martes, abril 04, 2017

LA REVOLUCIÓN DE CONCIENCIA Y CORAZÓN DE PÍO TAMAYO



LA REVOLUCIÓN  DE CONCIENCIA Y CORAZÓN
DE PÍO TAMAYO


¿Somos simplemente unos líricos, 
los últimos románticos quizás, 
o somos los revolucionarios 
sanos de conciencia e infantiles de corazón 
que necesitan los pueblos, 
útiles para sacrificarse, 
inútiles para triunfar, 
pero indispensables siempre 
para la mejoría de la humanidad?

Pío Tamayo


LA ÚNICA REVOLUCIÓN QUE RECONOZCO ES LA QUE ADELANTAN
LOS SANOS DE CONCIENCIA E INFANTILES DE CORAZÓN

Tal vez advenga un día en que no haya que hacer historia a partir de ningún tipo de sacrificio. Ese será el amanecer en el cual el hombre adquiera la dimensión humana que permita, al fin, el surgimiento de una sociedad.

Por eso el señalamiento, de que  la revolución a la que se refiere Pío Tamayo, es la única que reconozco, la que adelantan, con su sacrificio, quienes son sanos de conciencia e infantiles de corazón. Dos rasgos incompatibles con el poder de las minorías que sigue triunfando en todo el planeta. Y en particular en este ex país, saqueado, expropiado, destruido y sacrificado en toda su extensión.

DE LA ESCUELA DE IDEALIDAD AVANZADA A LA ESCUELA DE SABIDURÍA POPULAR DE ANTONIO MACHADO

Tal vez alguien pueda preguntar de dónde tanta insistencia. Treinta y tres años de insistencia, no en un personaje, sino en una escuela de idealidad avanzada, que tanto se asemeja a la escuela de sabiduría popular de Antonio Machado. Lamentablemente esas guías, esas ideas fuerzas, como las denominó alguna vez Salvador de la Plaza, ese pensamiento sobre una nueva visión de la historia, el mundo y la vida, como la que desarrollara Enrique Bernardo Núñez, son los ignorados, olvidados, sepultados una y otra vez.

En la Escuela de Letras donde trabajé por más de 25 años, los cursos sobre Pío Tamayo no eran aceptados porque Pío, según ellos, nada tenía que aportar a esa entidad. Y de hecho fue un permanente excluido. Y la Cátedra Pío Tamayo no pasaba de ser un “club de amigos”.

PÍO TAMAYO DESAFIÓ EL CONOCIMIENTO DE SU TIEMPO

Me permito recordar que Pío Tamayo no fue sólo un luchador y un combatiente libertario, sino además novelista, narrador y poeta. Y por sobre todas las cosas un hombre con un pensamiento que desafiaba los moldes tradicionales de entender la historia, el arte, la ciencia, la vida.

Un cuadro pensamental que no tuvo tiempo de ordenar, desarrollar y organizar, sino que dejó expresado en sus cartas, en aquellos papeles con tinta invisible que salían de las mazmorra del Castillo de Puerto Cabello, donde fue condenado a muerte por Juan Vicente Gómez. Y en toda la correspondencia que intercambio desde su exilio, a donde fue aventado y del cual regresó para cumplir  ese “sacrificio”, que entendió era inútil para triunfar, pero indispensable para la mejoría de la humanidad.

LA ESCUELA COMO FORJADORA DE UNA GENERACIÓN PEDAGÓGICA

Era el maestro cuya filosofía educativa se centraba en estas ideas:

“Si queremos cumplir la misión revolucionaria que la vida nos impone y la conciencia pide, debemos ser maestros de escuela. Maestros de escuela en la acepción amplísima del vocablo, que en ellos radica la verdadera revolución; forjadores del alma infantil, en esa forja de hombres, sobre cuyo yunque tan mal se ha martillado en Venezuela.

Maestros de escuela: en la cátedra, en el periódico, en el campo, en las ciudades y los pueblos, dentro de los talleres y en medio de los salones. Generación pedagógica para poder hacer la Venezuela libre y amplia de cuna de humanidad civilizada.

