantines se le partieron sus veradas. Otros siguieron ascendiendo mientras hacían caso omiso de los cazadores de estrellas. Pero fuimos y somos persistentes.

Esta Sala en la que hoy nos encontramos, engalanada de sonrisas, ha sido y será siempre un territorio para el pensamiento, el debate serio y riguroso, la contraposición que hace crecer, que pone a prueba el conocimiento, que no se restringe ni limita, que busca y accede. Que nada da por descontado.

LA HISTORIA ES ACTUAL O NO ES

Aquí se instaló, como premisa indispensable para el conocimiento, el estudio de la sociedad en términos de Historia Actual. Advertimos en este camino que la historia es actual o no es.

Recuperamos el esplendor de las pinturas extraídas de plantas milenarias y echamos al aire los millones de voladores represados por las cercas del descubrimiento. De esos vuelos nació el Movimiento de los No Descubiertos. Una conciencia y una condición distintas que levantan las voces de quienes mantienen que no hay sociedades cubiertas o descubiertas y que, en definitiva, Nadie descubre a Nadie.

ESTAFETAS PARA CONSTRUCTORES
DE VOLADORES

Con esta visión de los forjadores de otros destinos, llegamos a instalar casi una docena de estaciones de esta Cátedra  en Mérida, Trujillo, San Cristóbal, La Guaira, Maracay, El Tocuyo, Barquisimeto, Valencia, Guarenas-Guatire, Porlamar, Amazonas. Creamos la Cátedra Internacional del Pueblo y la Cátedra del Deporte. Un verdadero Movimiento de Movimientos, autónomos para sembrar el pensamiento y el ideario piotamayista, en sus comunidades y mucho más allá.

Nuestro proyecto era y sigue siendo construir un centro de estudio y discusión sobre los grandes problemas que tocan hoy lo que se ha dado en llamar humanidad. Una Cátedra con capacidad de análisis, de lucha y proyección. Conocer y actuar. Andar y andar los caminos por encima de todas las cosas llamadas a entretenernos, como diría Atahualpa Yupanqui.

Un espacio para motivar y estimular otros espacios, para que el conocimiento no se quede en mero saber sino en un hacer con capacidad para transformar. Comprender para poder cambiar.

LOS NO DESCUBIERTOS Y LA
REINTERPRETACIÒN DE LA HISTORIA

Por todo esto nos planteamos a nivel académico y político la evaluación y reinterpretación de la historia de esta golpeada Venezuela, desde la invasión de 1492 hasta el poder actual, igualmente invasor, pasando por las más diversas modalidades de un mismo dominio.

Ni las guerras civiles o el golpismo, las tiranías, dictaduras o autocracias militaristas o civilistas, democracias o revoluciones de cualquier siglo, han logrado hasta ahora modificar el poder invasor de unas minorías sobre el colectivo-pueblo.

Y si ayer fuimos testigos de una independencia para los independientes, hoy se nos ha impuesto un tal proyecto de revolución bolivariana y socialista del siglo XXI, que se reduce a ser otra forma de sometimiento y negación del vuelo y  de la auténtica vida.

Nuestros voladores tienen distintas metas y alcance. Están en la búsqueda de la aventura de las ideas para una práctica que contribuya a acercarnos a una Venezuela diferente. A un país de bellezas y aromas compartidos. De justicia creciente, verdadera, con visión de humanidad y trascendencia. Capaz de romper con los cielos cerrados y las tierras infértiles.


TRES DÉCADAS DE VUELO EN CIELOS CERRADOS

Y a esas tareas nos hemos dedicado por tres décadas. Con recursos propios. Sin otro reconocimiento académico que el que nos otorgara el Rector Carlos Alberto Moros Ghersi, Gustavo Arnstein, su Director de Cultura y posteriormente la Dirección de Cultura dirigida por el Doctor Ildemaro Torres.

GUSTAVO ARNSTEIN PROCURÓ SIEMPRE DARLE HILO
A LOS PAPAGAYEROS

Gustavo Arnstein, tenía en la sede de la Dirección de Cultura, un ventanal desde el cual se podía divisar sin obstáculos los miles de papagayos que cada día se elevaban con la ilusión de ser portadores de porvenir. Y  procuró siempre darle hilo a toda gestión que quisiera poblar de luces este recinto.

ILDEMARO TORRES SABÍA IR EN DIRECCIÓN DEL VIENTO

En Ildemaro Torres encontramos a un hombre que le gusta gobernar el pabilo para que el cometa no tropiece con obstáculo alguno.  Ágil con sus manos, sabía ir en la dirección del viento, aunque el papagayo fuera a contracorriente. Puso sus habilidades al servicio de esta Cátedra y aún desde otros organismos nos ha acompañado durante estas tres décadas.

MANLIO SARDI SEMBRADOR DE HUELLAS

Y también queremos honrar en esta fecha aniversaria, a otro cultivador del desprendimiento y la entrega: Manlio Sardi, quien  ha sido y es uno de los permanentes e incondicionales militantes de este proyecto. Desde la coordinación del vicerrectorado académico primero y luego en el mismo cargo en el rectorado,  contribuyó y sigue contribuyendo a la siembra de huellas para la conformación de la historia que tendrá que ser. A ellos nuestro más alto reconocimiento.

TREINTA AÑOS DESPUÉS ESTA SALA AÚN NO LLEVA
EL NOMBRE DE PÍO TAMAYO

De allí en adelante hemos luchado por mantener el vuelo, enfrentando obstáculos crecientes, aprendiendo a volar en parajes de sombras y tempestad.

Y de esas dificultades dan cuenta dos situaciones que no queremos dejar de mencionar en este día. Desde hace más de dos estamos a la espera de que las atoridades universitarias se sirvan dar respuesta a una solicitud que hiciese la Cátedra y personalidades encabezadas por el Rector Fundador y familiares de Pío Tamayo, para que la nueva Sala 'E', espacio contigio a aquel donde hemos desarrollado nuestras labores de extensión a lo largo de estos 30 años, lleve el nombre del epónimo de la Cátedra. Y hasta la fecha las autoridades guardan silencio administrativo y una plena ignorancia a la solicitud. En este caso no sabemos si se quiere castigar nuestra labor o al propio nombre de Pío Tamayo. 

EL PODER QUIERE ENCERRAR EL CANTO
DE PÍO EN LOS MUROS DE UN PANTEÓN


Esta actitud es una especie de contraste con la asumida por la nombrada revolución que ha decidido sacar sus restos del cementerio de El Tocuyo, donde reposan desde octubre de 1935, por encima de su expresa voluntad, para trasladarlos al anteón Nacional. Sus propios familiares se han opuesto a esta decisión. Pero todo pñarece indicar que stamos ante una utilización, nada justificada, del nombre y la obra de este luchador antigomecista, que dejó claramente establecido que su ideario de vida no lo definía el comunismo sino la Escuela de Idealidad Avanzada.

Y a quienes así actúan les decimos que Pío está muy lejos de panteones y mausoleos, de mármoles y oropeles vacíos. Su travesía quedó dibujada en la risa de los titiriteros, en el viaje alado de las nubes, en el canto tocuyano de la gente sencilla que lo acompañó a sembrarse en ese surco de donde resurge cada día a continuar sus labores floricultoras.
  
NUESTRA SÍNTESIS ESTÁ EN UNA OBRA
CONCRETA Y TANGIBLE

La síntesis de estos treinta años está en una labor de investigación, docencia y extensión que registra una obra concreta y tangible. En nuestro archivo están registradas en grabación y en video más de 2 mil ponencias correspondientes a autores de diferentes posiciones políticas e ideológicas. Una verdadera militancia en la pluralidad.

Nuestras investigaciones, que han utilizado como base la técnica del testimonio oral, han producido ya más de 50 obras publicadas y muchas otras aún en proceso. Cientos de ponencias editadas. La conformación de archivos audiovisuales, fotográficos, documentales y hemerográficos. 

Una labor cumplida sin que esta Cátedra haya contado con presupuesto alguno ni unidad ejecutora y que por muchos años ha tenido incluso que pagar por el uso de esta sala.

UN TESTIMONIO SOBRE LO VIVIDO PERO MÁS AÚN
SOBRE LAS TAREAS POR CUMPLIR

Esa síntesis la presentaremos próximamente, para dejar el testimonio de este hacer y sus dificultades, pero también de sus infinitas posibilidades. Porque la escuela de idealidad avanzada de Pío no tiene propietarios. Es una propuesta colectiva, para un hacer colectivo, sin el cual no se podrá alcanzar un tiempo distinto, una historia de verdadera humanidad.

