domingo, julio 29, 2018

LA LUNA DESPUÉS DEL ECLIPSE


Luna del 28 de julio del 2017



Detrás de los árboles
comenzó a emerger su luz
hasta que se asomó completa
aún conservando sus rubores 
sobre un cielo claro
que la aguardaba

Y a medida que ascendía
sobre un horizonte construido
para sus pasos sigilosos
se fue despojando de sus 
primorosos atavíos para 
entregarse a la noche 
en su fulgor de siempre

Parecía decir
no hay sombra que me
contenga paso de planeta
ni astro que me robe
un resplandor que por 
prestado no deja de
pertenecerme por entero

Con él le doy de beber 
a las estrellas 
le construyo ilusiones
a los niños a los que van 
envejeciendo les devuelvo 
su mirar adolescente
y a los enamorados les 
entrego mis estaciones de
luz y sombra para 
sus requiebros 

Hago crecer las hierbas
en el silencio de las noches
para que al amanecer 
tengan el poder de mi savia
curandera

Y me encanta aparecer de día
para tomar de sorpresa
a los que nunca miran
en cielo

Y este largo eclipse
en nada ha disminuido
la dimensión de mis espejos
refractores

Aproveché para limpiar mis
predios de rocas  
sembrarle caballitos de luz 
a las avenidas oscuras
y esparcir un canto de juglaría
que sólo escucharán
aquellos de sencillo
y puro corazón

Y cuando no me encuentren
es porque ando fabricándole
alacenas de alegría al hombre
a ver si alguna vez se decide
a enfrentar la muerte
que se ha ido apoderando
de un mundo que alguna vez
cabalgó por las azules alamedas 
de un vivir tensado en cuerdas 
de ternura y vidalas de amor


28 de julio del 2018
a la luna que apareció
después de su eclipse






texto y fotos
mery sananes




Leer mas!

sábado, julio 28, 2018

EN LA CIRCUNFERENCIA DE UNA LÁGRIMA



a miguel veyrat

Si una gota de agua 
puede retener en su interior
la totalidad de la flor 
que la alberga




¿Acaso en la circunferencia
de una lágrima vertida 
desde un mirar de tristezas
no será posible quebrar
las sombras y dejar pasar
la fogata encendida
del vivir?





28 de julio 2018

texto y fotos
mery sananes





Leer mas!

miércoles, julio 25, 2018

LA MISMA FLAUTA





LA MISMA FLAUTA

Aún hoy como mañana
todo será igualito en el
vuelo seguido por los
rumbos inconclusos del
ayer donde nos
encontramos  para
entonces volvernos a
encontrar en medio de la
misma flauta alumbradora
de aquellos pájaros que
hicieron su nido
en la fronda de los amores
que nunca lograron detener
la locura de su marcha

agustín blanco muñoz
julio / 2018






Leer mas!

martes, julio 24, 2018

LOS OJALES DE SUS OJOS



El ojo de la hija
hila el hilo
que fragua el agua
que da de beber
al vertedero del sol

Los ojales de sus 
ojos trazan el trazo
de un arco irisado
que le robó al festín
de los dioses
para entregárselo
sorbo a sorbo
a la sed de los hijos


foto / anala 2018
texto / mery sananes

Leer mas!

sábado, julio 21, 2018

ESCRITURA SIN ESPEJOS


a marcelo sztrum

¿Danza el agua sobre los árboles
o los árboles alborozan el agua
agitando sus ramas?

Entre ambos una franja
impercetible juega a ser frontera
y no advierte que en el espejo
cóncavo del vivir
lo que pervive es la ilusión

¿Somos espejos de los días
o logramos nosotros refractar las horas
hasta invertir los descensos en
ascensos y las tristezas en alegrías?

Un pozo profundo embebido
en la perplejidad de los ojos 
es un espejo convertido en
crisálida por la sinrazón del
asombro

Y allí en ese mágico recinto
de los milagros y las resurrecciones
uno aprende a navegar en bajeles 
de velas transparentes en la 
certeza de que es uno quien 
diseña por la sola alma dirigido 
una escritura sin espejos
ni enveses en los que habita
estremecido el verdadero
vivir


21 julio 2018

texto y fotos
mery sananes



Leer mas!

viernes, julio 20, 2018

CARTA A HILARIO BARRERO EN ESTE VIERNES DE BLENDING




CARTA A HILARIO BARRERO
EN ESTE VIERNES DE BLENDING


Mi muy querido Hilario

Acabo de recibir Blending, esa hermosa ofrenda a cien amigos o desconocidos, que de pronto se detienen ante una palabra que los viste o lo desnuda, pero que encuentran de alguna manera en sí mismos.

Y he pasado, como acostumbro, por todas las sensaciones, leyéndote. Y ya sabes bien, no busco literatura sino a quien se atreve a utilizar el lenguaje, más allá de su carácter y condición utilitaria,  para encontrarse a sí mismo o encontrar al otro.

Y he leído versos de una pureza cristalina. Versos allí dejados como si fuesen piedras ya talladas para que uno las recoja y encuentre si al alcanzar la luz se transparentan o se opacan.

Preguntas esenciales que se dejan para que uno encuentre sus respuestas que a su vez generarán nuevas preguntas y no se pierda jamás ni el asombro ni los encantamientos.

He recogido versos que son lágrimas que circulan sin hacerse acuáticas en los párpados, sino que son sólo mirada, pero de una densidad capaz de trasmutar la emoción en sismo.



He leído entrelíneas y visto prados verdes y ríos claros, pero también he visto correr todas las sombras de las que se disfraza la falta de luz para asustar a los niños, que aún no descubren la magia de las noches,  y a los grandes que la descubrieron y después la dejaron en alguna parte de sus insomnios.

Y he visto versos inquisidores que se atreven en medio de la mayor oscuridad a escribir una palabra que es una fogata sin encender, una espada que no tiene filo, un grito que es un susurro, casi secreto.

He retenido tanta soledad como compañía. Tanto haber, tanto corazón estremecido y movido como el viento en los primeros días de primavera, y tantas columnas de lo perdido, como si los inviernos estuviesen vacíos mientras bajo la nieve, toda la pasión de lo vivo, reajusta sus magnitudes para irrumpir de nuevo, armado de nuevas sabidurías y deleites.

Me he tropezado con la vida y demasiadas  veces con la muerte. Y he tratado de calmar mis ganas de socavar tus tinieblas con mis manos vacías, para que dejen pasar lo que jamás se tiene en aquello que damos por llamar la plenitud de los sentidos.

Y he adivinado todo lo que no has dicho y que has dibujado en esos colores niños con los que iluminas las alas de los pájaros, las hojas de los árboles, los significados del viento y el ardor de una mirada como jamás antes la habías visto.




Y he concluido el libro y lo he vuelto a leer como si cada verso estuviese habitado de colores, extraídos del pozo de tu estremecido corazón. Y te he encontrado en cada uno de ellos, asimétrico, fulgurante, enternecido, y combatiente. Y me he vuelto a enamorar del vuelo salobre de tus pájaros, el aroma a mar de tus sequias, el sabor a pan de rosas, que deja tu fogón cada vez lo enciendes.

Y he entendido que la muerte es el envés de la vida, pero que a la vez son una misma y sola cosa, que jamás caminan separadas Y que por el contrario se nutren y enriquecen mutuamente, se pueblan y desolan en un solo instante, para de nuevo reintegrarse en ese gesto de amor que jamás ha de envejecer, porque carece de edad y de tiempo.  

Y que no hay un principio y un fin, sino un ciclo innumerable, del que formamos parte. Apenas el instante de un relámpago, una brisa marina, o del dulce canto de horas de una chicharra que sobrevivió todos los caminos subterráneos tan solo para entregarnos su eco. Y nos toca a nosotros llenarlo, para que al nacer o morir, nunca falte al instante el aleteo del amor que nos sostiene y esa memoria que es la muerte, permanente recordatorio del deber que tememos con lo vivido y por vivir.