Por lo menos que se es maestro es por ese trabajo tonto de enseñar según un texto, cuatro principios gramaticales o aritméticos; se es maestro cuando junto con el libro de texto se da la enseñanza que despierta al niño a la belleza, a la justicia y al amor.” (Carta a Carta a Magdalena Tamayo, Castillo de Puerto Cabello, 21 de septiembre de 1930.)

PÍO LANZA EL PRIMR ESBOZO DE UNA ORGANIZACIÓN DEL COLECTIVO
QUE APUNTA HACIA EL MdM

Podríamos considerar este planteamiento como un primer esbozo para una enseñanza capaz de preparar y formar las nuevas mentalidades que reclama la historia forjada desde la voluntad y esfuerzo colectivo. Es ya una visión que apunta hacia el Movimiento de Movimientos que desde hace tres lustro puso a andar formalmente la CPTamayo, pero que tiene sus antecedentes en los planes y propia concepción del Centro de Estudios de Historia Actual (CEHA), la Cátedra Internacional del Pueblo, en el proyecto de los No Descubiertos  y en la propia visión de un colectivo organizado y consciente.

Hoy  ese colectivo, no sólo ha sido sometido a la mayor de las penurias, sino que se le expropió su posibilidad de combatir contra ella. Se le compró, domesticó, reprimió y limitó en todos los sentidos.

Bien vale la pena acercarse a la obra y vida de Pío Tamayo. Sigue siendo un faro, o aquella linterna que le sirvió para fundar en aquel pueblo de El Tocuyo, sin apenas luz eléctrica, ni vías de comunicación, un Tonel de Diógenes, para discutir la realidad del país y el mundo,  y sus posibilidades de enfrentar la tiranía gomecista.

HOY LA TAREA ES MUCHO MÁS COMPLEJA Y DIFÍCIL
PERO NO IMPOSIBLE

Hoy con una dictadura mucho más refinada, con una cobertura seudo democrática, armada y delincuencial, con todas las instituciones a su servicio, aglutinadas en torno a la complicidad, la negociación, el miedo y la represión, la organización de ese colectivo es una tarea mucho más compleja y difícil. Pero no imposible.

LA VICTORIA SOBRE LOS PODEROSOS CORRESPONDE
AL COLECTIVO

La victoria sobre los poderosos es una tarea que corresponde a un colectivo. Y los sacrificados son tantos y de tantas  maneras, que están divididos, fraccionados, contrapuestos, para que la extinción y el exterminio sean a su vez más fácil de acometer.

MATERIAL COMBUSTIBLE INTERVENIDO ANTES DE ARDER

Y quienes como Pío se dejan sentir, por circunstancias de la historia, o de su propia conciencia son como esos poetas, hecho de un material tan combustible que los cercan dentro de los libros, los estudian como entomólogos, los diseccionan, pero rara vez llegan al estremecimiento que los produce y a las señales que dejan. Material combustible intervenido antes de arder.

EL MUNDO SIGUE DIRIGIDO POR LAS MINORÍAS QUE GARANTIZAN LA GOBALEXPLOTACIÓN PARA SU USO Y USUFRUCTO

De este modo,  mientras el mundo siga dirigido e impuesto por lo que hoy se ha convertido en la global explotación, esos sacrificados, los conocidos y los anónimos, siguen dando la medida de una esperanza que subsiste toda muerte.

NOS QUEDA LA TAREA DE ABRIR CAUCES

Nos queda, como miembros de un colectivo lacerado y vulnerado, abrir cauces, como Pío con sus pozos artesianos, en busca del agua que nutriera sus siembras en territorios secos y áridos. Nosotros debemos buscar un estado de conciencia que nos permita agruparnos, cohesionarnos en torno a la inmensa tarea que significa la construcción del porvenir de la libertad.

mery sananes

05 octubre 2016



No hay comentarios.: