domingo, mayo 26, 2019

LAS VASIJAS DEL ÁRBOL


para hilario barrero
en un cumpleaños que tal vez
no sea

Los árboles en primavera
convierten su ramas
en copas para brindar

Saben bien que cualquier día
se puede celebrar la melancolía
que dejan los monumentos fracturados
los rostros que se detienen en las piedras
ese andar por paisajes que conocemos
y que termina siempre siendo una travesía
al interior de uno mismo

Que hay que festejar las relaciones
que no se enmudecen
los libros que piden ser leídos 
los lectores que los buscan
y esa rúbrica que deja destellos
de luz en las palabras que trazan
la geometría del vivir
en la sonoridad de sus respiraciones

Cómo entonces no brindar
por las horas rescatadas a la 
adustez de los muros
por la fiesta del espíritu
por lo árboles que nos entregan sus 
vasijas para escanciar en ellas el vino
sabiendo que de uno es la mano
que alcanza al otro
haciendo persistir una conmoción
no expropiable que cultivamos
como si fuésemos jardineros
de vergeles encantados como 
esos que víctor toledo
nos ofrenda cada día

Que sea con el tío pepe 
el vino de la casa
el zumo de una fruta dulcima o 
con el acidito de las cerecitas que  
para luis mariano siempre destilan 
júguito de amor en corazón de alegría

Sólo por aquello de existir y estar 
rodeados de afectos sin medida


texto y foto
mery sananes
26 mayo 2019

No hay comentarios.: