sábado, octubre 27, 2018

CENTINELA DE SUEÑOS




Como los pájaros al anochecer
que se van a sus nidos a componer
el canto de la mañana siguiente

Como el agua en bajamar
que se aquieta mientras le sigue
el paso a la luna para retornar
a dibujarle en puntadas de espuma
el paisaje de sus marinerías
a la sed de los arenales

Como las petalerías de las
campánulas que se adormecen
hasta que el estruendo solar de
las madrugadas vuelve a llenar sus
copas de la iridiscencia de un
dorado de espigas

Como el tremor de los párpados
que se cierran ante el encanto
de las noches buscando en
sus silencios el fulgor de los
luceros que se acunan
en el bajel de los deseos

Como orfebre que construye
sueñerías de hierbas y pastos
de cielos y lumbres de risas
y rizos para derramarlos sobre
los tormentos que no tienen
cabida en la transparencia
de sus andantes y sobre el dedal
de un conjuro tramado sobre
la ira de los corderos

Un susurro puede abarcar la
diáspora de los días el tiempo
sin escanciar de las ausencias
el roto algoritmo de una lágrima
sostenido sobre las resonancias
de un adagio que se queda prendido
para siempre en las comisuras
de unos dedos tejidos a los míos
en la infinita caligrafía del amor

foto y texto
mery sananes
14 de junio del 2012


Leer mas!

viernes, octubre 26, 2018

EN EL ESPEJO DE SU RISA





Hay seres cuyas vidas transcurren
en el más hermoso de los silencios
carecen de tiempo para el bullicio
y siempre llevan entre sus dedos
una aguja que teje afectos y desteje
vanidades un hilo hecho de brisa
con el que bordan suspiros en los
ojales alegrías en el andén de
los párpados y ternura en el redil
de los días que nadie cuenta

Danielita es uno de ellos y en el cuenco
de sus manos hay un talismán para 
recomponer tristezas y desconsuelos 
y un manojo de hierbas para sanar 
cualquier accidente que se aposente 
en el corazón de aquellos a quienes 
les han robado los mediodías



Conoce mejor que los científicos y   
sabios el curso de las mareas la
música de los guijarros mientras vierten
sus compases a los ríos y sabe descifrar
como nadie el enigma de la semilla
cuando insurge anón maduro sobre los
amaneceres color violeta

Las palabras son para ella un racimo
de pétalos que pone a cocer en el
patio de las mazorcas aguardando
la resurrección de los jobos y las
pomarrosas

En su presencia el fogón se convierte
en un sitio encantado en el que
se cuecen milagros se aliñan sueños
y se adoban los pesares en el rojizo
dulzor de los onotos

No hay oficio que no aprenda
ni caminos que sus pasos no recorran
para ir a sembrar una ilusión en
medio del estanque vacío y la casa
que la noche deshabitó

Se entrega a quien la requiera
como un azafate desbordado de
aromas de guayaba y toronjil
y a nadie da cuenta de la armonía
de sus pasos desasistidos



Es capaz en un soplo de desmantelar
maleficios e invocar noches cuajadas de
luceros para ir a pedirle prestado a la luna
el espejo en el que guarda su lumbre
solar

Sabe recostarse en el costado Izquierdo
de una herida y bordarle una migración de
mariposas al dolor más intenso

De su madre le viene el dulzor del
pan de horno la paciente espera del
grano de maíz y de su padre la sed de
de las estrellas y la matemática de
las peonías

Nunca falta al encuentro con un destino
que le es ajeno pero en el cual deja un
vertedero de nidos para alegrías
que aun no han nacido

Es ella la hechura de un ser humanecido
que nada ni nadie le ha podido secuestrar
su ilusión niña de ser tejedora de cuentos
pozo de dulzura y embalse de llovizna


