sábado, agosto 17, 2019

EN ESTA TIERRA DEL LLANTO



Foto de Marylinda Bendayán


Un perro inmóvil 
un niño sin risa
es el signo más 
exacto de un mundo 
extraviado

Un perro adherido
a un muro que desconoce
es la radiografía de un
tiempo inmisericorde

Un niño  que deambula
su tristeza sin saber a quien
pertenece o de quien huye
es un dolor mayor
tatuado en la piel
del planeta

Ambos puro ladrido
vertiente de lágrima
esa silenciosa 
respuesta que aún 
no hemos construido

Y aquel que pase ante ellos
sin preguntarse
hasta donde es responsable
de la tragedia que transcurre
sin siquiera advertirla 
es la mas clara señal
del horror que crece
desmesurado en esta
tierra del llanto
y de la muerte


Pintura de Arturo Michelena


texto / mery sananes
Leer mas!

viernes, agosto 16, 2019

CRINEJA DE SU FLOR







para el mago 



Hilo a hilo
trenza su magia en
laborioso trabajo que
envidia la araña porque
nada queda atrapado
en su enjambre
salvo la genética
de su especie


Danza estampada 
en la lúdica ingeniería
de un panal ataviado
de aire




Mariposa sin crisálida
alzando vuelo para 
convertirse en crineja 
de su flor


Bastaría seguir 
la ruta de su polen
la perplejidad del cauce
de su savia
la cascada de su
estatura solar
para que nos hiciésemos
materia de asombro
y no este inmóvil gesto
de un silencio sin hebras




texto y fotos
mery sananes
16 agosto 2019

Smetana / Moldava

Leer mas!

jueves, agosto 15, 2019

LUNA DE AGOSTO


 Luna del 14 de Agosto del 2019


La luna en este agosto 
le robó el protagonismo 
a la lluvia de las Persíadas

Su fulgor alcanzó tanta luz 
que borró los destellos 
que a su lado volaban  
escribiendo sus propios 
mensajes cifrados

 Y nos dejó a cambio
el sol de reverón
los campos de girasoles
de van gogh
los azules de chagall
y ese hilo curvado de
fuego dejando sus
señas en la inmensidad
de las noches estrelladas



Luna del 14 de Agosto del 2019




Luna del 14 de Agosto del 2019


Luna del 13 de Agosto del 2019


Luna del 11 de Agosto del 2019


Luna del 03 de Agosto del 2019


texto y fotos
mery sananes
agosto 2019
Leer mas!

martes, agosto 13, 2019

ESPIGAS ETERNAS


ESPIGAS ETERNAS

Para Ana Dolores
cinco años después


Jazmín Rumbaut

Tu mensaje de espigas en
canto para los tiempos
de rincones auspicios y amores
es un soplo que se vuelve
metralla invulnerable que
penetra en todos los adioses
del alma para sembrar
mandamientos de luceros risas
y un vivir de eternidades




05 agosto 2019



texto / agustín blanco muñoz
video /  jazmín rumbaut
foto / rafael andrade


la flor brotó el 04 de agosto
en el jardín donde ella está sembrada



Leer mas!

UNA ROSA ES UNA ROSA ES UNA ROSA



Antes de recogerse 
de nuevo sobre la tierra
la rosa adquiere una belleza
enigmática y asombrosa

  

La curvatura de su tallo
es una melodiosa danza
que quiere convertirse
en cometa




A veces sus pétalos
se abren en descenso
como si fuese un abrazo
que no concluye





Nunca olvida su primer
gesto de rubor ante un
universo circundado
de verdes cauces de
hojas y ríos




Y se acicala aguardando
que un rayo solar se pose
sobre ella



O se empina buscando
el fulgor que le prometió
la luna llena en sus
traviesos andares



Cuando se abre
en estrella de mar
se vuelve cobijo
de los enamorados

  

Y cuando quiere invocar 
al transeúnte sus pétalos
se tornan rizos de sales
sobre las tardes de fuego



Cuando inicia su descenso
se enracima de faralaos
buscándole fiesta
al viento del norte
que siempre anda
tras la risa




 Y teje un canto de
soledades sobre la ausencia
del beso que no le llegó
en el zumo de un colibrí


 A la final
el rosal es un estruendo 
de cuerdas navegando
en el atril de un adagio


texto y fotos
mery sananes
12 agosto 2019

El título pertenece a una frase
de Gertrud Stein


Leer mas!

sábado, agosto 10, 2019

EL ESTALLIDO DE SUS LIRIOS


Luna del 07 de agosto del 2019 

El corte exacto de la 
luz que la ilumina
alcanza verticalidad 
de acantilado

Su rostro sin espejarse
en su otra mitad
es un horizonte de agua
que se derrama creciente
sobre las noches de agosto

Aguarda pacientemente
interrumpirle de nuevo
el paso al sol
para aparecer después
vestida de plenitud 
a regalarle a las sombras
el electrizante estallido
de sus lirios 



texto y foto
mery sananes
del Libro de la luna
inédito

Nota
Se anuncia para el 21 de agosto del 2019
un eclipse solar total que será visible
en muchas partes del planeta
Leer mas!

viernes, agosto 09, 2019

ANDANZAS DE UN CARDO



a víctor toledo
a sus enseñanzas floricultoras

Cuatro estrellas
se encienden
alborozando el canto
del árbol

Cuatro luceros
descienden ataviados
de azules nocturnos

Cuatro bajeles
sin velas ni quillas
se le fugan al bosque
para amarizar
en una llovizna de verano


¿Qué designio las trajo
a orillas de mis desparpajos?

¿Qué enigma guardan
el vuelo fractal de sus alas?

¿Qué armonía resuena
en el círculo abisal
de sus latidos?



Las he hospedado
en el hemisferio sur
de mis afectos para que
allí se adhieran para siempre
el aroma de sus montañas 
 y el recorrido libertario 
de sus andanzas

08 agosto 2019


texto y foto
mery sananes



Leer mas!

jueves, agosto 08, 2019

EL VUELO AGOSTO DE UN PAÑUELO




En un agosto como éste
lejos de tus enseres
de la silleta donde jugabas a contar
los almendrones y las uvas de playa
  en la acera de aquel solar aromado
de azahares y pan de avena
en un instante inatrapable
de un tiempo sin medida
de improviso y sin que se meciera
uno solo de los estambres violeta
de la espiga de la caña
desde el alero de tu delantal
y el movimiento de adagio que
surcó tus ojos alzó vuelo aquel
pañuelo mágico que giraba entre
tus dedos como un molino de sueños
mientras guarecías en él los dolores y
las penas de los transeúntes que se
asomaban a tus costados con un
desvelo adosado a  su pecho




Era un pañuelo hecho de besos
y de pétalos que se confundían
en tus manos con las semillas de
granada y la corteza de las guayabas
con las que hacías las confituras
          que obsequiabas a todo el que
se acercara a tus predios encantados

A veces guardabas entre sus pliegues
racimos de hojas que desde el
patio inundaban la casa con sus
esencias de gajitos de naranja

Con él recogías el llantén y la hierba mora
para preparar guarapos que curaban
todo mal y sorteabas la maleza en busca del
cilantro de monte con el que iluminabas
tus manjares con ese sabor a mordedura
de hierba y a río de verde menta




Cuando te lo pasabas por el rostro
tus ojos encandilaban de tanta transparencia
y en aquel gris de honduras que prevalecía en
tus cristales se podía llegar hasta los recodos
de un corazón estremecido de amores que
repartiste como si aquella diminuta
tela blanca doblada sobre sí misma
pudiese al abrir sus compuertas
convertirse en un inmenso alpistero

Era el mismo pañuelo que secaba
la sal de las faenas en las que te volcabas
sobre el fogón para que tus manos 
trazaran la geometría del maíz 
endulzaran el guarapo aliñaran  con
los vergeles de tu alma los milagros
de tus empanadas en las que todo guiso
cuajaba y todo anhelo de amor se saciaba

Era la tela que te resguardaba mientras
extenuabas las paletas de madera en
el mango verde hasta que el hervor
lo moldeara como un camino de
huertos corriendo alegre
al interior de  los recipientes



El pañuelo en el que guardabas los secretos
más dúlcimos de la vida en el triángulo
indescriptible de tu sonrisa
y en la tristeza que siempre se vislumbraba
en el fondo de tu andar como si aún llevaras
entre tus brazos a ramón

En el que cupo todo el mar que pintan
 de azul los cielos cuando te llegó
la noticia de aquel andamio que no supo
de alturas y se precipitó sobre tu ojos
como un campanario quebrado





El pañuelo que convertiste en una cesta de
mamones y jobos para ir a endulzar las heridas
del hijo en aquella ventana convertida en
campo sonoro de una sinfonía que nunca ha
cesado de irrumpir en el silencio con su
continuo de cuerdas y sus arpegios de viento

El pañuelo con el que cubriste a toda prisa
el dedito atrapado entre metales que dejó en
la acera su pedacito de canto

El que usabas hecho caricia cada sábado
para acurrucar entre sus pliegues los
encantamientos de una niña que en tu regazo
conoció la ternura y la urdimbre
del amor que como un delta se derramaba sin
estruendos para que los peces conocieran el
sabor a papelón de los ríos de tu pueblo

El que dejaste a orillas de aquel golpe que
cavó un pozo en el nido de los tejeritos
como si se hubiesen robado los mediodías
secuestrado el cordel de la luna atrapados
en un redil los cocuyos que alumbraban
tus noches de velar el camino hacia la
molienda azafate vacío para plenarlo de
panes con el tesoro de tus dedos


El que depositaste a orillas de nuestro
desespero para que con él continuáramos
tu trabajo jardinero tus labores de maga

Y cómo nos hemos aferrado a ese pañuelo
en cada hora de los desencantos
las ausencias las ramas quebradas
de árboles que aún no han nacido

En él escribimos cada jornada en la que
hemos batallado por reconstruir los hilos
de una alegría que reside en el palomar
de tu vestido del cual siguen saliendo
sin cesar trinos de paraulatas cantos de
turpial y las cuenterías de tu risa
navegando en la catedral de luz de las
flores de baile encendidas en tu nombre
por siempre y para siempre
en los agostos de tus abrazos







mery sananes
08 de agosto del 2011

Leer mas!