miércoles, enero 02, 2019

LA TRAVESÍA DE LOS MILAGROS



De entonces a esta hora
tu risa configura en las ventiscas
de los días la ristra de milagros 
que acampan en nuestros 
amaneceres


Desde que insurgiste lluvia
cantarina sobre tiempos de
borrasca te tocó aprender
a medir la dimensión de las
sombras que secaban la gota
de rocío que aún llevas 
prendida de tu mirar



Sin querer romperte los sueños
que le bordamos a  tu genética de flor
quisimos mostrarte la herida que
permanentemente el hombre infringe
al hombre sin advertir que en tu
alegría no cabía sino la danza de
isadora mostrándole al mundo
cómo en sus alas se teje el porvenir




Y con ese equipaje frugal has andado
por los días con la inocencia del pájaro
la fragilidad del capullo y un azafate
de pan de avena que a todos derramas
como una inacabable ofrenda a la vida
sin que nada haya podido cambiar 
la ruta de tus resplandores





Y cuando en medio de los torbellinos
te tocó extenderte en la risa
de tus riachuelos sembraste en ellos
tu magia mayor y en cada uno hiciste
florecer tu brote de amor 
en aquel canto que les inventaste 
desde el madrigal de tu huerto
hasta los acordes que ahora le tejes 
desde tu campamento de jazmines 
y siemprevivas



Y aunque a veces el florilegio de tu alegría
y el arpegio de tu risa se haga astillas
sobre el espejo de los otros el despliegue
de tus alas es un horizonte habitado de
clavicordios acompañando la travesía de los
milagros que aún habrás de esparcir armada
sólo con el campanario insomne de tus latidos
vibrando por siempre en los días poblados
de alondras y colibríes


02 enero 2019


texto y fotos

mery sananes


Doménico Scarlatti

Sonata K1 para clavicordio
con Scott Ross



No hay comentarios.: