lunes, febrero 20, 2017

LA NOCHE




Cuando mengua la luna
la noche le pertenece a los luceros
saben que ella aparecerá 
en la madrugada a pasear
su bajel sin velas
antes de que el sol opaque
su espejo
y despliegan sus alas
hasta tomar su lugar
en el mapa de las constelaciones



Allí el hombre que mira
se asoma sorprendido al cielo 
y aunque no encuentra la luna
se enamora de cada una 
de las luces que suspendidas
en un suspiro trazan 
la elipsis milagrosa
de un vivir



La noche se vuelve entonces
un oceáno de estrellas
un tropel de fugas
una eclosión de candiles
que invitan a danzar en 
el algoritmo de un beso
mientras el sol aguarda
su ascenso 
para refundar su huerto
de girasoles y pomarrosas
 




 texto y foto
mery sananes
20 febrero 2017











5 comentarios:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

En los cursos o talleres de poesía deberían llevar poemas como éste para enseñarle a los aspirantes a poetas un ejemplo de un bello poema

UN abrazo

Me encantó... llena mi vista, mi alma que se delata en mi sonrisa

Maria Eugenia Gil Beroes dijo...

mil gracias, que bello que nos alumbren los luceros hasta que amanezca!
Precioso

Mary sanchez dijo...

Hermosiiimo un bendecido y bello dia

Mary sanchez dijo...

Hermosiiimo un bendecido y bello dia

Carmen Liscano dijo...

Que bella poesía, permite asomarse a un amanecer tranquilo en mi Venezuela tan agitada!