jueves, julio 24, 2014

LA VIDA: UNA HERIDA QUE NO CIERRA


 Henri Matisse

LA VIDA

UNA HERIDA QUE NO CIERRA



Creo que por ahora no he venido más que a gritar,
A derramarme como el agua y el llanto.
Y no sé a quién fecundo
Ni a quién aniego
Ni a quién quito la sed.
Estamos en la época del grito y las lágrimas y
Aún no hemos llegado a la canción.
No importa que los poetas vanidosos digan lo contrario.

León Felipe[1]



¿Cómo vivir si el hermano que conocemos y el que no hemos visto nunca, muere cada día de todas las muertes que le inventamos?  ¿Cómo decir que existimos si nada en nuestra existencia alumbra? ¿Qué ha ocurrido que la vida se nos volvió esta herida que no cierra, y la historia este tiempo continuado de asesinos?

Hay tantas respuestas como formas de muerte. Cada una tiene un discurso para justificar la muerte del otro. Cada asesinato, individual o colectivo,  construye en su derredor las razones de su proceder, los alegatos de su crimen, las causas que lo obligan a continuar en el ciclo inacabable de la violencia y de la muerte.

Cada tiempo y sociedad, cada ‘triunfo’ del llamado hombre, se ha levantado sobre el abatimiento, la derrota, la extinción, la masacre de su hermano. Sólo que nos han disgregado, dividido, escindido hasta tal punto, que ya no reconocemos ni siquiera al hermano que está próximo a nosotros. Nos convirtieron el mundo en el escenario de los otros, como si fuesen distintos o distantes, y estuviesen allí, en su geografía, su espacio, su hora, tan sólo para agredirnos.


Leer mas!

domingo, julio 20, 2014

SOBRE EL FILO DE UNA CUERDA


Oswaldo Guayasamin



Duele el dolor de tanta herida
se desdobla la vida como un
abecedario inconcluso
se nos viene encima la muerte
como un tiempo despojado de segundos
y sin embargo no se detiene el ritual
de las despedidas
como si estuviésemos hechos
de estruendosos silencios



Duele la pena de tanto penar
ausencias en el territorio cóncavo
de lo irrisorio y sin embargo
los días se quiebran en delgadas
candilejas sin retorno y el
corazón se detiene sobre el efímero
horizonte de una sonrisa
que perdió su rumbo en el vendaval
de los desconciertos


Y aún así dibujamos alados
amaneceres sobre el filo de una cuerda

que se desliza vertical sobre los párpados
que aún navegan en los cauces subterráneos
de las lágrimas




mery sananes

18 de abril del 2007
Leer mas!

viernes, julio 18, 2014

FRAGUA DE LUNA


Luna del 18 de julio del 2014


If we were paper
we would be stapled 
MES


En su menguante
se fragua la nocturna
incandescencia 
de un beso 



texto y foto
mery sananes
Leer mas!

domingo, julio 13, 2014

CREO


Creo
que no hay pueblo
sino hombre
y que la pólvora
sólo sirve
para abrir heridas
en el corazón
que aún no nace

Creo
que la vida
se construye con arados
y que la tierra
algún día
hará florecer
espigas en los oscuros
túneles de los fusiles

Creo
que debemos ir
desarmados
a la guerra de los otros
hasta que algún día
se acabe la muerte


mery sananes
2004
Leer mas!

sábado, julio 12, 2014

UNA CARTA PARA EL FLACO PRADA



EL FLACO PRADA QUIERE CONVERTIR EL MUNDO 
EN UN NIDAL DE PÁJAROS
mery sananes


EL FLACO PRADA
LIGERO COMO UN RAMAJE

Hoy amanecí con ganas de escribirte una carta sobre el amor que siempre nos profesamos.  Porque ¿cómo puedo llamar de otra manera esa relación que sostenemos desde que nos conocimos?

Primero oí de ti. Quién no conocía en aquellos tiempos tu empeño en convertir el mundo en un nidal de pájaros. Tu afán en ser sembrador de bosques, para que bajo la sombra de aquellos árboles se pudiera cobijar la humanidad entera, en una casa grande y un solar de todos.

Y un buen día acampé a tus costados. El Flaco Prada. Así  te llamaban y te llaman tus amigos y quienes no lo son. Y era cierto. Tu humanidad se extendía hacia arriba como si estuvieses tratando de convencer a las nubes de que dejasen pasar el sol.

Y a la vez eras ligero como un ramaje, como un soplo de viento. Pero tus abrazos eran cálidos como un fogón de pobres. Y en tu mirada, Francisco, se podían leer las cosas de una inmensa y sabrosa humanidad.



DE TUS OJOS MANA UNA NOMENCLATURA DE AMOR

Es como un espejo de todas tus travesías. En ella pueden descifrarse ríos y caminos, montañas y parajes, sequías y tristezas. Pero por sobre todas las cosas, de tus ojos mana una nomenclatura de amor, que se derrama, aún sin tu quererlo, sobre tus espacios, los paisajes y los seres que te rodean.

Yo recogí una medida de tu mirada y aún la conservo, como un talismán, que me devuelve la alegría cada vez que el desencanto cabalga desenfrenado entre los hilos de los días de sequía.

Y tal vez por eso vengo a escribirte hoy. Para devolverte, envuelto en hojitas de azahar, guijarritos desprendidos de esa armadura, para que en estos días de despedidas y siembras, abriguen tus horas.

FUIMOS DERROTADOS Y LA DERROTA
PERDURA HASTA HOY

Yo sé, hermano de andanzas y quereres,  que en aquellas batallas incesantes fuimos derrotados. Y que la derrota perdura hasta el día de hoy. Dolorosa y terrible.  Difícil el balance, la síntesis de un proceso que no concluye sino que parece más bien buscar nuevas vías para una misma desilusión.

El problema no radica en comprender sino en aceptar que la historia permanezca con tanta saña y tanta hondura en el dolor. Y que  muchos protagonistas simplemente hayan cambiado de lugar. No es ese el caso tuyo. Hoy como ayer sigues y seguirás marcando el futuro de la reivindicación de quienes han estado y están en el soslayo.

Por eso  soñábamos tierras fértiles, casas abiertas, solares de flores y manjares, en el sacrificio de la vida que se volvía una entrega sin resentimientos, una tarea de permanencia, una amalgama con el porvenir.

LA MUERTE SE HIZO PARTE DE UNA TAREA
PARA RESCATAR LA VIDA

Eso leía yo en tus ojos y en tus gestos, cuando surcabas territorios inhóspitos, con un arma que desentonaba sobre tu pecho de niño. La muerte era parte de una tarea necesaria para rescatar la vida. Así lo entendimos, lo profesamos, lo actuamos.

¿Y cuántas risas niñas no se nos quedaron en el camino, cuando las cargábamos todas en el regazo para traerlas de nuevo al hospedaje de la vida? Pero no lo logramos, Francisco. No pudimos hacer jornada de salvadores. Y todo ocurrió como si no hubiese ocurrido o hubiese ocurrido en vano. La tristeza se depositó en el alma. La fragua cesó. Hoy sabemos que esa búsqueda debe ser reinventada para abrirle espacio a la acción de un pueblo-colectivo, cuya fuerza creadora es mucho mayor que toda violencia.

LAS NEGOCIACIONES SOFOCARON LOS INCENDIOS AÚN
SIN COMENZAR

Las negociaciones y arreglos sofocaron los incendios que aún no habían comenzado y aquellos jóvenes que alguna vez se les  encaminó hacia las sierras y las quebradas para hacer la revolución, junto con ese colectivo esperanzado en la utopía, quedaron excluidos de toda posibilidad, lanzados al vacío y el sinsentido. Esa es la derrota mayor. De eso hablamos varias veces.

Fueron muchos los hombres y mujeres excepcionales que terminaron expropiados de sus vidas, de sus sueños y hasta de sus más secretas pertenencias y lanzados a la inclemencia de un tiempo sin utopías ni refugios.


Y UNA DOBLE MUERTE NOS SELLÓ

Y una doble muerte nos selló. La que nos infligieron los otros, y la que llevábamos dentro que se nos agigantó hasta la desolación. Y ahora es como si hubiese multiplicado y tomado todos los sitios del vivir.

Los sobrevivientes de aquellos vendavales ahora son timoneles de fuegos fatuos, de exacerbados cataclismos humanos y sociales. La ilusión y el sueño han servido para todo, menos para edificar la vida. De eso hablaste el día que fuiste a tu Cátedra Pío Tamayo a la presentación del libro Venezuela, un país podrido, testimonio postrero de Elias Manuitt Camero.

EN LA SEÑAL DE TU IRIS RESIDE EL
APEGO A LA UTOPÍA NECESARIA

Y sé, Francisco, que en estos tiempos desasistidos y vacíos, la pena se hace inmensa. Y sobre la marca de tus ojos,  escribo esta carta de acercamiento sin límite, para que no se pierda jamás ese fulgor que siempre has mantenido vivo en ellos, porque en tu lumbre y en la señal de tu iris y pupila reside la ilusión del porvenir, el apego a la utopía necesaria.

Eso se siente en tu rostro, que por encima de   las huellas del cansancio, no deja ver  sombra alguna que retire el sol de los aposentos de tu corazón.

