jueves, diciembre 08, 2016

LOS RECINTOS DE LA TRISTEZA - A CAMILLE CLAUDEL



 
a camille claudel

Camille
tu rostro lo llevo
prendido de la retina
como la fotografía de un
legado que alguien registró
en la partitura de un sanatorio
sin que nadie comprendiera
que te habías ido en el grito
de tu ira y en el filamento
de una piedra que nunca
llegó a ser flauta



Tus dedos cincelando la piedra
le dan a los míos una orfandad
de movimiento
tus manos murmurándole
a la arcilla tus heridas de tierra
de guijarros estremecidos
le deja a las mías un cuenco
al que se le desliza el agua
como un hilo de penas
atravesando párpados
enceguecidos

Tu mirada Camille
es un violín desandando los
recintos de la tristeza
un acorde que en pleno
pizzicato se le quiebran las
cuerdas desnudando el
silencio como un fuelle roto



Tu encierro Camille le
tejió a las piedras una ausencia
de agua un vacío de paisajes
el destrozo del frenesí que
embriagaba la tempestad de
tus metales y la mansedumbre
de la tierra atribulada



Tu tiempo Camille se
inscribe como un calendario
en los días robados a la risa
en las horas que sólo retienen
el vacío de los arenales que
olvidaron el aroma de los
besos que la piedra entre
tus ansias trasmutó
en gaviotas enardecidas
y cantares eternos

mery sananes


Ciprian Porumbescu, compositor rumano, nació un 14 de octubre
de 1853 y treinta años después, en 1883, muere a causa de una tuberculosis.
Apenas vivió sobre esta tierra 30 años, los mismos que Camille estuvo
internada en un sanatorio.
Dejo al visitante hacer su reflexión.
Para mí esta balada, que apenas descubro, lleva en sus acordes
la levedad del tiempo de Ciprian y el atormentado silencio de Camille.
Ambos recintos de tristeza para acometer la tarea
de rehacer las cuerdas de los pizzicatos del mundo.
ms

22 de junio del 2012


Leer mas!

LA LUZ DE LOS GRISES


  El alba ofrecio la majestad de sus grises


El astro mayor batalló entre las nubes
para dejar sus pinceladas


A la final el sol de invierno vistió 
el gris con esa luz unica 
y resplandeciente que contiene
todas las perplejidades del color




 fotos / mery sananes
del amanecer del 08 diciembre 2016
del Libro de los Cielos y 
El Libro de los Grises




Leer mas!

miércoles, diciembre 07, 2016

HAY CIELOS QUE SON PARA REGALAR


AL ROMPER EL ALBA




AL SOLTAR EL SOL SUS RAYOS
AL AZUL







Esos cielos
aparecen de pronto
y así se fugan
hacia otras miradas
pero dejan sus señas
para que cada quien las descifre
y a su vez las entregue
a ese otro que está a nuestro lado
o al que está más allá del mar
que aún no conocemos

Ese cielo es de todos
esa danza de las nubes
se armoniza con nuestros latidos
ese derroche de azules
enhebrados en esas nubes
pincela nuestra más hermosa
condición

Sólo que aún nos hace falta
alcanzarla para que en verdad
esos cielos pertenezcan
por entero a todos


texto y fotos
tomadas este 07 diciembre 2016
mery sananes


Leer mas!

martes, diciembre 06, 2016

SALÍ DE GRIS, REGRESÉ DE COLORES



Este poema  de Zaira Andrade fue escrito en el 2005 y pertenece a su libro titulado Epistolario. 

Agregamos a estas Embusterías, una página más de esa fuente inagotable de poesía y belleza que es Zaira que con este texto quiere contribuir a darle sentido y dirección, con su propia experiencia personal y estelar, al significado del Libro de los Grises que, entre ambas nos inventamos, para rescatar a plenitud el origen mismo del color . 

Por eso ella dice, con toda propiedad: Salí de gris y regresé de colores. Y deja aquí el testimonio de sus mágicas envolturas y el trayecto hacia todas las tonalidades del ser. 


Salí de gris.
regresé de colores.

El viaje desde el prisma,
tomó la luz del Sol
en sus facetas
y la trajo hasta mí
con alegria.

Así supe del Rojo,
y su armonía
con el viaje a la Tierra.

Sinfonía
de miedos y de asombros:
oscuridad, temblor,
la vida eterna
de piedras, agua, lava,
del calor germinal,
del camino hacia el Núcleo,
rescate de Energía.

Aprendí del tesón
y de la lucha,
de la fuerza, el poder,
la compañía,
para la soledad del ser
en su agonía.

Conocí la Serpiente
misteriosa.

Eterna, sabia,
formadora, viva.

Y soy maternidad
con alegría
amarillo creador,
fuente de vida.
Espíritu de Luz
desde el Naranja
con su camino al Sol.

Prisma depurador
que me organiza,
aviva mi intelecto
me motiva.

