sábado, febrero 25, 2017

HACIA UN PÁJARO CON ALAS




HACIA UN PÁJARO CON ALAS
a eduardo gasca
50 años después


Qué nos ocurrió
que en la misma geografía
las distancias se hicieron tan inmensas
como si hubiésemos sido exiliados
de nuestra propia piel

Qué extraña maleza cubrió
las cayenas de los corredores
y aquellos árboles florecidos
cuyo aroma se quedó inscrito
entre nuestros dedos

Qué espejismo cubrió los
atardeceres que ingresaban
entre los cristales como ramilletes
de amapolas

Se levantaron cercas donde antes
brotaban los sueños como espigas
aún en medio de los disparos

No bastó la herida del odio de los otros
decidieron levantar los propios para
alejar al hermano que antes nos había
sujetado la vida

Alguien decidió catalogarnos dividirnos
como si nuestras vidas dependieran de
un registro de distribución 
 y la perplejidad comenzó a reinar
como si nunca hubiéramos existido

Cada uno le tocó ocupar un puesto en
trincheras contrarias agazapados
en una tristeza que aún no se nos va
del alma

Qué podía haber cambiado si sólo 
fuimos y somos paisaje de candiles 
en medio de la oscuridad 
quién y por qué nos arrebataron
al hermano con quien construimos
escalinatas de aire trincheras de pomarrosa
para que aún el otro no se hiriera
en su traspaso al anverso de la utopía

Quedamos deslastrados de todas las razones
nos quedamos solo con la memoria de ese
canto compartido que en coro nos quitaba
el miedo de la noche

Nos dejaron un silencio opaco vulnerado
desasistido desde donde batallamos por
reconstruir una risa que quedó desplegada
en aquellos hermanos que no sobrevivieron
ni la fuga ni la tragedia  ni el dolor de una
despedida que no cuajó en la historia aquella
que nos inventamos y que quedó rota como
un cristal ametrallado y que aún no hemos
podido construir sino en el interior de un
corazón que pervive como un pájaro
sin alas




texto y foto
mery sananes
24 de febrero del 2017




2 comentarios:

Unknown dijo...

Preciosa forma de relatar el dolor. Pero todo tiene su final Hector Lavoe dixit y si son utopías y revoluciones mientras antes terminen mejor. Infinitos lugares sentimientos paisajes seres abstracione sy paremos de contar...hay en los que enfocar nuestra atención en esta breve vida. Ver ¨lo que es¨y solo eso Krishnamurti dixit. Saludos afectuosos desde Caracas.

marcela val dijo...

A veces no se levantan cercas, ni cada uno permanece en su trinchera, ni las distancias geográficas se hacen irreconciliables, como dice un poema de una madre que me lo ha demostrado a rascatabla, Yo intuyo que ella es una espléndida ladrona, que antes que la tropa de Sátiros y Ménades marchase a seguir haciendo sus desmanes, y le arrancaran el báculo que tanto amaba de su pájaro, ella debe haber ocultado las alas de ese pájaro debajo de la ropa. Yo intuyo...sino cómo podría su palabra llevar los semblantes iluminados por las empinadas colinas. Tan arriba, tanto!