TÚ INVENTAS FLORESTAS DONDE OTROS SIEMBRAN MINAS

En  esta carta quiero entonces, Francisco, recomponer la canción de siempre. Rescatar tus caminos  de constructor, levantar la indicación de esos rasgos tuyos, tan particulares, que siempre habrán de enamorar a quien  conozca tu humildad, el compañerismo, el silencio cuando otros vociferan, tu don de seguir inventando florestas donde otros siembran minas.

Vengo a llamarte para que, como siempre lo hacías, en aquellos combates entre llanos, ríos y bejucos, en primera fila, se apersone tu ilusión como el estandarte necesario para resistir el grado de destrucción llamado revolución del  que ahora somos testigos y hasta actores.

VIVISTE Y VIVIRÁS ERGUIDO COMO LAS CORALES
EN SUEÑOS DE ALEGRÍAS

Porque no se habrá de doblegar tu estructura de maguey en guardia, ni tu rostro de amanecer recomenzado, ni tu corazón aliñado de pomarrosas.  No hubo aparato que pudiera obligarte a un  acto denigrante. Siempre viviste y vivirás erguido como las corales en sueños de alegrías y mandamientos.

Por ello seguiremos persistentemente atestiguando la ilusión de un tiempo distinto, de una historia que quepa en el recinto del corazón del hombre, no como una dádiva o una concesión, sino como una acción alcanzada en las calzadas de la vida.

Hoy seguiremos contigo, Francisco, plantando bosques, fructificando espacios para pájaros sin cercas. Dejando la estela de la guacarita, como anuncio de las lluvias que vendrán. Inventándole colores a las sombras. Sonriendo a pesar de las tenazas de la muerte que se agolpan a las puertas de un mundo sin dolientes.

LAS HUELLAS QUE TU CONSTRUYES VAN EN LA DIRECCIÓN HORIZONTAL DEL AQUÍ Y EL AHORA

Persistiendo en la convicción de que esas huellas que tú construyes son escaños que provienen de los precipicios, pero que van en la dirección vertical del aquí y el ahora.

Yo te dejo mis señas, mis embusterías, Francisco Arauca, para que sigan caminando junto contigo, como siempre,   para hacer más ligeros y diáfanos los días. Andaremos con la risa vertida de los niños que  aguardan por el verdadero nacimiento.

Flaco del alma y el amor, hoy, cuando sé que emprendes tu otra batalla, te dejo el aroma de una madrugada enseñoreada de flores de baile para el festejo de una vida, una entrega que se junta al compromiso de la trascendencia.

POR UN TIEMPO DE ALEGRÍAS Y SIN ATAÚDES DE TRISTEZAS

Y  te dejo este amor con el que marchamos, como una inmensa enredadera de jazmines que cuelga de los polos, se encima en los continentes, amariza en las islas y se enasta al fin en tu pecho, como una coraza contra todo dolor. Y como un mandato a seguir en la vida por y para la construcción de un tiempo de alegrías y sin ataúdes de tristezas.

mery sananes
11 de julio del 2014

Leer mas!

viernes, julio 11, 2014

LUNA DE JULIO


Luna llena del 11 de julio del 2014


¿Quién ha llenado de
pólvora la noche
para que la luna no se 
asome a la soledad
de los párpados?


foto y texto
mery sananes



Leer mas!

miércoles, julio 09, 2014

ALUVIÓN



En sus alas
un sol aluviona
la encandilada cadencia
del polen


foto y texto
mery sananes
julio 2014

Leer mas!

domingo, julio 06, 2014

CENTINELA DE LOS VUELOS DEL ALBA




para george henrique

En este nuevo julio
me ha pedido tu padre
que deje en el horizonte
de tus años sus señales
de brisa su código de estrellas
las claves de un cosmos
que ha construido para ti
desde los espacios circulares
de una distancia que se mide
por las respiraciones luz
de tus suspiros y la metáfora
violeta de sus deseos

Me ha dicho que dibuje en cada
uno de tus recintos la memoria
de su abrazo adherido a tu sonrisa
su decir andante sin otro fuelle
que los molinos del cielo
ni otro corcel que el que
cabalga en tus ojos

Quiere que sepas que se quedó
prendido para siempre en el ojal
de tus días y que en las noches
traza ecuaciones de flor sobre
el vértigo de los techos que
cobijan tus desvelos

Dijo que a veces asciende a la neblina
que viste las colinas a alimentarse del
agua de los arroyos para dejar en
tus linderos la música que albergan
las lágrimas para que jamás sean
tuyos los pesares

Dice que le ha crecido en el pecho
un sonajero de rosas que se enciende
cada vez que tus pasos inscriben en 
las horas tus andares de espiga
tu recorrido de ternura sobre los
pastos de tu madre
tu hacer de alas en el tumulto
de los otros

Y que deje entre tus manos
el talismán de sus quereres
como un escapulario de sueños
que se vayan esparciendo
entre las rendijas de tus dedos
de centinela de los vuelos del alba

mery sananes
07 de julio del 2014



Leer mas!

viernes, julio 04, 2014

SOLILOQUIO



Hay días en que el silencio
se vuelve una larga e incesante
travesía hacia la palabra
que no existe
entonces un soliloquio
a ciegas
convierte los caminos
en estrechos bajeles nocturnos
anclados en un tumulto de gotas
que no saben de orillas
ni pleamar


texto y foto / mery sananes

21 de octubre del 2008



Leer mas!

lunes, junio 30, 2014

SOLES ERRANTES





SOLES ERRANTES

Hoy vuelvo sobre el decir
de aquellas voces que hacían
acrobacias de vientos y magias
para llevarnos a  los territorios
de entrega en los que vino y pan
se nos volvían  noches de
encrucijadas benditas para
convertirnos en pilares de las
decisiones de dioses y  tunas
que nos dejaron aferrados a la
fiesta de los soles errantes
que nacen en tu andar de
puritas señales de música
en vida de amor


 texto y foto
agustín blanco muñoz
30/06/14
Leer mas!

domingo, junio 29, 2014

TIEMPO POMAGÁS





Hay un sabor de calas que
desciende desde tu frágil
cabellera hasta tus dedos de
acariciar silencios

Un almíbar enredado en la corteza
hojaldrada de un pan de viernes
que se posa sobre tus manos

Una tristeza enraizada en la
ausencia de un nicho para
apacentar tus abrazos niños

Y con ese atavío de suspiros
hiciste travesía por el riel de
las lágrimas que no vertiste
hasta apozarte en el roto engranaje
de este lindero de espejidades

Y te derramaste sobre los días
como un adagio inconcluso
en busca de un manuscrito de fugas

Te encontré aderezada de noches
en un amanecer que juntas nos
inventamos desde un tiempo pomagás
en caminerías sin carril

Y desde entonces recorrimos el
predio sagrado de las piedras
para depositar en ellas el candil
de un aceite oloroso a campanario
y a diminuto pañuelo trizado
en la ceremonia de las despedidas

Hasta que un marzo te fuiste
a buscar refugio en el envés de
una lámpara tejida de estrellas

Sin embargo cada junio yo te
festejo madre como si te pariera
desde el centro de mis delirios
hasta alcanzar el frenesí de un
plenilunio sin sollozos donde
puedas escriturar al fin desde
el horizonte de las certezas
el código prodigioso de tu entrega


texto y foto
mery sananes
30 de junio del 2014

Leer mas!

jueves, junio 26, 2014

TALISMÁN
















Pasa
que no me gusta anclar
los días a orillas
de un verbo
ni conjugar la brisa
en subjuntivo
pasa que no nací para dibujar
ausencias ni trazar silencios
en las noches
porque por donde anduve
fui bordando señales
de cayena y pomarrosa
para que como un talismán
dejaran las huellas de mi paso
y los transeúntes las tomaran
como quien recoge una flor
sucede que no quiero sembrar
nostalgias en el alma
sino diminutos sonajeros
en las pupilas de los días
para que la alegría siempre
exilie a la tristeza
sucede que busco pintar
de azul las horas
para devolverle a la vida
las estaciones de su canto
y a aquellos que me acompañaron
el río de mieles que se esparció
por el mundo como un horizonte
verdiazul de esperanza

ms / 2003
foto / ms / 2010
Leer mas!

lunes, junio 23, 2014

SOLO TÚ GUITARRA




Sólo tú guitarra 
puedes salvar 
al hombre
perdido
en la derrota


ramón parís aldana

24 de junio del 2014

Nunca esos versos nos dijeron tanto como ahora.

Lo supo Ramón, desde el centro mismo de todas las derrotas.

Las que vivió y las que anticipó mientras iba guardando en sus alforjas cantos de porvenir.

Se nos fue un día de San Juan a sembrarse en el interior de un repique para que no cese el santo de invocar la canción del mañana.

Y sigue empeñado, como siempre, en querer salvar al hombre perdido en las derrotas del ayer y del hoy, desde el corazón estremecido de su guitarra.


¿Lo logrará?

a 25 años de su viaje 
al interior de su canto


OTROS ENLACES

24 de junio del 2008
EMBUSTERÍAS DE RAMÓN PARÍS ALDANA

29 de junio del 2009
VEINTE AÑOS DESPUÉS LA GUITARRA DE RAMÓN PARÍS ALDANA SIGUE DELETREANDO SU CANTO DE RÍOS Y SILENCIOS

30 de junio del 2009
LOS RÍOS, CANTOS Y CAMINOS DE RAMÓN PARÍS ALDANA

24 de junio del 2012
RAMÓN PARÍS ALDANA 2012

27 de junio del 2013
GUITARRA HABITADA POR SOLES Y COCUYOS

Leer mas!