Y el Verde circulante
de la Vida,
que va y viene,
respira, crece, vive,
con el Don de mi misma.

La apertura.
Ese quererlo hacer,
sin miedos, sin reproches,
confiada y generosa,
con mi Centro en el Verde
de mi Prisma.

En el Jardin Secreto
del Violeta,
aprendo a meditar,
a hacer el viaje
camino del mí misma.

A orar, a tolerar.
A comprender las cimas
y las simas
del otro ser humano,
que a mi lado camina,
que quiere, igual que yo,
que también, como yo,
sufre y suspira.

Energía solar, depuradora,
que sube hasta el Azul
de mi armonía,
que canta en el Amor
y en la Paciencia
la oración de la Luz
que me transita.

Las formas del Amor
y la Plegaria,
en el Adivinar de la Armonía.

Canción universal
que nutre al hombre
y lo centra, y lo guía.
En nave de comando,
hacia planos sutiles,
hacia el Cosmos,
y ya fuera de mí
alcanzo el Indigo,
que como noche oscura,
me asoma al Universo.

Aprendo la Humildad,
frente al misterio,
de confrontar la pequeñez
del mundo
ante Planos Eternos.

Salí de gris.
Regresé de colores.

La Blanca Luz
trasmutó bajo el Sol
su gama de matices.

Mi cuerpo fue crisol
de su energía,
que remonté en conciencia
por mi prisma.

Y conecté la Tierra
con el Cosmos
Supe así del Amor,
de la Armonía.

Zaira Andrade
Epistolario, p. 321

foto / mery sananes
Leer mas!

viernes, noviembre 25, 2016

MARCOS ANA: VIVIR PARA LOS DEMÁS


En entrevista que le hiciera La Marea a Marcos Ana, después de la abdicación del rey Juan Carlos, en junio del 2014, la última pregunta fue: ¿Cómo se combate la apatía? Esta fue su respuesta:
Pensando en los demás. Yo tengo como consigna vivir para los demás. Es la mejor manera de vivir para uno mismo. Eso te da fuerza. Eso y aprender a ser feliz en la felicidad de los otros, el no hacer de tu pellejo el perímetro del mundo. Te da fuerza saber que estás luchando por otros.
enlace a la entrevista

Dejo aquí este canto de pájaros
SÉ QUE A MARCOS ANA LE HUBIERA GUSTADO ESCUCHARLO EN VUELO HACIA SUS INICIOS
Leer mas!

MARCOS ANA - CARTA URGENTE A LA JUVENTUD DEL MUNDO



CARTA URGENTE A LA JUVENTUD DEL MUNDO

Si la juventud quisiera
mi pena se acabaría,
y mis cadenas.
(Decid ¡basta!
Haced la prueba.)
Vuestros brazos son un bosque
que llena toda la tierra;
si enarboláis vuestras manos
el cielo cubrís con ellas.
¿Qué tiranos, qué cerrojos,
qué murallones, qué puertas
no vencieran vuestras voces
en un alud de protesta?
(Todos los tiranos tienen
sus pedestales de arena,
de sangre rota, y de barro
babilónico sus piernas.)
Pronunciad una palabra,
decid una sola letra,
moved tan solo los labios
a la vez y la marea
juvenil atronaría
como un mar cuando se encrespa.
Pero, ¿quién soy yo, qué barco
de dolor, qué espuma vieja,
qué aire sin luz en el viento
acerco a vuestras riberas?
Como campanario de oro
vuestros corazones sueñan.
La juventud es la hora
del amor, su primavera.
¿Por qué mover vuestras ramas
alegres con mi tristeza?
¿No es mejor que yo me coma
mi pan solo en las tinieblas;
que mis pies cuenten las losas
veinte años más, mientras sueñan
mis alas entre las nubes
de un cielo roto en mis rejas?
Pero la vida -mi vida-
me está clamando en las venas;
abrasa loca las palmas
de mis manos; lanzaderas
clava y desclava en mi frente
y el pensamiento me quema.
Ved nuestros tonos. Ya somos
como terribles cortezas;
claustrales rostros, salobres
ojos que buscan a tientas
-sedientos de luz y sol-
una grieta entre las piedras.
No sabéis lo que es vivir
muriéndose a vida llena;
grises, sobre grises patios,
sin más luz que una bandera
de amor...
Ni lo sepáis nunca...
Más si queréis que esta lepra
jamás os alcance el pecho,
no dejéis "mi muerte" quieta.
No dejadme, no dejadnos
con nuestras sienes abiertas
y en un cerrojo sangrante
crucificada la lengua.

Levad vuestros pechos. ¡Pronto!
( Es bueno que esta gangrena
os revuelva las entrañas.)
¡Echad abajo mi celda!
Abrid mi ataúd; que el mundo
en pie de asombro nos vea
indomables, pero heridos,
sepultos bajo la tierra.
¡Que no queden en silencio
mis cadenas!

Publicado inicialmente el 27 octubre 2008
Leer mas!