domingo, junio 17, 2018

PARA RECOMPONER LA NOCHE Y EL DÍA




para piero



Un día se estaciona la vida
en una noche que se enmudeció
de tanto querer amanecer
y se detiene un tiempo de aire
que se marcha hacia corredores
de jazmín y pomarrosa

Y cuando eso ocurre queda
vibrando en ese frágil hilo
que sostiene el latido un susurro
de campanarios el leve tintineo
de una lluvia que no empapa
sino que deja una estela de rocío
en lo andado que nada borrará

Es la magia de los días vividos
derramados sobre los otros
desde un cántaro que siempre
se reboza

Y uno va aprendiendo a beber
esa agua transparente que mezcla
migas de lágrimas y un vertedero
de alegrías que manan desde los
rizos de una flor que en su
su espiral devuelve todo a
su punto de partida

Y el alma esa ala traviesa
que vuela a la inversa hacia
el interior de uno mismo
armada de todos sus delirios
y pócimas recompone de nuevo
la noche y el día

Sabe que en el alba ese intervalo
de azules fosforescencias es el
sagrado recinto donde todo renacer
ocurre en ese instante fugaz
en el cual uno sabe que el amor
perdura más allá de toda distancia

Y allí te encontraremos siempre
con el vuelo de tu mirada fustigando
las nubes con tu risa irisada
quebrantando las tormentas
y con los guijarros de tus dedos
dejando recaderías de amor esparcidas
por todos los territorios de brisa
hasta que la tristeza se transmute
en la dorada espiga del pan que tu
madre le cuece a los milagros y
en la fragua de palabras que tu padre
le inventa a los silencios






texto y foto
mery sananes
Leer mas!

jueves, junio 14, 2018

¿Y QUIÉN ES ZAIRA LA MAGA?




ZAIRA, LA MAGA
ELLA ES ASÍ…..




Si uno le lanza un piropo, ella devuelve una fiesta. si alguien le entrega un te quiero, ella reinventa al infinito la manera de amar para devolverlo como si fuese la primera vez. Si uno se acerca a su regazo buscando un calorcito, ella enciende sus fogatas para acunarnos a todos.

Esa es ella. Con nada se queda. Todo lo desborda transfigura y multiplica. Para ella todos los días hay lentejas para repartir y mangos dúlcimos que regalaR a manos llenas, Y una cervecita helada que aguarda al visitante que llega hasta sus predios.

Para cada nombre tiene un desempalabrar y un calendario cósmico que descifra en las estrellas. Para cada cumplevida ella llena un cántaro rebosante de mieles. Para cada lágrima vertida ella sostiene un pañuelo vasto como el mar.

Para la pena tiene toda suerte de brebajes y para las ausencias decanta una pasión por la memoria, que hace aparecer a los nuestros cada vez que ella los invoca.

Sus capacidades son ilimitadas, se yerguen como una vasija que jamás se vacía. Es un abrazo que cada quien se lleva consigo, un prodigar de soles y de flores, de cenizas que ella convierte en rosales. De afectos que ella siembra en las ventanas, los dinteles, las puertas que jamás se cierran para que cada quien encuentre un talismán construido a su medida.

No hay como detener la marejada de amor que derrama. Nos hace depositarios de tanto que no podemos hacer cosa distinta a tratar de ser como ella y comenzar a entregar desmesuradamente lo que somos, lo que hemos recibido y lo que habremos de inventar.

Quienes la conocemos y la amamos casi desde antes de nacer, quienes hemos tenido el privilegio de una presencia que se queda enhebrada en nosotros, más allá de todo tiempo, ella se nos convierte en el agua que bebemos,  en la que guardamos para los días de sequía, la que suena como una canción de cuna cuando agita los cristales. La que se derrama de los ojos como diminutas gotas vestidas de rocío.

Esa es ella, un ser en quien se conjugan infinitas voces en amor inagotable.

Y, en concordancia con quien ella es, yo le dejé una embustería y ella me devolvió una de sus zairinerias





Merysananes

Eres Mar
y Samán
Semana
y  Mes
Mesana

En tu mar se acunaron
las auroras
presagiando crepúsculos
y noches
que  dieron a tu andar
prestancia y vida
para cantar al agua
barcarolas
en el remar de amor
que está  en tus días

Con palo de mesana
marinero
y vela siempre  henchida
repartes el maná
sin regateos
en semanas y meses
día a día
Toda tú eres un Don
Con flores de Samán

13 de junio del 2018
Día de San Antonio
Leer mas!

miércoles, junio 13, 2018

OTILIO GALÍNDEZ Y SUS COCUYITOS DE ALEGRÍA




Hoy ya suman nueve los años en los que partió
Otilio a hacerle compañía a los cocuyos. Sabía que había
dejado sembrados sus cantos en el corazón del vivir
y desde estas Embusterías seguiremos siempre esparciéndolos
porque nos ayudan a reencontranos con quienes somos
aunque nos sigan arrebatando de manera creciente hasta la
respiracion. Su canto siempre será un escuido, una estafeta
para los sueños, una ilusion de amanecer.
13 de junio del 2018

Otilio

Hoy se cumplen un mes de tu travesía por los charquitos, buscando el árbol que te dijera a dónde se han ido los amores que se te hincaron en el alma, como una piel. Y vengo a poner en tus manos unos versos que no escribí hoy. Te los escribí un abril del 2004, para festejarte, para alertarte, para cuidarte.

Nunca te los envié. Qué podía imaginarme que te los tendría que entregar cuando ya no los leerías en una hoja de papel sino en la brisa de los campos, en el alumbrar de las estrellas, en el pozo profundo de tu corazón hecho ahora de arroyuelos y cometas, de sonrisas y afanes que no concluyen.

Me consuelo, Otilio, pensando que tal vez así te llegarán más a prisa. Que sabrás recogerlos en los suspiros que dejaste regados por todos los espacios en los que tu canción madrugaba de amor los sueños.

Que los encontrarás en el interior de las nubes que ahora cobijan tus estremecimientos. Que se te aparecerán como una ofrenda que tú mismo construiste a fuerza de una ternura, con la que tú mismo peleabas, pero que se te salía por los ojos, como un torrente.

Nosotros nos quedamos con tu canción, con las sonrisas que fabricamos en las noches largas de debatir un acorde, o de radiografiar una gota de luz. Nos quedamos contigo en el adentro de lo que somos, empeñados como siempre, en construirle un escenario a tus poemas de amor, a tus cantos de siembra, a tu música de caña dulce y atardecer.

Y hoy vengo a dejarte estos versos, Otilio, que te pertenecen como el abrazo que nunca dejamos de darte, aún desde el silencio y los días sin sentido de este tiempo de oscuranas. Y sólo te pido, como entonces, que regreses con el verde azul del agua a mojar la tristeza con los cocuyitos de tu alegría.

mery sananes
16 de julio del 2009



 TUS COCUYITOS DE ALEGRÍA

Cuanto diera otilio por recoger
entre el amargo de mandarina
y el aroma a caña fresca
tus palabritas de amor
para echarlas a correr
en una piraguita
bajo la luna grandotota

Cuánto diera por enhebrar
el invierno que se prende de tu canto
romper con el silencio del verano
y hacer que amanezcan charquitos
en el patio de tu corazón
rebosante de agua clara

Cuánto diera por cobijarme
bajo tu mirada vespertina
y regalarle a las mariposas
un tiempo de primavera
para que no te me mueras
un poco cada día
y vuele de nuevo por la brisa
la risa de tu ternura

Cuánto diera por atrapar
el rayito de sol de la mañana
que ilumina la flor de mayo
que germina cada noche
en el recinto de tus suspiros
agüita de hojas verdes
perlitas madrugadoras
para que brote tu copla
cante la lluvia su blanca espuma
y espante para siempre la tristeza

Cuánto diera por esparcir la risa
de la muchacha que pila y pila
para que la luna amanezca
alumbrando pueblos con la luz
irisada de tus coplas
con el sonajero de tus ojos
de tímido fulgor

Cuánto diera porque tu canto
engañara de verdad al coco
disipara las sombras de la noche
envolviera en tu magia el hambre
y pudieras dormir con tu amor
a los tripones del mundo

No se ha ido la tarde Otilio
refulge todavía la mañana de la vida
la flor primera que nos trajo el viento
aguardando que otra vez tu corazón
estalle en versos y tu voz en confituras

Nada más te pido que no llegue
adiós alguno ni despedida
que regreses con el verde azul del agua
a mojar la tristeza con los cocuyitos
de tu alegría



mery sananes
abril del 2004


LAS CANCIONES DE OTILIO
EN SU PROPIA VOZ

MI TRIPÓN


AHORA


PUEBLOS TRISTES


CARAMBA


VAYA UN PECADO


FLOR DE MAYO
Leer mas!

martes, junio 12, 2018

EL HOMBRE Y EL AGUA

EL HOMBRE Y EL AGUA
Zaira Andrade

Joan Miró


Una maga, seguramente venida de una lejana constelación, en un tiempo que no se mide por calendarios, suele aparecerse donde quiera que haya alguien buscando más allá de su mirar. No le hace falta acudir a instrumentos de comunicación. 

Ella es intuitiva como todo aquel que maneja los enigmas. Es receptora y conductora de energías, más allá de toda tecnología. Sabe bien, en medio de este mundo dedicado a extinguir el agua y a extraviar al hombre, como hacer reaparecer cada elemento de la naturaleza con la sola punta de sus dedos.