Asombroso ¿verdad? Todo eso me ha dicho tu libro y al cerrarlo me he quedado con unas inmensas ganas de darte un abrazo.

mery sananes
20 julio 2018

Leer mas!

jueves, julio 19, 2018

BOCADO DE ROSAS

 


BOCADO DE ROSAS

Vengo de una tierra atravesada 
de desembocaduras
bordeada por un mar que espumaba
transparencias una cordillera poblada 
de antiguos dioses que cuidaban de la 
flor y la cosecha que resguardaban 
el fuego y hacían cabriolas con el viento 
para que el polen se esparciera por todos
los costados de un territorio habitado 
por milagros

Una vez fue el hombre que observaba 
las estrellas y dibujaba el paisaje de su 
porvenir sobre los bosques y las selvas 
y los manglares y las orillas mientras
desgranaba el maíz destilaba el café 
mecía la caña hasta convertirla en almíbar 
y amasaba la alegría hasta que el querer 
se repartiera por todos los confines

Ese historial se quebró de improviso 
y de un solo golpe y nos despojó de las 
cascadas de los granos y de los atardeceres 
se apoderó de todas nuestras pertenencias
y nos dejó enhebrado en el párpado un 
sueño que aún no fulgura ni resplandece

Y ese es recinto en canto que venimos 
a buscar y para eso hay que nombrarlo 
reconstruirlo escribirlo invocarlo hasta 
que cada quien lo cargue en el costado 
enardecido de nuestros suspiros en
la línea recta de nuestra mirada en 
el terraplén de los deseos en la estructura 
molecular de nuestros huesos que tremole 
en el cauce de nuestra sangre que entone 
su canción en el interior de nuestra garganta 
que horade el piso hasta sembrar
un tiempo de porvenires

Y para eso hay que dejar atrás todo 
el equipaje ajeno que nos colocaron 
como una carga sobre el hemisferio sur 
de un país de agua hasta secarlo aún 
en sus vertientes subterráneas
hay que ir a rescatar una lengua madre 
que tenga sabor a bocado de rosas a 
pan de siempre a vocablo amoroso que 
invite a compartir la pena y a celebrar
la plenitud de un devenir de arroyos 
que desborden florerías en sus orillas 
sin inundaciones en un espacio donde 
los hornos no fustiguen a las estrellas 
ni socaven la luz solar de los mediodías 
ni el aleteo fugaz de los cocuyos
la vastedad de un mar único y caribe que se
extiende hasta un atlántico que conoció el
verdiazul en las aletas de los peces que cantan
y las plumas de los tucanes que reverberan
sus nidos en la torre de los bosques

Y si aún las gaviotas pueblan el aire 
que respiramos y sus alas de cronos resisten 
la fiereza de la muerte que se nos ha decretado 
como si fuéramos números en serie de un 
genocidio calculado cómo no habremos de 
levantar el asta de nuestros sueños 
la envergadura de la alegría que nos 
secuestraron la dimensión de la tristeza 
que nos clavaron en la columna 
vertebral de nuestras carencias

Hoy nos toca escribir el futuro desandar la
muerte y reinventar la historia que nos fue
consignada en el átomo cósmico de nuestro
nacimiento para ver si al fin algún día
en esta tierra de milagros y encantamientos
el hombre comienza a ser y a vivir






mery sananes
poema final de
Palabras conjugadas
Caracas, CPT-UCV, 2016 
pp. 91-92
fotos / ms 



Leer mas!

martes, julio 17, 2018

EL COLIBRÍ




una espada de luz
en la noche





escribiendo en el fugaz
aleteo del viento
 una sonata en el sol 
de los murmullos







texto y fotos
mery sananes
16 de julio del 2018
Leer mas!

lunes, julio 16, 2018

UN SOL DE MANDARINAS


Luna del 15 de julio del 2018


Uno se va a la noche
buscando el alfabeto 
de las estrellas
la geometría de las
constelaciones
el silencio de las galaxias
y de pronto en ese horizonte 
que aún no ha dibujado
el alba sobre el resplandor
de la madrugada
se aparece ella ataviada
de un sol de mandarinas
descendiendo hacia sus
estaciones lunares
mientras dibuja sobre 
el planeta las agigantías
de su cósmica soledad

texto y foto
mery sananes
el libro de la luna







Leer mas!

sábado, julio 14, 2018

DESTELLO COLIBRÍ






En la estación de una hoja
la gota le borda a sus orillas
el destello colibrí de una quimera 





 ¿Y cuándo la lágrima le
tejerá al hombre una estacion para 
la vida que no para el morir?


texto y fotos
mery sananes
12/07/18




Leer mas!