miércoles, mayo 11, 2016

SEÑOR Y MAESTRO DE LAS LUCIÉRNAGAS


10 de mayo de 1889 / 18 de septiembre de 1854


ARMANDO REVERÓN
SEÑOR Y MAESTRO
DE LAS LUCIÉRNAGAS

En estos tiempos oscuros
y tristes del planeta
cuando alguien enciende
un farolito
se ilumina la vida entera

En esta historia de sepultureros
que nos define y hiere
un rayito de luz
dibujado sobre los sepias
hace estallar incandescencias
en el torrente de galaxias
a las que pertenecemos
y la esperanza vuelve
a entronizarse en el corazón
del universo

Cuando un hombre toma
un pincel para apagar la muerte
y desde un lienzo le devuelve
al hombre el paisaje
que hace recinto en su pupila
todas las sombras se siembran
en el pasto para amanecer
convertidas en llovizna y rocío
y otra vez los soles inundan
las piedras hasta volverlas
espejo y estrella

Cuando alguien como tú
armando reverberas tus pinceles
en un manantial de luceros
para pintarle amaneceres de mar
a los espacios devastados
el tiempo de la luz se detiene
en el interior de una flor
y toma vuelo de risas
en el barquito de las hojas
que le regalan los bosques
a las primaveras

Allí te aposentas señor y maestro
de las luciérnagas los cocuyos
y los incendios
aguardando que el río de luz
de tus pasos se haga trajín
en el andante de un tiempo
hecho de tus marinerías
y uveritos de amor


mery sananes
septiembre / 2008



1 comentario:

Patricia Quintero Rodríguez dijo...

Muchas gracias. Un hermoso texto.
Como siempre, poeta. Lo hemos disfrutado con Ema. Abrazos azules y luminosos, cargados de cuentos.