Luna del 26 de octubre del 2018
tomada desde el Ávila



Y no hay manera de verse en el espejo
de su risa y no entender cuánto nos
falta para alcanzar su estatura de silencios
la dimensión de su ofrenda de lirios
y su sabiduría de nodriza del vivir
en medio de un mundo que perdió todas
sus coordenadas

Sabemos sí que de su estructura de arcilla
y ciruelos con los que ella talla diminutos
campanarios para esparcirlos en todos
sus andares, será de donde advendrá
algún dia el vivir colectivo de una humanidad
al fin hecha de  música libertad y amor


mery sananes
26 de octubre del 2018

fotos
danielita barrolleta
  
Leer mas!

martes, octubre 23, 2018

EN EL PALOMAR DE UNA LÁGRIMA




A un amigo del alma

Tanto se ha extendido el dolor sobre
un tiempo sin porvenir sobre los días 
que extraviaron aquellas alas que un 
día fueron tremor de colibrí
sobre la densidad de un aire que le 
roba cada día los crepúsculos a los 
amaneceres que nunca llegaron 
que sólo van quedando agujeros 
enmudecidos sobre noches ausentes 
de toda lumbre

Y tú fuego de cocer hogazas
que conociste en profundidad
las claves sonoras que van
dejando las tierras baldías
y que sobre ellas cultivaste
talismanes de hierba y de flor
hoy destilas un cansancio infinito
una angustia detenida
como si de pronto fuese un muro
de cristales a punto de desbordarse
un desasosiego minado
una tristeza de honduras vasta como 
el mar pero sin el desafío de las olas

Y ambos sabemos que ante el dolor 
la metáfora no es más que una palabra 
vacía un silencio que no logra acallar 
el ruido ni cincelar la sed de los árboles 
y que sin embargo aún manan miel 
de las colmenas del corazón desasistido

Aún siguen tensadas las cuerdas
de un violin mudo que aguarda
su tiempo de ser cántico del hombre
aún la soledad es un huerto
poblado de jazmines que aún
no ha derramado sus enredaderas
sobre los recintos del alma
nosotros un campanario
en permanente trabajos de restauración
de un vivir que muerte alguna
podrá desmantelar 

Y que es nuestra la tarea de horadar 
al interior de todo lo que permanece 
hasta que algún día en el palomar de 
una lagrima el vivir recupere su resplandor 
de fuego y de flor

23/10/18



texto y fotos  mery sananes




Leer mas!

domingo, octubre 21, 2018

LA CANCIÓN DEL HOMBRE



En su interior se alberga
la totalidad del bosque

Y al desprenderse
danzando su sueño de
ser lluvia otra vez
deja  en el aire un cántico
que los pájaros recogen
para construir
la dúlcima orfebrería
de sus trinos

Nuestro es el bosque
la lluvia el cántico y el trino

Y con esas pertenencias
¿cuándo manará de las
cuerdas sonoras del vivir
la canción del hombre?





texto y fotos
mery sananes
11 octubre 2018






Leer mas!

miércoles, octubre 17, 2018

RETORNO A MÍ MISMO

                                               Duy Huynh



Pedro Parayma, poeta siempre, sabe que la poesía parte y llega a ese retorno a sí mismo, que requerimos para advertir lo vivido y por vivir. Toma el instante presente, en su fugacidad, y hace de él la razón de uno y otro.

Concluye un círculo tan sólo para recomenzar uno nuevo. Y el trastocamiento del alma es precisamente lo que le otorga al poema y al poeta, esa visión que perdura más allá de toda contingencia.

El alma es siempre el territorio de lo sagrado, precisamente porque es capaz de trastocarse, reiventarse, hacerse de nuevo, para reajustar las heridas, y acompasar nuevos latidos a los afectos de siempre. A los sueños que nunca se escapan. A la vida que queda.

El poema de Pedro está dedicado a la Nona, nuestra Zaira Andrade, que en estas cosas es experta, y alma que no cesa de trastocarse cada día, para destilar cualquier impureza y reaparecer más transparente que nunca.

