martes, marzo 21, 2017

NO HAY DÍA PARA LA POESÍA




Difícil este persistente afán de crearle días a todo aquello que los desborda. De inventarle celebraciones a aquello que siempre dejamos olvidado bajo algún cerrojo, cuando salimos al aire libre.

¿Cómo designarle un día a la poesía? ¿Dentro de qué marcos ajenos habremos de encerrarla para que deje ser lo que ella sueña ser? ¿Cómo constreñirla a un concepto si ella es y significa la libertad de ser humano, en todas sus infinitas dimensiones?

Si la poesía no se desgrana como una mazorca sobre cada instante del día, como esa visión que nos permite mirar más allá de los muros que nos mantienen cercados, la poesía no es.

En estos tiempos sin existencia la poesía es una esperanza, una alacena de sueños inconclusos que no aspira a otro festejo que no sea aquel que regrese el hombre a su existencia natural, como lo es la flor, el pájaro, el árbol.

En estos tiempos de opresión y muerte continuada, la poesía es un material subversivo, un instrumento de lucha, un compromiso militante a instaurar un mundo a la medida de la ternura del hombre. Y lo seguirá siendo mientras haya un solo hombre vulnerado.

Y serle fiel a sus contenidos, los que están estampados en los libros y, en particular, a los que están bordados en el rostro y el alma de los hombres sencillos y puros de corazón, es oficio y tarea de redención de la vida compartida, del vivir colectivo, del amor como norma y de la entrega como cauce.

Un trabajo que hay que realizar día tras día, paciente y laboriosamente, porque carece de propiedad y de nombre distinto al de la búsqueda de la alegría del hombre.

Porque mientras persista ese dominio ignominioso e inmisericorde de unos contra otros, la poesía no tiene tiempo para festejarse. Y cuando la muerte impuesta alguna vez sea vencida, la poesía dejará de ser tal, para ser el hombre mismo. Como una flor soltando su estirpe al viento. 


texto y foto
mery sananes
21 marzo 2017


Hoy 21 de marzo es el dia del nacimiento
de un verdadero poeta de la música
Juan Sebastian Bach
y Glenn Gould es un magistral poeta del teclado
uno de los mejores intérpretes-recreadores de Bach

Quede aquí esta música que, como la llamó
Ana Magdalena Bach
viene pura del país del alma


No hay comentarios.: