jueves, abril 19, 2018

TALISMÁN DE ESPERANZA




TALISMÁN DE ESPERANZA
Carlos Iván Ontiveros

Le devuelves a la vida todas las estaciones floridas
las pupilas de tus días son el canto de los astros
enciendes en las noches los luceros
para alumbrar el camino de los viajeros
y arropas con tu luz al que nace bajo el cielo 
pintas de azul el aire fresco de los días
y un río de miel se desborda
para que jamás falte la alegría
exiliada queda pues toda nostalgia
se disipa el dolor y nace la esperanza 
como talismán vas dejando huella
de tu pasos luminosos
llenas el cielo de luceros 
y florecen sonrisas en los rostros 
Con el calor de tus manos
llenas de amor al mundo
y vas coloreando bosques de paz
frente al mar
para que crezcan felices los niños
y tranquilos puedan jugar
De tus pechos 
llueve chocolate
llueven miel y café
que hacen crecer flores en los caminos
para que no exista más el cansancio 
ni se agoten los píes
Eres luz
eres alegría
eres talismán de la esperanza

Carivano

en hermosisima respuesta a este poema
https://embusteria.blogspot.com/2010/06/talisman.html


foto / mery sananes
Leer mas!

lunes, abril 16, 2018

EN LA ESCUELA DE LETRAS DE LA UCV - 1985


 El Ávila
¡BIENVENIDOS!

A ESTE CENTRO QUE QUIERE SER
DE TRABAJO, CREACIÓN Y PENSAMIENTO


Por lo menos que se es maestro
es por ese trabajo tonto de enseñar 
según un texto cuatro principios gramaticales
o aritméticos;
se es maestro cuando junto con el libro  
de texto se da la enseñanza 
que despierta aniño a la belleza,
a la justicia y A
eamor.

PIO TAMAYO



Enseñar a pensar es, para el maestro,
más bien incómodo
Enseñar a creera que se crea en lo que el 
maestro enseña y a que se crea en 
el maestro, es cómodo para el maestro 
y es comodoneria mentalsentimental
y vocapara el aprendiz.

JUAN DAVID GARCIA BACCA

Palabras de bienvenida a los ingresados del año 1985  a la Escuela de Letras de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela

UNA ENSEÑANZA QUE DESPIERTE EL HOMBRE
A LA BELLEZA, LA JUSTICA Y LA LIBERTAD


En esta hora de bienvenida a quienes ingresan a esta Escuela de Letras, a  esta casa que quiere ser recinto del arte, la palabra y el sueño, permítaseme sentir como bien llegado el mensaje de estos dos maestros.

En esta hora de crisis, en estos tiempos difíciles que nos toca enfrentar, se hace necesario ir más alIá de la formalidad de la ocasión. Se hace indispensable señalar problemas, pulsar conflictos, abrir caminos. Y para ello que mayor indicación que la de José pio Tamayo ordenando una enseñanza que despierte el hombre a la belleza, a la justicia y al amor.

Y que mayor señalamiento que el de Juan David García Bacca exigiendo pensar más alIá de la creencia en el saber y en el maestro, más alIá de toda comodoneria mental. Importa entonces que vayamos hacia la invención- de ese mundo de pensamiento, belleza, justicia y amor, que no está hoy en este país, en esta universidad y tampoco en esta escuela. Pero que - es nuestra aspiración más alta y la dirección en la cual trabajamos.

De alIi que este saludo quiere ser ante todo invitación concreta a pasar por esta casa no como distraído transeúnte, a modo de un turista, sino como habitante a plenitud, que significa aceptar el reto común y dar vuestra propia contribución a la tarea planteada.

UNA ESCUELA PARA EL TRABAJO CREADOR

Este es el sentido mayor y la meta más alta: que una Escuela de Letras sea territorio propicio no para la comodoneria mental sino para la forja de un pensamiento y una acción, con vuelo poético, capacidad transformadora y visión de porvenir. Espacio no para la simple reflexión especulativa, la contemplación extasiada o el análisis erudito, sino para el trabajo duro y creador que permita la verdadera comprensión del acontecer artístico y Iiterario del hombre, como manifestación de un proceso que llega hasta nosotros, y como instrumento fundamental en la aprehensión de nuestro propio tiempo y su proyecci6n porvenirista. Tarea que es aspiraci6n y reto, compromiso y urgencia que nos corresponde acometer y realizar a todos por igual.

RESCATAR AL HOMBRE COMÚN PARA SER GENERADOR DE ACCIONES CREADORAS

Tarea, sin embargo, de inmensas dificultades en un país que prefiere distraer a sus moradores con toda clase de credos antes que permitirles que piensen por sí mismos. Que prefiere imponer los principios rígidos y las normas que los presiden, antes que dar acceso a la posibilidad de ser auténticamente libres para que podamos forjar con nuestros propios pensamientos porvenires que no pasados. Pero tarea que es camino abierto, lleno de claridades, porque es rescate del hombre y de su obra, de su inmensa capacidad de trabajo y de su altísima condici6n creadora. Y porque es rescate de nuestras propias facultades, de las facultades del hombre común para ser generador de acciones creadoras.

TERRITORIO DE PENSADORES NO DE REPETIDORES

Y no hay mejor casa que esta para la labor que tenemos planteada. Porque su material de trabajo, el barro que moldeamos con nuestras manos, el agua que da forma a las vasijas y el horno mismo de donde salen los recipientes, ha sido y es campo donde se han librado infinitas batallas por la libertad y la justicia. Territorio de pensadores que no de repetidores, el arte y la literarura se levantan como el testimonio más firme del carácter indoblegable del hombre. Y por tanto se convierten en instrumentos invalorables para el combate que nos corresponde hoy.

Pero material para ser procesado en la fábrica de nuestro pensamiento y en el taller de nuestros corazones. No para ser contemplado, al modo de un museo, para el solo regocijo y deleite del espíritu, o para la - acumulaci6n del intelecto, o como mercancía para vender o negociar. Es material que hay que penetrar y comprender, aprehender en su raíz y  sentido más alto, en su ejemplo y proyección, para atraerlo hasta aquí, hasta nuestro presente y hacer de él nuestro más alto equipaje en la - tarea floricultora que nos toca como hombres de este tiempo y este pais.

TRABAJO DE SIEMBRA Y SIMIENTE

Trabajo que no es de recolecci6n de frutos aun sino de siembra y simiente. De abrir agujeros en tierra dura y árida para sonar en ella reverdeceres. Faena de hortelano, paciente y silenciosa sobre los surcos prendidos de espigas. El arte es de algún modo ese alumbramiento multiplicado en los tiempos. Ese advenimiento de la vida en medio de destrucciones y depredaciones. Descubrimiento, hallazgo de infinitud como ofrenda al porvenir.

Y a la vez advertencia y señal, conciencia' lúcida de los males, testimonio de raíces en medio del follaje. Aviso y respuesta, en medio de mares repletos de cantos de sirena, de creencias que otros impusieron para distraer al navegante e impedir su arribo a tierra de todos.

PONER A PRUEBA NUESTRA CAPACIDAD PARA SER MAESTROS DE VERDAD

El rescate de los valores esenciales del hombre, de su espíritu revolucionario, su afán libertario, y su anhelo de justicia y de amor solidario. Y nunca como antes ha sido puesto a prueba nuestra capacidad de ser ductores auténticos, de no ceder ante la -comodonería- y de ser maestros de verdad.

Y podría suponerse que una institución como la Universidad debería ser la llamada a cumplir este papel y esta función. Ocurre, sin embargo, que los centros de enseñanza, aun los de más alto nivel, han sido también penetrados, mediatizados e inoculados. Ha sido asimilada su disonancia, su presencia de pluralidad, distorsionada su esencia, por un orden que no acepta bajo ningún aspecto nada que ponga en peligro su estabilidad, pero que admite, estimula y promueve todas aquellas manifestaciones tendientes a hacer del hombre un ser crédulo y maleable que no pensante y activo.

LA UNIVERSIDAD DE HOY COMO EL PAÍS ESTÁ EN CRISIS

La Universidad de hoy, como el país, es una universidad en crisis. Larga y terrible crisis que no es nueva ni reciente, sino que afinca sus raíces en el pasado de imposición y usurpación que rige el inicio de nuestra historia. Una Universidad hecha a imagen y semejanza de un orden que ha requerido su presencia y sus servicios para modernizarse, reacomodarse, remozarse.

Una Universidad domesticada que formalmente dispone de mecanismos autonómicos, que son respetados mientras no signifiquen disidencias reales o puedan convertirse en germen de verdaderas subversiones. Un centro que ha servido para anular muchos esfuerzos, para desvirtuar otros, para absorber inquietudes, limitar rebeldías, tranquilizar conciencias.

Y cuando la Universidad ha intentado hacerse presente, o ha querido ser raíz y denuncia, el orden siempre ha tenido a su alcance instrumentos represivos de toda índole para sofocarla, aplastarla y acallarla.

PERO LA UCV SE HACE A LA MEDIDA DE SUS MORADORES

Pero lo importante es esto: la Universidad está formada por cada uno de quienes estamos en ella, temporal o permanentemente. Se hace a la medida de sus moradores y en consecuencia, si estamos lejos de aprobar o promover la comodonería, a la Universidad debemos venir a construira trabajar. No a ser receptores pasivos, recolectores de credos ajenos.

A constituir esta casa en lo que debe ser: una universidad cuya función es en esencia subversivaPor ello debe ir a la raíz de los fenómenosa desentrañar los hechos ocultos, a poner de relieve la causalidad de los acontecimientos, a develar las ideas extrañas e impuestas, a buscar nuestras propias categorías científicas para abordar la comprensión de la realidadproponer caminos adecuados y viables para la constitución de una historia distinta.

A ofrecer respuestas concretas y luchar y combatir duramente contra todo aquello 'que sirve sólo a los intereses de una minoríaDar diagnósticos que sean puntos de partida reales para acciones que se proyecten en el futuro. Ser conciencia de los males y receptáculos de todos los sueños porveniristas. Y ser resistencia ante las embestidas de los enemigos.

LA TAREA ES LA DE LA FORJA DE HOMBRES, DE PUEBLOS Y DE VIDA

Para esta tarea hay que convocar a todosY ustedes que hoy ingresan a esta casa, deben ante todo tomar conciencia de este reto y del trabajo que les corresponde cumplirMayor tal vez al que esperaban realizar pero de más alta proyección. Hoy y aquí cada esfuerzo es indispensable, cada aporte imprescindible, cada toma de conciencia fundamental para ir abriendo trochas de luz, de justicia y de amor en medio de la oscuridad. Tarea, como decíamos al principio, llena de dificultades pero desbordante de plenitud porque es forja de hombres, de pueblos y de vidaUn combate para el cual todos los escenarios son válidos.

En estos tiempos, impregnados de avances tecnológicos al servicio exclusivo de la acumulación, en que lo que más vale es lo que produce mayores ganancias, poco sentido parece tener la decisión de estudiar literatura, de venir a inscribirse en una Escuela de Letras. Artículo suntuario ha sido calificado por organismos oficiales. Objeto de lujo para distracción de privilegiados. Actividad para el tiempo libre. 0 para hacer una pasantía hacia las esferas de la intelectualidad.

Pero, atención, esto es precisamente en lo que quieren convertirnos, porque euna de las tantas maneras de volver el arte inofensivo, uno de los medios de permitir que subsista una Escuela de Letras -este centro contentivo del arte de todos los tiempos- sin que cause mayores dificultades o contratiempos.

NO QUEREMOS UN SABER ENCERRADO EN BIBLIOTECAS

Es lo que quieren hacer de nosotros. Pero no es lo que nosotros queremos que sea esta Escuela de Letrasa la que hoy ustedes arribanEncerrado en bibliotecas, atrapado en museos y salas de exposiciones, bajo la cubierta de lujosas portadasy aún en la mente de los maestros que no enseñan a pensar sino a creer en 'cuatro principios gramaticales o aritméticosel arte se vuelve artículo suntuario. 

Sirve para hacer funcionar escuelaseditar librosdemarcar la presencia de una elite intelectual capaz de mantenerse dentro del orden hasta una disidencia inofensiva. Pero no para despertar el hombre a la bellezala justicia y el amor. No para enseñarlo a pensar por sí mismo y a actuar en función de una historia hecha a su medida.

EL ARTE AGUARDA SU VERDADERA RESURRECCIÓN

Sin embargodetrás de toda esa formalidadel arte aguarda su verdadera resurrección. Aguarda su tiempo de hacerse señal y fogata, denuncia y testimoniolumbre y aurora. Su tiempo de ser revelación e instrumento de combateSu posibilidad de hacerse logro y alcance de todos los hombres. Su tiempo de transmutarse no en anuncio de plenitudes sino en la plenitud misma en la historia povenir.

Transmutaci6nsin embargoque no puede realizarse sin trabajoTrabajo de obrero y artesano, trabajo paciente y humildetrabajo de reencuentro con los verdaderos valores que están en lraíz de todo acto creador: el derecho del hombre a desarrollarse en totalidad, a multiplicar la esperanza, a prodigar el canto y la luz. Trabajo para ecual hay que proveerse de un instrumental adecuado y al cual hay que dedicar esfuerzo y pasión, tenacidad y rigorriesgo y desvelo. 

TRABAJO QUE SEA SIEMBRA Y SUEÑO DE FLOR

Pero trabajo que es siempre siembra y sueño de flor. Trabajo de abril eríasno importa cuántas sequías nos aguarden aun.

Bienvenidos sean entonces a este centro que quiere ser de trabajo, creación y pensamiento. Bienvenidos al encuentro con la aspiración y el empeñoPero ojalá no se queden ustedes con nuestra palabra y declaración y se conviertan en presencia exigenteconformados de una preocupación criticainteresados en la labor del pensamiento y obstinados rechazadores de la simple y cómoda creencia. 

Que en cada uno de ustedes se multiplique la inquietudla señal de la exigencia, el espíritu de trabajo y las ganas de contribuir a forjar una Escuela de Letras en la cual epensamientola belleza, la justicia y el amor formen parte de la principal línea de su vida y de su hacer. Una Escuela de Letras en la que todos nos sintamos incomodos ante los grandes males que hoy azotan al mundo. 

IR DE LA INTERPRETACIÓN A LA ACCIÓN TRANSFORMADORA

Y no solo para actuar en términos de reflex1ones eruditas sino para abr1rnos al gran compromisoPorque ha llegado la hora en que la palabra deje atrás la creenc1a y la simple interpretacn para convert1rse en científica y transformadora

AFIRMAR NUESTRO DERECHO A SOÑAR HORIZONTES INFINITOS

Ojala y a la vuelta de un tiempo tengamos aquí un fulgurante movimiento en el cuase conjuguen esueñoepensamiento y la accn porveniristas. Un movimiento capaz de afirmanuestro derecho a soñar horizontes infinitos para el hombrea pensar una sociedad regida por ljust1c1a, la solidaridad y eamor, y a proponerla como realidad concreta y pos1ble desde va.


mery sananes
enero 1985





\



Leer mas!