A ambos, habitantes de estas embusterías, les agradecemos el gesto de hacernos llegar estos papeles, que tienen sabor a corazón ardiente.


RETORNO A MÍ MISMO

                  A la Nona…


Un día
decidí partir
y recorrerme
hasta el final.

Lo hice
sin temor.
Miré mi sombra
en el camino.

Me aproximé
al que seré
sin comprender
su idioma.

Era
mi propio Yo
y, a su vez,
un gran desconocido.

Al retornar
a mi hoy
era otro,
idéntico
a mí mismo,
pero con el alma
trastocada.

p.parayma
Mérida, octubre 2018




Duy Huynh
Leer mas!

martes, octubre 16, 2018

EN CRECIENTE



Luna del 15 de octubre del 2018



En creciente
la luna traza
un rumor de fuego
sobre la noche





texto y foto
mery sananes
Leer mas!

domingo, octubre 14, 2018

SCHEREZADE



Luna del 13 de octubre del 2018


Como Scherezade
la luna cada noche 
teje una historia
distinta

texto y foto
mery sananes







Leer mas!

jueves, octubre 11, 2018

EL HOMBRE Y LOS ASTROS



EL HOMBRE ESCRIBE SU HISTORIA
EN LOS ASTROS




 LOS ASESINOS
EN FOSAS

  



¿Cambiaremos alguna vez el curso de esta historia terrible y desmembrada?


texto y fotos
mery sananes
octubre 2018



Leer mas!

miércoles, octubre 10, 2018

AZUL DE LUNA



Luna del 05 de octubre del 2018


El amanecer la trajo
envuelta en sus azules

Una ráfaga de destellos
se hizo nube para
acompañar su travesía

El cielo estalló en trinos
sorprendiendo al otoño
cobijado bajo la huella
de las hojas que caen

Y con sus pinceles 
derramó su azul de luna
sobre el corazón
de una flor




Leer mas!

lunes, octubre 08, 2018

MI CORAZÓN SE ABRE A TU VOZ



MI CORAZÓN SE ABRE A TU VOZ

a Montserrat Caballé

Si tan sólo el corazón
se abriera a la voz 
de los pájaros
al canto del viento
cuando silba entre los juncos
al adagio que dibuja
la pequeña gota de rocío
cuando se desliza
entre los pétalos
buscando refugiar
su río de dulzura
entre las hebras
de los pistilos

 Si tan sólo el corazón
se detuviera por un instante
en la melodía
que nace de los suspiros
con los que la colina
enamora a los arroyos
para que vayan a mojar
los campos de violeta
que tiñen de amor 
el planeta

Entonces el corazón
estaría abierto 
a todas las voces 
y la tierra toda
estaría poblada 
de palabras-mariposas
en vuelo hacia la garganta
de los hombres




en su interpretacion de
"Mi corazón se abre a tu voz"
de Sansón y Dalila de Camille Saint Saenz 



mery sananes
1987





Leer mas!

domingo, octubre 07, 2018

RESUMEN DE UN IR Y VENIR



Zaira con sus 98 añitos reúne una escuela de sabiduría que bien quisieran tener a mano los más estudiosos. La suya es producto de la intuición, la sensibilidad y el vivir intensamente alegrías y tristezas, para que cada una de ellas deje establecida su lección en ese ir y venir que ella sintetiza en estas palabras. 

Y más que eso, es la observación permanente de su naturaleza interior y de la naturaleza que a su alrededor va dejando alfabetos de una existencia que se mide por la continuidad y la permanencia. Y a esas cualidades se yergue Zaira, con el objetivo mayor de enseñarnos a ser más humildes, más oferentes, más amorosos y más dedicados a las cosas esenciales del vivir que siempre se habrán de espejar en ese otro que también somos.


Salí con la nostalgia de cimera
regresé con la esencia de mi ser
fue un deambular de noches o de dias
envueltos en no sé para qué  y por qué

Hubo dudas, fracasos, encuentros, desencuentros
hubo marchas forzadas y quietud terminal...
también vida vivida sin aquí ni hasta allá
con aquel aliciente de lo desconocido
que te impulsa al ir lejos para no regresar

El amor, la conciencia  espejaron mi ruta
como un faro que guia la inquietud inicial
y retomé el camino con tesón y porfía
para hacer de mi misma fanal de eternidad

El aire fue aliciente de mi melancolía
el fuego fue testigo de mi fugacidad
la tierra testimonio de luchas y porfías
el agua fue alimento del siempre y del jamás
y el cielo con sus luces de soles y luceros 
sembraron de esperanzas mi búsqueda esencial

ZAIRA ANDRADE
05 de octubre 2018


Leer mas!

viernes, octubre 05, 2018

PÍO TAMAYO SE DESPIDE DE SU MADRE Y DE LA VIDA



A 83 AÑOS DE SU MUERTE
120 AÑOS DE SU NACIMIENTO
Y 35 AÑOS DE FUNDACIÓN DE LA
CÁTEDRA PÍO TAMAYO DE LA UCV

05 OCTUBRE 2018


 PÍO TAMAYO SE DESPIDE
DE SU MADRE Y DE LA VIDA

Pío Tamayo siente que se le encima la condena a muerte a la que fue condenado por la dictadura gomecista, por atreverse a disentir y llegar al punto de escribir y leer en el Teatro Municipal un poema titulado Homenaje y Demanda del indio que el régimen calificará como subversivo.

El poema es en sí mismo un abierto expediente  al criminal gomecismo. Se trata de un duro manifiesto antidictadura, que no podían pasar por alto los torturadores de oficio. Y menos aún si se veía como un punto culminante en la labor conspirativa de este jurado enemigo de un gobierno que tenía  por cometido principal el aniquilamiento de todo vestigio de libertad.

Y seis años después de producida la condena el poeta Tamayo siente  que la muerte lo tiene ya atrapado en sus garras. Y se dirige a la madre en medio del dolor que produce el no poder darle el abrazo de despedida.

Son entonces terminantes sus palabras a la madre: “Muero asesinado por los verdugos que también asesinan a Venezuela. Me matan con crueldad calculadora.”…

Refiere de inmediato el por qué se ordenó su asesinato: Dicen...”que mi condena obedece a que mantengo escuela de comunismo en el castillo. No de comunismo, pero sí de idealidad avanzada.”…

Es octubre de 1934. Tamayo ya ha entendido que en una sociedad como la nuestra no tiene cabida el comunismo. Él ya es un crítico de esta práctica. Uno de los primeros en Latinoamérica y el mundo.

Y es por ello que se acoge a la propuesta de la idealidad avanzada, la puesta en práctica de un proyecto con ideas nuevas, de avanzada y en contraposición de los esquemas coloniales que dan espacio a todo sometimiento.

El 24 de octubre del 1934 Pío se siente ya sin fuerzas y se despide de su madre. La agonía se prolongó porque la dictadura al ver el final irremisible del preso lo pone en libertad a mediados de diciembre para  que el asesinato culmine fuera de las paredes carcelarias. Eso ocurre el  05 de octubre del 1935, hace exactamente 83 años. Y este es el texto que le escribe a Sofía, su madre.

  



Mi muy querida mamá

Piense, antes de leer ésta, que el hijo que se la escribe, la quiere mucho, mucho, muchísimo, y que ha puesto aquí toda su ternura apasionada y todo su filial amor.

¡Siempre había de escribirle desde el presidio la carta del adiós! Hace cinco años, en su nombre,   que tiene la pureza de la vida, dije mi testamento. Estuve amenazado por la muerte. Hoy estoy agarrado por las tenazas de sus manos. Y antes de morir, le hago mis letras postrimeras a los veinte días de hemorragia frecuente, con las manos sin fuerza porque la sangre falta ya a mis venas.

Muero asesinado por los verdugos que asesinan también a Venezuela. Me matan con crueldad calculadora. Quieren que mi muerte, como la del otro, parezca natural. Hace seis meses, durante la convalecencia de una gravedad, me separaron de mis compañeros y me incomunicaron, encerrándome en este calabozo, donde falta el aire hasta para respirar. La recaída fue inmediata; me negaron la asistencia del médico, a pesar de que el doctor Joaquín Quintero ofreció venir a encerrarse conmigo, me suspendieron la pasada de encomiendas y me negaron el derecho de pedir aumento de recursos. Hubiera perecido ya, sin la ayuda generosa de los generales Mibelli y Gabaldón, incomunicados en calabozos vecinos al mío, y quienes han logrado suplirme medicinas de urgencia.

Además, me han ayudado a no estar solo, el Teniente Barrios, el del 7 de abril, y el Sargento Guerrero, de Ciudad Bolívar, dos a quienes el despotismo quiere que perezcan, y quienes han sido encerrados aquí, con barras sesentonas. Ellos me ayudan a medicinarme y me atienden algunas necesidades.

Sin embargo, he luchado con firme voluntad de vivir, y al ver que se acera el fin inevitable, me he revestido de serenidad y procurado prolongar la lucha, porque he tenido la ilusión de resistir lo suficiente para salir a darle a usted el último abrazo, y esta esperanza me alienta para combatir las torturas. Pero me iré sin verla hecha realidad. Este es el mayor dolor que llevo: no volver a abrazarla ni sentir el aliento tibio de su ternura grande queriendo darme vida… Y me duele no abrazar por última vez a mis hermanas, ni a Toño, a Juan y a Luis Miguel. No conocí tampoco a los sobrinos, y queda inédita mi caricia para ellos. Me voy.

Supe que mi condena obedece a que el gobierno ha tenido noticias de que mantengo escuela de comunismo en el castillo. No de comunismo, pero sí de idealidad avanzada. Cada día de la cárcel me preparo mejor, y mis amigos Germán Nass hermano mayor, Julio Alvarado, Joaquín Quintero, Jóvito Villalba, Manuel Silveira, José María Suárez y otros, le dirán si yo podría responder al llamamiento del futuro.

El General Gabaldón, mensajero de este adiós, le contará de estos días cruciales y le dirá como supe sonreír bajo el dolor y permanecer sereno ante la dureza del ataque. ¡Que las palabras de mis amigos y la seguridad de que las sendas del bien eran el camino que yo quería recorrer, pongan un poco de consuelo en su corazón, madre querida!

Adiós para todos: no olvido a José Ángel, Ángel Eduardo y Miguel José, ni a esos viejos amigos como a Agustín, Rafael Elías y Carlucho.

La quiere mucho, mucho, mucho.

Pío




PD: Querido General:

        En el mensaje anterior, para mamá, me olvidé del párrafo para los amigos que tenía muy pensado, por eso repito ampliada mi carta de adiós.

        Ya le digo a la madre queridísima que usted le contará mi final y le dirá como supe luchar sostenido por la esperanza de llegar a darle el último abrazo!

        ¡Pero no podré llevarme su beso, estrella de luz sobre mi abatida frente!

        Dígale a mis amigos Agustín, Rafael Elías y Carlos Sequera las palabras de despedida, y a la novia que perdió sus más bellos años de juventud en una espera triste e inútil, pídole la absolución del que la condenó a aguardar sin esperanza. Magdalena lo llevará frente a esa muchacha humilde y dulce.

                        Gracias y abrazos.

Pío

Castillo de Puerto Cabello, 21 de octubre de 1934.*


·    * Diario del Floricultor Pío Tamayo. Tomo I de las Obras Rescatadas. Recopilación, estudios y notas Mery Sananes. Caracas, Expediente Editorial, Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual, 1986, pp. 380-382
  
Leer mas!