Para eso siempre carga un ajuar con muchos ojales en los cuales ella hurga para extraer lo que requiere para convocar un milagro o deshacer un entuerto.

Rara vez se equivoca y cuando lo hace, busca en el ojal adecuado y lo corrige de inmediato con hojas de yerbaluisa. 

Hoy me amaneció en el buzón estas palabras que pertenecen, como todas las suyas, a estas Embusterías. El hombre y el agua se juntan y separan para concluir que son un unidad sin la cual la risa no navegaría en los ojos, ni los ojos tendrían lágrimas, ni las rosas rocío.

Aqui lo dejo, como cada vez que ella me hace llegar sus zairanerías, para entregárselo a todos sus enamorados admiradores, y a todo aquel que haya amanecido de sequía y quiera salir a darle un abrazo al hermano que camina a su lado sin saberlo. mery sananes




El  agua es la medida
del hombre y de su tiempo
El agua  es algoritmo 
del quehacer
del sentir y del crear
Es medida del Ser



Siempre refresca
conversa se desliza
Narciso se miraba
y fue còn ella
Las ninfas se quedaron
Embruladas



Hoy que la pienso
me arremanso en ella
y me habla de la gota
y la cascada
de la lluvia y la acequia
me comenta del rio y sus`
pàisajes



De la sangre y la leche
de la savia y el llanto
de la nube
Me asoma a la pasion
del marinero
al sueño de los peces
los corales



Del arbol que la busca
con empeño
para hacer de la fruta
una ambrosia
un manjar celestial
un alimento


Si tu buscas al hombre
allí está el agua
y sI buscas al niño
Ella es su esencia



Al encontrar
en ti tus sentimientos
navegan en el agua
de tu tiempo
en ese aljibe oscuro
que te encarna
para que el agua
alumbre tus intentos


La montaña sin ella
está vencida
la cascada es arrullo
de sus siembras 
Hasta el sol juguetea
mañanero
al refrescar sus fuegos
tan intensos


Asi le lleva al Cosmos
unas gotas
para recrear la luz
Del Universo

zaira andrade
12 junio 2018

fotos / mery sananes
Leer mas!

lunes, junio 11, 2018

EL MADERO ES UN CUARZO



El hombre corta el árbol
para hacerse una casa
lo parte en dos
lo cincela hasta hacerlo cuña
que sostenga la armadura
de sus sueños

Y sin embargo
el árbol aún le entrega
la sonoridad de su canto
en espiral y el arcoiris 
de sus iridiscencias




Y uno se pregunta
cómo pudo el sol traspasar 
la barrera de su corteza 
y anidarse en su interior
como un torbellino de luz 

El madero es un cuarzo 
que desde su lecho de grava 
aprendió a encantar a la hierba 
para robarle su rubor iluminado
y el beso cautivo que le
dejó la transparencia
del rocío


texto y fotos
mery sananes

Leer mas!

sábado, junio 09, 2018

EN LA CURVATURA DE SU ALFABETO


Y de pronto se aparece
sin girar sobre una flor
sin buscar gajitos de agua
fresca sobre la hierba
ni atisbar el territorio
de sus manjares



Se asienta en una piedra
y se queda largo tiempo inmóvil
apenas moviendo ceremoniosamente
su alas de enigmático lienzo 
como queriendo escribir en el 
aire de su propia respiración



Allí la descubro y la miro
tratando de descifrar en la curvatura
de su alfabeto el mensaje
alado que me ha traido



Y de pronto con el mismo sigilo
con el cual llegó abrió sus alas
del tamaño de todo el huerto
como si se lo quisiera llevar consigo
y me dejó un cántico con sabor
a lejanía haciendo estación
en mis mellados tiempos
de un mundo que ha extraviado
el follaje espiral de su vuelo





texto y fotos
mery sananes
junio 2018


Leer mas!

jueves, junio 07, 2018

HAY PAJAROS QUE SUEÑAN SER COLIBRÍES



En el mágico huerto
que habito
hay pájaros que sueñan
ser colibríes
y buscan el zumo dulce
en los bebederos
en vez de ir a hurgar los 
territorios del alpiste





¿Los habrán enviado los colibries
que yo aguardaba desde 
el inicio de esta primavera?

¿O habrán perdido las caminerias 
de brisa para llegar hasta sus
cántaros llenos de miel?



Yo les doy la bienvenida
a estos nuevos residentes
de mis ansias y y abriré los agujeros 
para que quepa mejor en ellos
su piquito y puedan embriagarse 
del dulzor de un jugo destilado
desde el corazón de las
pomarrosas y las cayenas
mientras seguimos aguardando
a que lleguen sus hermanos
de vuelo y alada belleza

texto y fotos
mery sananes
07 de junio del 2018
Leer mas!