miércoles, septiembre 17, 2014

LEÓN FELIPE POETA DE PÓLVORA Y BARRENO



Pero en el mar amargo e infinito,
en la historia dolorosa del hombre,
y en la canción eterna y anónima del mundo,
habrá una gota perdida de mi llanto...
una lágrima mía.
Esta lagrima será mi cédula, mi pasaporte
y mi carta legítima de naturaleza...
de naturaleza divina e inmortal.
Por esta lágrima me conocerán ya siempre
las constelaciones y los dioses...
Y con esta cédula me abrirán las puertas,
sin bisagras ni cerrojos, del mundo
Por donde se entra a navegar en los espacios infinitos.

LEÓN FELIPE

CONOCER PARA TRASTOCAR

Cuando nos situamos ante el cuadro general que conforma la historia del hombre, cuando intentamos introducirnos en el complejo mundo de su acción, definida por las más asombrosas oposiciones, nos colocamos a la vez ante la necesidad de dilucidar una serie de cuestiones que están en la propia esencia del vivir y en la raíz más profunda del proceso histórico en la cual se ha desenvuelto.

Pero no sólo ello. El conocimiento más simplista del mundo y de la vida en su actual expresión coloca, a quien intenta aprehender cualquiera de sus facetas, en una difícil situación. Puede encerrarse en su parcela (en este caso la artística o literaria) y dedicarse a desandar los maravillosos y sorprendentes caminos de la creación más alta del hombre, deslumbrado o conmovido, irritado o solazado, siempre dentro de los límites de un quehacer regido por parámetros privilegiados, que impiden celosamente la comunicación con esa vida de cada día que entroniza todo el horror, o puede sumergirse en esa realidad para comprender las causas históricas que rigen ese proceso, a fin de poner en evidencia la transitoriedad de esas oposiciones y la opción de vida que puede tener el hombre en el presente y el porvenir.

En el segundo caso, un elemento prioritario surge como fundamental a la hora de determinar el sentido y función del conocimiento que aspiramos abordar: la perspectiva transformadora capaz de otorgarle al descubrimiento de la realidad una condición trastocadora, subversiva. Y ¿qué significa esto en relación a quienes trabajamos con el objeto artístico o literario? ¿Qué tipo de conocimiento podemos generar? ¿Cómo formularlo, dirigido hacia dónde y hacia quiénes?

¿Y CÓMO DINAMITAR LOS MUROS?

Una vez rota la magia que infunde el acto creador, el mundo imaginario, recreado, que nos mantiene sin embargo dentro de sus propios límites, una vez superada la fascinación que ejerce el arte en todo el esplendor de su inventiva, un asombro mayor emerge: la relación que puede establecerse entre hombre, vida y arte. Y un reto: ¿cómo romper el cerco de lo literario para colocar ese conocimiento al servicio del hombre y de la vida? ¿Cómo dinamitar los muros que lo contienen? En esa dirección dirigimos nuestra reflexión, no con la intención de contribuir a la elaboración de nuevas teorías, sino más bien con el propósito de plantear algunas interrogantes que puedan abrir en el futuro una discusión en torno al sentido mismo del hecho artístico y la función que ha cumplido y debe cumplir en nuestros días.

QUIENES PARCELAN AL HOMBRE TAMBIÉN CERCAN
SUS OBRAS

No es éste, por tanto, un ejercicio de conocimiento por conocimiento. Partimos de allí, pero para que sirva de referencia a un planteamiento que aspira responder una gran interrogante: ¿para qué sirve la literatura en nuestra sociedad? ¿Sirve esa literatura a la vida? ¿Entraña su estudio, su conocimiento, su aprehensión, un modo de contribuir al mejor vivir del hombre? Partimos de una hipótesis general: los mecanismos que parcelaron al hombre de tal manera que, en un momento determinado de la historia, limitaron el ejercicio de la acción creadora a un grupo minoritario y privilegiado, son los mismos que han contribuido a construir un cerco alrededor del producto así generado, cuya función primordial consiste en mantener dentro de la esfera de lo artístico aquello cuya verdadera razón de ser está en la exaltación del hombre y la reconstrucción de la vida.

NUESTRA TAREA ES LA DE ROMPER EL CERCO ARTÍSTICO

De allí que nuestra proposición fundamental esté dirigida a plantear una perspectiva crítica que pueda contribuir a romper el cerco artístico-literario, a fin de liberar el producto allí encerrado y permitirle alcanzar su verdadera y humana dimensión. Creemos, sin embargo, que no se trata de una actitud formal o externa que elige, entre muchas, el lector. Entendemos que no otro sentido tiene la obra de arte que abrir una perspectiva creadora que no culmina sino cuando es recogida, recreada y proyectada por el lector o el crítico. Y que, en consecuencia, la obra de arte sólo cobra vida real en la medida en que es capaz de generar una actitud igualmente vital en el receptor.

DE OTRA MANERA LA OBRA ESTÁ MUERTA

De otra manera, la obra está muerta y encerrada en los límites del conocimiento artístico y literario, quien dispone de todo género de compartimientos (bibliotecas, museos, academias, instituciones, etc.) para garantizar que toda actitud de trastocamiento no se traduzca en subversión de la historia, de la realidad.

Entendemos así que la obra de arte se constituye en verdadero instrumento de subversión al saltar el cerco y juntarse con la actual aspiración de los hombres de construirse una historia distinta. Y creemos que no hay puesto más alto para el arte que este de proyectarse hacia el porvenir en la propia acción de los hombres, de constituirse en el equipaje de los combatientes de hoy, de prolongar su propia razón de ser en todo el esfuerzo creador que exigen nuestros tiempos para rescatar al fin, para todos los hombres, la vida en plenitud.

NO HAY RETO MÁS ALTO QUE EL DE DINAMITERO
Y ASALTANTE DE CERCAS

Creemos asimismo que tampoco hay para el lector, el crítico, el estudioso de hoy, reto más maravilloso que éste de dinamitero, desenterrador, asaltante de cercas, para extraer detrás de los libros, los lienzos, las partituras y las mismas piedras, su sentido de vida, su proposición de porvenir, su signo de infinito. El lector cierra así un ciclo creador, convirtiéndose a su vez en altavoz, en transmisor activo, de unas señales de vida que deberá también cultivar y esparcir. ¿Habrá acaso tarea más hermosa que ésta de trasmutar la palabra en grito, el grito en coro, el coro en canción (¡algún día!) de todos los hombres?

ESTA FUE LA PROPOSICION POÉTICA DE LEÓN FELIPE

Esta fue la proposición poética de León Felipe. Y la expuso a través de toda su obra con luminosa claridad: no hay oficio de poeta. Hay una oscura y persistente labor de minero, hay un sostenido y oceánico oficio de navegante. Oficio de fundidor y de alfarero. Oficio de dinamitero. El trabajo duro del hombre de hoy, inmerso en las tinieblas, por ganar la luz. Y esa es la función de la poesía: esparcir señales de fuego para que sirvan de guía, como faros en la noche, a los aguerridos navegantes de la vida.

En su gesto encendido nos hemos enredado para juntar nuestro grito al suyo, nuestra lágrima a la suya, nuestra pequeña lumbre a su recipiente de pólvora y barreno, para contribuir al fuego grande que habrá de anunciar mañana los tiempos del hombre.

mery sananes*

MS, León Felipe. Poeta de pólvora y barreno. Caracas, Expediente Editorial, CPT/UCV, 1988, pp.9-11.

Leer mas!

LA TRANSPARENCIA DE LA ARCILLA




para paloma kuns
en este septiembre

La vida es un campanario
sostenido sobre un paisaje
de brumas

Sístole que reverbera
en los graneros del alma
mientras recorre  con avidez
los naufragios del viento

Asombro que no se detiene
ante los lienzos de la noche
ni ante los torrentes de tristeza
que nos dispensan los días
clausurados de alegrías

Andar desasosegado
que se cuela inadvertido
entre las cuerdas de una
viola inventando estancias
de flor en la vastedad de
las sequías

Para sostenerse sólo basta  
la transparencia de la arcilla  
el cristalino reflejo de la
palabra sobre el espejo del
río la desolada conjunción
de una herida que restablece
la armonía de los opuestos
sobre el resplandor solar
de la piel que sobrevive

Y allí en la brevedad de ese
instante todo readquiere su
esencia de infinito y la
voluptuosidad del abrazo
que estremece la caja torácica
de la esperanza

mery sananes
16 de septiembre del 2014 
Leer mas!

domingo, septiembre 14, 2014

ATRILERÍAS - DEL QUERER



Te quiero
como si fuese
una fogata
capaz de sofocar
inviernos y reinventar
la ternura


foto y texto
mery sananes
Leer mas!

lunes, septiembre 08, 2014

UN TIEMPO SIN CONJUGACIONES





















Rota la voz
la escritura no es más
que una partitura de
escombros jugando
a ser canto

Cerrados los boquetes
de la respiración
el tumulto del corazón
es apenas una torpe
sacudida de guijarros
extraviados

Clausurados los ojos
la lágrima es una lejana
memoria de un porvenir
que se quedó anclado en 
un tiempo sin conjugaciones

El dolor asalta las imaginerías
ajusticia el asombro
despedaza todo rubor
mientras pernocta en el
torrente de los sismos
aguardando

¿Habrá alguna vez un retorno
al atril de la esperanza?


foto y texto
mery sananes
07 de septiembre del 2014

Leer mas!

sábado, septiembre 06, 2014

EL ATRIO DE LAS CUERDAS


Convalece la hora en su trajín
el abrazo se deshace en hojarasca
y un tiempo de índole tenor
deletrea su abecedario cantarino
como si no se hubiese diferido
desde hace mucho el ascenso
de la partitura al atrio
de las cuerdas enmudecidas


foto y texto
mery sananes
El Libro de las Hojas
10 de diciembre 2007 
Leer mas!

martes, septiembre 02, 2014

EL NAUFRAGIO DE UN ANDANTE


a mi padre


No te contuvo ni el agosto
acorazado de tu arribo
ni el septiembre desguarnecido
que sembró el ala de tu sombrero
en un paraje de pinos y olivos

Te desbordaste siempre más
allá de los linderos que cercaban
tus pasos por los caminos de recuas
hasta alcanzar la pertinencia de
un tiempo herbívoro y fugaz

Te fuiste sin escudero ni lanza
hacia territorios baldíos en busca
de un trébol de cuatro hojas
que le entregaste como un relicario
a mis días de aguardarte

Hasta que ascendiste a la sierra de
los pastores náufrago de un andante
que aún resuena en los predios de
las noches como un cántico ancestral
y ceremonioso que llevo inscrito
en el epistolario de mis sístoles


entre un agosto y un septiembre
foto y texto
mery sananes
2014




Leer mas!

domingo, agosto 31, 2014

LA CERTEZA DE LOS MILAGROS



a mi hermano


Como una partitura en re
derramando sus octavas sobre
cuerdas tremolantes
este día cruza el tiempo como
la exhalación de un oboe o la
agitada lágrima de un cello
atravesando los rieles de una
escala inconclusa

En el navío de los instantes
la vida se desenvuelve en gerundio
aunque el infinitivo tense
sus conjugaciones en pretérito

Y lo celebrante no se detiene
ni en el ay de las desmesuras ni
en la contrafuga de un clavicordio

Establece sus dominios sobre el
jade de la hierba y el lapizlazuli
de un delta invertido

Y allí en esa instancia del querer
la palabra se silencia para darle
paso a la certeza de los milagros

30 de agosto del 2014



Leer mas!

miércoles, agosto 20, 2014

SOBRE TU FRENTE DE AZAHAR


Leopoldo Flores / Retrato de Federico García Lorca


Federico
todavía veo en tus manos
el canto de heridas
que inunda los escapularios
de todas las brisas que
van quedando en los vagones
que transportan los sahumerios
de las tragedias del mundo
y mientras te miro en tu risa
de arcángel sembrador de vidas
te sigo recordando en tu inmenso
andar detrás de los aspavientos
de las rosas que cosechabas
para el regalo de los dioses
que te esperaban en el fandango
de la definitiva adoración
por eso hoy permanezco en tu afán
de espera de golosina incendiada
para seguir escuchando los disparos
vertidos sobre tu frente de azahar
y verte acometer el sacrilegio
de decirle a los asesinos de tus ojos
que tu canto se entenderá con los
pájaros de los cielos de los ríos
por mientras haya siglos de cielos
y amén de amor.


Luigi Bocherini / Introducción y fandango
abm / ofrenda musical
Leer mas!

SIN NINGÚN AMÉN - A FEDERICO GARCÍA LORCA



bajo un olivo
junto al barranco de viznar

Federico
un año después
de todos los años
que le queden
a la vida te seguiré
preguntando por
los fuegos de la
miseria que andan
por el mundo
señalando que
cumplieron a
cabalidad con la orden
que le trazó la
furia falangista
para llenar por siempre
tu cuerpo de balas
y lo lograron pero
nunca supieron que
ese día hicieron nacer
el poema de mayor
enardecimiento y el
grito de un júpiter
de las astromelias de
amor que los sueños
bautizaron más allá
de las armas que
cercenaron tu garganta
y tus dedos como
federico de los garcía
quien sigue expandiendo
lágrimas por cada una
de las lorcas donde
algún día reaparecerá
tu guitarra lanzando
por el viento tu voz
y tu risa para un tiempo
y un combate sin
ningún amén


agustín blanco muñoz / 2010 Leer mas!

viernes, agosto 15, 2014

MEMORIAL DE ALCABALAS




al mago
en otro agosto




No recuerdo cuando nos cruzamos
por primera vez  absortos ambos en el
ditirambo de las aguas en el movimiento
cadencioso de las hojas en las coordenadas
de un espacio sin sintaxis

Nos encontramos y decidimos hacer travesía
por un tiempo que intuíamos desde entonces
nos iba a robar hasta las lágrimas y desasistidos
como estábamos iniciamos ese oscuro peregrinaje
por el cónclave de los precipicios donde los días
se extinguen aún antes del alba y por aquellos
verdes acantilados que creíamos eran de pura ilusión sin que nos importaran ni los jirones que recogíamos ni los nuestros que íbamos dejando peldaño a peldaño mientras intentábamos ascender hacia una cima que jamás existió

Y llegamos sin haber arribado a flanco alguno
ni siquiera al ángulo cóncavo de un anochecer
exento de pólvora ni a una explanada donde
florecieran los rostros de los olvidados

Y ahora desahuciados de vida que no de ansias
no sabemos si irnos hacia atrás para desahumar
los sacrilegios o si adelantarnos a un orden que
nos aguarda aún más exiguo y degradado  
circundado de horror y de muerte

Desde entonces hasta acá hemos inventado
una y otra vez arcoíris sin disponer
de la mirada cristalina de un niño que no
esté amenazado por algún ritual maligno
o un poder desmedido  

La piel de los ojos se quedó adherida
a las piedras de mar que alimentaron a
tus cármenes y a las circunscripciones
de una luna que se quedó detenida en
una estación muda

Tú cosiste tu algarabía a un azulejo
a los hilos de un cometa y a un pájaro
amarillo mientras yo llenaba los agujeros
de las chicharras con polen de flor
y vertía cántaros de adagios a cielos
vacíos y colinas calcinadas creyendo
aún que los encantamientos existían

La palabra dejó de verterse en gerundio
y decantada de verbos se hizo canto
de silencios fogata adormecida
adosada a un subjuntivo sin conjugar

Por eso en este agosto no dejo en tus
mares los navíos de rosas de los días niños
ni la fiesta cotoperí de los papagayos
sólo te traigo este memorial de alcabalas
encargadas de clausurarle los suspiros
a los regazos deshabitados

Y sin embargo de este recorrido aún
queda una ristra de imaginerías
como una huella dactilar recostada
sobre el horizonte del universo


texto y foto
mery sananes

16 de agosto del 2014


Leer mas!