Y por ello  nuestro resumen tocará lo vivido. Pero más importante aún: las tareas por cumplir. Sabemos que somos corredores de relevo y que cuando nuestras manos no alcancen ya a levantar su vuelo hasta el porvenir,  otras manos, en otros lugares y en otras partes continuarán honrando ese sencillo, simple pero profundo código de deberes que nos dejó grabado en un papagayo multicolor, José Pío Tamayo.

HACIA UNA PROPUESTA COLECTIVA

Está en la convocatoria permanente a organizar y concientizar el colectivo para la tarea de convertirse en actor de su propia historia. De adquirir autonomía de pensamiento, libertad de creación y valor para defenderlos. Capacidad para avanzar hacia una historia distinta.

Esa fue la tarea que nos propusimos a la hora de instalar una docena de estaciones piotamayistas, con miras a que se multiplicaran, y cuando dimos inicio a la Cátedra Internacional del Pueblo, en 1986. Allí estaban ya esbozadas las bases teóricas y prácticas para un Movimiento de Movimientos. 

DEBEMOS IR HACIA UNA CIENCIA Y UN
ARTE NUEVOS

Para ir, como quería Pío, hacia una ciencia y un arte nuevos, despojados de los taladores de bosque, los destructores de vida, los depredadores del aire y de la tierra, los expropiadores de la risa y el sueño  que se anida en el corazón de todo niño. Como clamaba Pío, en 1922 en carta a Alcides Losada: necesitamos cantar con las letras de una canción mil veces más musical que la canción. De lo contrario, será siempre la armonía que anda suelta por el aire, mil veces superior a la nuestra.


EL ASESINATO DE PÍO TAMAYO Y EL DE ESTA SOCIEDAD
CONTINÚA ANDANDO

Y en este tiempo que hoy vivimos, lo que anda suelto por el aire, está muy muy lejos de ser una armonía. Hemos derrotado una y otra vez las esperanzas y las utopías, los sueños y las ilusiones. Le hemos dado continuidad a la historia caudillista, dejando que otros hagan por nosotros, lo que nos corresponde como instancias activas de esta sociedad hoy destrozada. Hemos sido domesticados o dogmatizados. Convertidos en obedientes actores de reparto y divididos en bandos, que en esencia representan la misma destrucción.

Por ello hemos mantenidos y mantenemos que el asesinato de Pío Tamayo continúa andando, como el de esta exsociedad, este expaís, atrapado en la muerte, el horror, la devastación y un derrumbe ético, moral y espiritual que se evidencia en todos los órdenes de este sobrevivir. Quién lo detendrá?Vencer esa muerte permanente adherida a días rotos, es nuestra tarea, nuestro deber y nuestra obligación. 

PERO HOY NO ES HORA DE RECUENTOS
SINO DE JÚBILO Y CELEBRACIÓN

Pero hoy, esta noche , quiere ser un tiempo festivo, de celebración, de vuelo de papagayos. De homenajes. De brindis, de música y de cantos, como los tantos que nos han acompañado en esta travesía.

Tarde de afectos y de júbilo. De concluir y recomenzar. Un breve intervalo de risas en medio de un tiempo de sequías. Espacio para recoger las veradas, recolectar la miel de los caujaros, para multiplicar los papagayos.

Las manos para volarlos están allí aguardando para decidirse a soltar las amarras que les truncan sus alas y cambiarlas por la magia de un papagayo de libertad.

Y AHORA ES CUANDO TENEMOS PABILO QUE SOLTAR

Y ahora es cuando tenemos pabilo que soltar para que los cometas algún día alcancen la estatura de la vida, en manos de los Pío Tamayo y de tantos seguidores del vuelo creador, como lo es y seguirá siendo el rector-fundador Carlos Alberto Moros Ghersi, a quien hoy le hemos dedicado la fiesta de estos treinta años.

Palabras pronunciadas por la Profesora Mery Sananes, en el Acto de Celebración de los Treinta Años de la Cátedra Pío Tamayo, en la Sala E de la BCUCV, el 27 de enero del 2014.



Leer mas!